click to go to homepage
Manchester United

La crónica: United 0 West Brom 1

El Manchester United volvió a poner los pies en la tierra luego del dramático y fenomenal triunfo con remontada incluida en el derbi de Mánchester. Esta tarde, y de forma totalmente inesperada, sucumbió ante el West Bromwich Albion, colero de la liga, en el Old Trafford.

La jornada pasada, los hombres de José Mourinho habían retrasado la coronación del Manchester City como campeones de la Premier League 2017/18 en el Etihad Stadium, sin embargo, contra el Albion, quien está prácticamente descendido, le entregaron el título al City.

El Old Trafford quedó petrificado tras la sorpresiva y decepcionante derrota; hecho increíble después de la también sensacional y emocionante remontada en el derbi del fin de semana pasado. ¡Quién lo habría imaginado! Ese día, los Rojos pisaron hasta el fondo el acelerador en el segundo tiempo, en cambio, el día de hoy, iniciaron con una pasmosa lentitud contra el colero de la Premier League.

Incluso David de Gea se vio obligado a intervenir ya en estos primeros minutos de juego. En el minuto 11, Ander Herrera perdió la pelota y el Albion salió rápido al contragolpe, tras el cual Jake Livermore intentó vencer a De Gea con un disparo raso. No obstante, el español, como en infinidad de ocasiones anteriores, estuvo a la altura del disparo y se recostó sobre la izquierda para desviarla de su portería con la mano izquierda.

El United finalmente se acomodó y reclamó un penalti en el minuto 18, cuando Herrera aparentemente fue derribado por Craig Dawson. No convencieron al árbitro Paul Tierney, oficiando por primera vez en el Old Trafford, a pesar de que las repeticiones sugieren que Herrera tenía la razón.

Nuestro exarquero, Ben Foster, quien se fue al Albion en 2012, frustró dos buenísimos intentos del United en cuestión de unos cuantos segundos ¡sin nunca usar las manos! Su primer paradón fue con la cara, a tiro de Romelu Lukaku, y el segundo, a disparo de Alexis Sánchez, con la pierna izquierda. A continuación, de manera decepcionante, el acoso del United languideció, lo que le permitió recuperarse al West Brom.

En el minuto 42, la afición roja sufrió un tremendo susto. Tras un córner al segundo poste, Dawson estuvo a punto de desnivelar la balanza. Sin embargo, el ángulo estaba muy cerrado y decidió centrar de nuevo en lugar de probar suerte. El Stretford End volvió a respirar con alivio.
Durante el descanso, Mourinho desmanteló el conjunto que ganó el derbi la semana pasada: sacó a Ander Herrera y reforzó su fuerza ofensiva en el segundo tiempo enviando a Jesse Lingard a la refriega. El canje casi de inmediato cambia el rumbo del partido. En el minuto uno del tiempo complementario, en tanto que los visitantes se defendían con dientes y uñas, le bloquearon un cañonazo a Lingard, que pudo haber hecho la diferencia.

El ritmo seguía siendo lento para el estratega del United y, en el minuto 58, siguió desintegrando la formación del medio campo del derbi. Paul Pogba, quien anotó el célebre doblete en el Etihad, fue reemplazado por Anthony Martial.

El artillero rojo Lukaku, quien jugó una temporada en calidad de préstamo con el West Brom en 2012-13, estuvo a punto de abrir el marcador en el minuto 66, pero el arquero Foster frustró su testarazo a centro de Nemanja Matic, con una acrobática salvada al estilo De Gea y mantuvo la valla invicta.

Mourinho acababa de pedirle a Marcus Rashford que se preparara para ingresar al terreno de juego cuando el West Brom, de manera totalmente sorpresiva, tomó la ventaja. Matic estuvo implicado en una batalla aérea con Dawson en el segundo poste, peleando por un córner. El serbio, lamentablemente, mandó la pelota a la zona de peligro. Fue un regalo para Rodríguez, quien aprovechó la oportunidad y la incrustó en el fondo de la red.

Rashford finalmente entró por Ashley Young, y el equipo se dedicó desesperadamente, como lo ha hecho en múltiples ocasiones, a buscar la remontada. Sin embargo, esta vez, no hubo modo de revertir el resultado. Los Baggies aguantaron y consiguieron un inesperado primer triunfo liguero desde enero.
José Mourinho
LAS ALINEACIONES

United: De Gea; Valencia (C), Lindelöf, Smalling, Young (Rashford 75); Matic; Pogba (Martial 58); Herrera (Lingard 45); Mata; Alexis, Lukaku. 

Suplentes: J. Pereira, Jones, Rojo, McTominay.

Tarjeta amarilla: Pogba 

West Brom: Foster, Nyom, Dawson, Hegazi, Gibbs, Phillips (Krychowiak 77), Livermore, Brunt (Yacob 90), McClean, Rodríguez, Rondon (Sturridge 85).

Suplentes: Myhill, Gabr, Burke, Field.

Tarjeta amarilla: Nyom
TEMA DE DEBATE

El United deberá considerar la cita ante el Bournemouth como un buen partido de preparación para Wembley. La reputación de los Rojos de crecerse ante los equipos de grueso calibre, es incuestionable. Recientemente, le han ganado al Chelsea, al Liverpool y al City, lo que presagia un buen resultado en la semifinal de la FA Cup del próximo sábado en Wembley ante los Spurs. Es posible que el compromiso frente al Bournemouth tenga el aspecto de un duelo categoría B, pero el United no puede darse el lujo de confiarse y viajar a Londres el próximo fin de semana sin haber recuperado algo del ímpetu que traían antes de esta sorpresiva y decepcionante derrota.

¿QUÉ SIGUE PARA EL UNITED?

El miércoles, 18 de abril, el United viajará al Vitality Stadium en la costa sur para medirse al Bournemouth en la Premier League (partido reprogramado). El arranque será a las 19:45 BST (horario de verano británico).