click to go to homepage
Champions League

El mejor momento de tu vida

Share With

Han pasado diez años desde que el Manchester United alzó el trofeo de la UEFA Champions League en una noche llena de dramatismo en Moscú. Aquí, Edwin van der Sar detalla el papel que desempeñó en el célebre triunfo en tanda de penaltis sobre el Chelsea...

«Te lanzas a la derecha.

Ves venir la pelota hacia ti.

Toca tus manos y se aleja.

Te quedas a solas dos, tres, cuatro segundos.

Después ves cómo los jugadores se aproximan.

Han pasado diez años desde Moscú, pero siguen siendo recuerdos mágicos.

Tuve una larga carrera y la gente siempre me habla de Moscú, pero eso no me molesta en lo absoluto. Fue un momento mágico para mí, para mi club, el Manchester United, para Holanda, para mis padres, para mi familia, mi esposa e hijos y, naturalmente, no me molesta en lo absoluto.

Si pienso en el pasado, preferiría haber jugado, en el fútbol europeo, contra equipos europeos, en lugar de haber disputado la final de la Champions League contra otro conjunto inglés. Desde luego, conocíamos al Chelsea. Siempre estábamos peleando entre nosotros el título de la Premier League, las copas de la FA y de la liga de Inglaterra. Por eso, todos los jugadores se conocían muy bien.

Quizás sea por eso que jugamos un partido más táctico, que terminó 1-1 después del tiempo extra. 

Pienso que ahora los ingleses no son tan buenos cobrando penales, e históricamente el Manchester United tampoco lo era. Los alemanes tienen una efectividad del 97 o 98 % en tanda de penaltis. Así que Michael Ballack fue el primero…

Anota.

«Ballack fue el primero… Anota».Vídeo

Pienso que el Chelsea me analizó detenidamente. Por lo general, yo estudio a los cobradores de los penaltis, pero el Chelsea realmente estudió mis hábitos, mis patrones, y pienso que lo hicieron realmente bien.

Juliano Belletti. 

Él apenas había entrado de cambio, solo para cobrar el penal, así que debe haberse sentido muy seguro de sí mismo.

Anota.

Frank Lampard.

Ya me había enfrentado a Frank un par de veces en penaltis. Al Chelsea siempre le regalaban penaltis contra nosotros, especialmente en Stamford Bridge. En la Charity Shield, al principio de la temporada, logré pararle un penalti, pero en la liga generalmente me vencía.

Lamentablemente, esta no fue la excepción.

«Ya me había enfrentado a Frank un par de veces».Vídeo

Ashley Cole.

Ese fue una gran decepción. Ese debió haber sido mi penalti. Él es defensa; lo debí haber parado.

«Debí haber parado el penalti de Cole»Vídeo

John Terry. Para la victoria.

La cancha estaba resbalosa. Me resbalé en el gol del Chelsea durante el partido, así que, claro, en el momento en que me lancé hacia la derecha vi que la pelota se dirigía hacia la izquierda. De reojo, alcancé a ver que la pelota rebotaba en el poste y se alejaba. 

¡Qué sensación! 

Muy bien, no van a salir bien librados. 

Este es nuestro partido, nuestro título. 

En ese momento, así lo sentí.

Por cierto, necesito aclarar algo. He mirado algunas imágenes en las que estoy parado sobre Terry después de su tiro fallido. Por lo general, soy un tipo gentil y esa imagen, de pie en frente de él, no soy yo.

«La cancha estaba resbalosa»Vídeo

En fin... Salomon Kalou.

Anota a mi izquierda. De nuevo.

Esa fue su estrategia... cobrar hacia la izquierda. Pienso que analizaron mis penaltis y quizá el 60-70 % de las veces me lanzaba a la derecha. Menos hacia la izquierda y me quedé en el centro un par de veces. Habían hecho un análisis minucioso, sí, pero ese fue también el momento crucial. Comencé a darme cuenta de que todas las pelotas iban hacia mi izquierda.

¿Por qué? 

Así que traté de trazar un pequeño plan para el séptimo penalti.

«Kalou anota a mi izquierda. De nuevo».Vídeo

«Tenía un plan para Anelka»Vídeo

Nicolas Anelka.

Por lo general, como era un delantero con una cuenta de 150-200 anotaciones, sabía muy bien que debía mantenerse calmado y relajado para anotar. Su pulso nunca se eleva. Pero creo que no se sentía seguro cuando tomó la pelota. 

Por suerte, pude hacer algunos movimientos. Reaccioné un poco a lo que había estado sucediendo. Señalé hacia la izquierda. 

Ya sé cuál es su juego.

Sé hacia dónde están tirando los penaltis, ¿hacia la izquierda? 

Afortunadamente, picó el anzuelo. 

Me lancé hacia la derecha. 

La pelota también llegó por la derecha.

Este no entró. Fue una parada sencilla. El balón se dirige hacia ti, en ese instante toca tus manos y se queda fuera.

Soy una persona bastante tranquila, pero me quedé ahí parado y los jugadores corrieron hacia mí. 

Pasé tres o cuatro segundos a solas, luego los vi venir y después...

¡zas!

Todo sucedió en ese momento.

Pienso que Ronny sufrió un colapso sobre el césped. Wazza tocó a un par de jugadores y después saltó sobre las vallas publicitarias. Los otros chicos estaban encima de mí. Todavía tengo algunas excelentes fotos con Fletcher, Carrick y Anderson.

Por supuesto, como portero haces paradas, sales jugando con la pelota desde atrás, atrapas un córner. Pero, ser como un delantero que anota en el último minuto o consigue el único gol del partido para ganarlo, eso es mucho más difícil. Para mí, ganar la Champions League con el United en Moscú, en el tiempo extra, después de los penaltis, fue fantástico.

Como es lógico, no lo hago cada semana y, para ser sincero, no muy seguido, pero siempre que miro el vídeo, me vuelvo a emocionar. 

Sí, este es el mejor momento de tu vida.

Palabras clave relacionadas