click to go to homepage
United celebra

Rashford asegura la victoria sobre Liverpool

Marcus Rashford mostró su lado más letal y fue el as en la manga de Mourinho en la tremendamente emocionante victoria del Manchester United sobre el Liverpool en el Old Trafford.

Si bien el joven inglés firmó dos tantos en la electrizante primera mitad, los anfitriones tuvieron que aguantar un intento de remontada de los Merseysiders, favorecida por un autogol de Eric Bailly en el minuto 66.

La tenacidad de las casacas rojas ante el ataque del Liverpool y el gusto redescubierto por las mieles de la victoria ante grandes equipos (recordemos que el United se impuso al Chelsea en su último encuentro en casa) permitió al United sobrevivir un emocionante final y ampliar la brecha entre el segundo y el tercer lugar a cinco puntos antes de los demás partidos de la jornada de la Premier League.

Antes del tan esperado encuentro, existió gran controversia en torno a la táctica que emplearía Mourinho en esta ocasión. Muchos creyeron que la seguridad sería lo principal, pero la inclusión de Rashford en el once titular fue la primera indicación de que las predicciones habían estado lejos de dar en el blanco.

No pasó mucho tiempo para que el joven Rashford, en su regreso al cuadro inicial, demostrara que el United había venido bien preparado y estaba listo para quebrantar los cimientos del Liverpool.

Rashford no había iniciado ni un solo partido de la Premier League en el 2018. Su último encuentro como titular fue el 26 de diciembre frente el Burnley. Fue un golpe maestro de Mourinho regresarlo al once titular contra los pupilos de Jurgen Klopp. El joven de 20 años comenzó sacando fuego y anuló a su marcador Trent Alexander-Arnold durante los primeros 24 minutos con su devastadora actuación, que tuvo al Old Trafford saltando de alegría.

En el minuto 14, Romelu Lukaku mostró su gran olfato goleador al rematar de cabeza el saque de meta de David de Gea a los pies de Rashford. Rápido como el rayo, el joven originario de Mánchester le quebró la cintura a Alexander-Arnold y sacó un potente derechazo raso cruzado que venció al portero Loris Karius.

Fueron unos momentos verdaderamente electrizantes, y estos no cesaron, al contrario, se intensificaron.
Los anfitriones mantenían a raya al afamado trío del Liverpool formado por Sadio Mane, Mohamed Salah y Roberto Firmino, sin embargo, el defensa Virgil van Dijk hizo que los corazones se detuvieran un instante en el Stretford End, cuando casi iguala el marcador en el minuto 23. Si el defensa, comprado por 75 millones de libras esterlinas, hubiera conectado la pelota con la cabeza en vez de con el hombro, la historia podría haber sido totalmente diferente.

Pero mientras el Liverpool lamentaba el fallo, el United agravó su desgracia. Nuevamente, la tenacidad de Lukaku, quien siguió luchando por mantener viva una oportunidad, fue clave en la creación del siguiente tanto. La defensa le arrebató la pelota a Juan Mata, pero luego se la regaló a Rashford, quien, haciendo gala de sus excelentes reflejos, firmó el segundo gol de forma idéntica al primero.

Poco antes del descanso, las cosas mejoraron todavía más. Mata se abrió un espacio en el área del Liverpool y enganchó el centro de Alexis. El español estuvo a punto de repetir su gol de tijera de hace tres años, sin embargo, su intento se desvió y pasó angustiosamente cerca del poste.

Es muy posible que los jugadores del Liverpool hayan inhalado sales aromáticas en el medio tiempo porque, efectivamente, se recuperaron y comenzaron a dominar en los primeros minutos de la segunda mitad. Sin embargo, el United supo lidiar magistralmente con su juego de alto octanaje.

No obstante, pasando el minuto 66, los rivales derribaron la férrea defensa del United. Bailly le daba la espalda al arco cuando intentó despejar el centro de Mane, sin embargo, el marfileño no pudo conseguir el equilibrio adecuado o el pie correcto e incrustó la pelota en el fondo de su propia red.

Este desafortunado suceso desencadenó más presión por parte del equipo de Klopp, pero la defensa del United no cedió, aguantó con gran estoicismo y alta calidad. Y es precisamente por ello, que el día de hoy, David de Gea no tuvo que realizar una de sus milagrosas salvadas.

LAS ALINEACIONES


United: De Gea, Valencia (c), Bailly, Smalling, Young, Matic, McTominay, Mata (Lingard 88), Rashford (Fellaini 69), Alexis (Darmian 96), Lukaku.

Suplentes: Romero, Lindelof, Carrick, Shaw.

Tarjetas amarillas: Rashford, Valencia.

Liverpool: Karius, Alexander-Arnold (Wijnaldum 80), Lovren, Van Dijk, Robertson (Solanke 84), Can, Milner (c), Oxlaide-Chamberlain (Lallana 62) Mane, Salah, Firmino.

Suplentes: Mignolet, Gomez, Henderson, Matip.

Tarjeta amarilla: Oxlade-Chamberlain.