click to go to homepage
Paul Pogba.

West Ham 3 United 1

La tarde de este sábado, el Manchester United cayó por tercera vez en la Premier League en lo que va de la temporada, después de que el West Ham United se erigiera como el cuadro más contundente frente al arco.

Un tanto de Felipe Anderson en el minuto cinco y un disparo desviado de Andriy Yarmolenko –que a la postre se registró como autogol de Victor Lindelöf–, les dieron la ventaja 2-0 a los Hammers antes del descanso.

Aunque el suplente Marcus Rashford descontó con un excelente gol de tacón que eclipsó el gol de Anderson, Marko Arnautovic restableció casi de inmediato la diferencia de dos goles y puso el doloroso 3-1 en el marcador final.

Tras el empate contra los Wolves del fin de semana pasado, José Mourinho hizo cuatro cambios en su once inicial, entre los que figuraba el primer inicio de Scott McTominay, de 21 años, de la temporada.

Al joven se unieron Ashley Young, que capitaneó el equipo, Nemanja Matic y Anthony Martial, quienes participaron en la eliminación del torneo de copa del martes pasado a manos del Derby County.

De los dos equipos, el West Ham inició jugando mejor. En los primeros minutos, Fabián Balbuena disparó a puerta, sin embargo, el remate de cabeza del paraguayo no logró incomodar a David de Gea, ya que se se perdió por un costado de la portería.

Felipe Anderson.
Felipe Anderson marcó el primer tanto del West Ham.
No obstante, algunos minutos más tarde, Anderson puso al West Ham al frente. Pablo Zabaleta superó la línea defensiva del United, y el ex-Manchester City mandó el centro que Anderson globeó para vencer a De Gea y darle la ventaja al conjunto de Manuel Pellegrini.

Fue un duro golpe para los hombres de Mourinho. Diez minutos más tarde, Marko Arnautovic estuvo cerca de doblar la ventaja de los anfitriones, pero De Gea salió rápidamente para ganarle la pelota al atlético austriaco.

El United, sin embargo, pronto comenzó a crecer en el juego y tuvo una gran oportunidad de igualar el marcador a la mitad del primer periodo. Un preciso centro encontró la cabeza de Romelu Lukaku, pero el potente remate del belga golpeó el poste.

Los anfitriones, no obstante, terminaron la primera parte de forma brillante y doblaron su ventaja a dos minutos del descanso. Andriy Yarmolenko se metió por el centro y disparó a portería, pero la trayectoria del tiro del ucraniano se modificó al golpear la espalda de Victor Lindelöf y De Gea no pudo hacer nada para impedir la anotación. La tarea de los Rojos se había vuelto titánica antes del descanso.
El West Ham estuvo a punto de convertir el tercero de la tarde en los primeros minutos de la segunda mitad. El córner de Ashley Young fue interceptado, y los Hammers se lanzaron al contraataque. Arnautovic lo intentó de primera intención, pero la pelota se fue por arriba del travesaño.

Mou no realizó ningún ajuste durante el descanso, pero mandó a Marcus Rashford a la cancha por Victor Lindelöf poco después del minuto 60. Los Rojos continuaban buscando un camino de vuelta al partido. Las filas de José casi lo encontraron cuando el testarazo de Fellaini, a centro de Young, puso a prueba al portero de los Hammers, Lukasz Fabianski.

Pese a que los visitantes continuaban presionando, el West Ham seguía representando un auténtico peligro en el contraataque, y los Rojos recibieron una nueva advertencia: Arnautovic estuvo angustiosamente cerca de marcar y darle la puntilla al United, aprovechando un pase filtrado de Anderson.
Anthony Martial.
Anthony Martial fabricó muchas de las mejores llegadas del United bajo el sol de Londres.
A veinte minutos del final, Mourinho hizo otros dos cambios: Mata y Fred entraron por Martial y Pogba. Segundos después de haber hecho las modificaciones, los Rojos encontraron una cuerda de salvamento. El córner de Luke Shaw desde la punta izquierda encontró a Marcus Rashford, quien saltó por los aires y, con un brillante taconcito, venció a Fabianski. El partido recobró vida.

Sin embargo, dos minutos después, la esperanza de una remontada se extinguió totalmente. El pase filtrado de Noble encontró a Arnautovic quien, en un mano a mano con De Gea, con toda tranquilidad incrustó el esférico en el fondo de la red.
LA INFORMACIÓN DEL PARTIDO

West Ham: Fabianski, Zabaleta, Balbuena, Diop, Masuaku, Rice, Obiang, Noble (c), Yarmolenko (Snodgrass 72), F. Anderson (Diangana 90+3), Arnautovic (Antonio 83).

Suplentes: Adrian, Ogbonna, Fredericks, Lucas.

United: De Gea; Young (c), Smalling, Lindelöf (Rashford 57), Shaw; Fellaini, Matic, McTominay; Pogba (Fred 70); Martial (Mata 71), Lukaku

Suplentes: Grant, Bailly, Darmian, Herrera.

Goles: West Ham - Anderson 5, Lindelof (autogol) 43, Arnautovic 74. United - Rashford 71.

Tarjeta amarilla:
Young.

Asistencia 56 938.
¿QUÉ SIGUE?

El martes próximo por la noche, los Rojos regresarán a la acción de la Champions League con un partido en casa frente al Valencia, que arrancará a las 20:00 BST (horario británico).

Palabras clave relacionadas