click to go to homepage
Harry Kane se enfrenta a Pogba y Valencia

La crónica: United 0 Spurs 3

El Manchester United cayó por 3-0 ante los Spurs en el Old Trafford, donde tres goles en la segunda parte dieron al traste con los prometedores primeros 45 minutos de los Rojos.

Los Spurs sobrevivieron a un gol cantado del United en la primera mitad, sin embargo, poco después del descanso, estos respondieron con dos goles en solo dos minutos, de la mano de Harry Kane y Lucas Moura. El vertiginoso doblete prácticamente aplastó el espíritu de los Rojos, y ya en la recta final del partido, Moura sumó su segundo gol de la tarde, sellando así una decepcionante y tristísima noche para el United.

El arranque había sido muy dinámico. El United parecía estar decidido a enviar el mensaje de que había escarmentado con la derrota 3-2 sufrida el domingo pasado ante el Brighton. Esta noche, la actitud de los Rojos era la adecuada: animada, decidida y segura.

Los Spurs habían llegado al Old Trafford con dos victorias en el bolsillo, una en el campo del Newcastle y otra, en casa, contra el Fulham. Sin embargo, era el equipo de Mauricio Pochettino el que parecía estar sufriendo los efectos de una derrota y no los Rojos. Los Spurs lucían nerviosos, desgastados y desubicados, ya que el United los neutralizó desde el principio con su vertiginoso ritmo.

La nueva defensa central de José Mourinho, compuesta por tres hombres, dio a los cinco jugadores de la media la oportunidad de ir al frente y atacar. Y ciertamente tuvieron llegadas de peligro. Nemanja Matic y Paul Pogba desempeñaron los papeles de guardia en la sala de máquinas, así que Fred disfrutó de gran libertad para arremeter contra los Spurs.
Fred.
Fred estuvo cerca de anotar a los 11 segundos de partido.
El brasileño se abrió paso en el área a los 11 segundos, pero no fue capaz de dirigir su disparo hacia el arco con el pie derecho. Ese sí que habría sido el comienzo perfecto.

La segunda oportunidad de anotar parecía no estar muy lejos, toda vez que los Rojos seguían impidiendo que se acomodaran los nerviosos Spurs. El lateral izquierdo Danny Rose lucía incómodo con la pelota e intentó retrasar a su portero Hugo Lloris.

Fue un terrible error que Romelu Lukaku trató de capitalizar a favor nuestro. El belga aparentemente ya había realizado el trabajo más difícil al interceptar el balón a pesar de los esfuerzos desesperados de Lloris por alcanzar antes el balón. Sin embargo, y pese a ser un gol cantado, Lukaku, tras driblar al arquero, mandó su disparo por un costado del segundo poste.

El comienzo fue frenético, ríspido, y tres jugadores −Lucas Moura, Ander Herrera y Harry Kane−, fueron amonestados por el árbitro Craig Pawson por haber cometido duras entradas.

El United definitivamente desplegaba un fútbol más vistoso. Lukaku tuvo dos ocasiones de oro más para adelantar de nuevo a los suyos, pero en ninguna de ellas logró concretar. El guardameta rival detuvo un disparo con efecto de Paul Pogba, antes de que los Spurs encontraran el ritmo. El equipo visitante envió algunas señales de peligro, sobre todo cuando Dele Alli despojó a Matic del balón, avanzó hacia la portería y jaló el gatillo, pero Chris Smalling hizo una barrida providencial para detener el disparo.

En el minuto 40, Christian Eriksen mandó un tiro que David de Gea paró, en su única intervención real del primer tiempo. Los Spurs se recuperaron en cierta medida, pero el United fue, por mucho, el mejor equipo en la primera parte.

Tras el descanso, la intensidad del United no cedió; Pogba soltó un cañonazo de larga distancia que pasó angustiosamente cerca del poste. Pero, como lo hemos dicho una y otra vez, lo que cuenta es poner la pelota en la red; si no lo haces, puedes pagar un precio muy alto. No podemos decir que hubiera claras señales de que la defensa del United sería desmantelada, sin embargo, eso fue precisamente lo que ocurrió y dos veces en solo dos minutos.

Pogba.
Los Spurs no habían anotado gol en sus últimas cuatro visitas al Old Trafford y no habían ganado ninguna, pero en el minuto 50, Kane abrió finalmente el marcador a su favor. El capitán de Inglaterra había pasado desapercibido casi todo el partido, pero de pronto, atrajo la atención de todo el mundo. Frente a la portería se elevó, superó a Jones y plantó un potente cabezazo que venció a De Gea.

El Manchester United apenas comenzaba a asimilar el golpe, cuando Eriksen encontró un hueco por la izquierda, burló a dos defensas y marcó el segundo de la noche. Los Spurs traían bien escondidos sus puñetazos asesinos, y el United no vio venir el golpe del nocaut.

José Mourinho intentó reparar el daño abandonando la línea defensiva de tres y cambiando a Alexis por Herrera. En el minuto 57, el estratega se vio obligado a realizar otro ajuste porque Jones salió cojeando del campo. El defensa fue reemplazado por Víctor Lindelöf, y, en el 60, Marouane Fellaini sustituyó a Matic.
Lucas Moura celebra el 2-0 del Tottenham
Lucas Moura celebra después de anotar el 2-0 del Tottenham.
El United había pasado de ser un equipo sólido en la retaguardia a ser un conjunto propenso a cometer errores. Incluso el suplente Lindelöf se dejó llevar por la emoción y en el minuto 65 le dio un débil pase a De Gea, que puso en peligro el arco. Alli parecía dispuesto a avergonzar al sueco, pero De Gea salvó a su compañero al detener el disparo del centrocampista de la selección inglesa.

La vitalidad de Alexis y la musculatura de Fellaini como suplentes no lograron iluminar al vacilante United, y la confianza que le habíamos visto en la primera parte, se desvaneció por completo. El pánico invadió a los delanteros, y los defensas sucumbieron a la presión y se volvieron vulnerables.

La fragilidad de la defensa volvió a quedar al descubierto en el minuto 84, cuando el velocísimo Moura superó a Lindelöf y le dio al United la tercera y última estocada.

Es cierto, fue una noche para el olvido en el Teatro de los Sueños, pero José Mourinho se quedó a aplaudir a los leales hinchas que hicieron todo lo posible por animar a su equipo en esta hora trágica.

LAS ALINEACIONES

United: De Gea, Valencia, Smalling, Jones (Lindelöf 57), Shaw, Matic (Fellaini 60), Fred, Pogba, Herrera (Alexis 55), Lingard, Lukaku

Suplentes: Grant, Young, Rashford, McTominay

Tarjetas amarillas: Herrera, Valencia

Spurs: Lloris, Trippier (Aurier 76), Alderweireld, Vertonghen, Rose (Davies 81), Dier, Dembele, Eriksen, Alli, Moura, Kane

Suplentes: Vorm, Sanchez, Winks, Lamela, Llorente

Tarjetas amarillas: Moura, Kane, Rose

Árbitro: Craig Pawson

Palabras clave relacionadas