Solskjaer and Carrick

Una tarde diferente a las demás

El sábado, Manchester United extendió su invicto, revelando los frutos de un trabajo que empezó hace poco menos de un año.

Para los norteamericanos, el 4 de julio siempre es un día muy especial, ya que conmemora la firma de la Declaración de Independencia de 1776 en la cual proclamaron su separación formal del Imperio británico.

No obstante, esta fecha representa poco y nada en otras partes del mundo, donde no suele celebrarse ningún hecho en particular. Excepto que estemos en 2020…

Este año, la pandemia por COVID-19 cambió la rutina de todos casi por arte de magia. Sin embargo, Inglaterra ya empezó a volver a la “normalidad”, marcando la reapertura de los tan queridos pubs en la mañana del 4 de julio.

Para muchos, esta suerte de acontecimiento resultó algo banal, pero para los nativos se transformó en una ocasión casi tan especial como el Día de la Independencia estadounidense.

El hábito de reunirse con amigos, sentarse a tomar una cerveza y mirar un partido de fútbol en un bar de la zona es todo un ritual para los ingleses, que no distinguen género y edad a la hora de compartir con otros y vivir el deporte de la manera más clásica posible.

Como si fuera poco, esta jornada también fue bastante singular para los hinchas de Manchester United, que no solo volvieron a disfrutar de una holgada victoria por Premier League, sino que revalidaron su amor por un equipo que no los entusiasmaba tanto desde las épocas de Sir Alex Ferguson, donde todo era alegría y gloria.

Ante Bournemouth, los dirigidos por Ole Gunnar Solskjaer empezaron perdiendo por la mínima, pero lograron dar vuelta la historia con un carácter sumamente abrumador para sumar su tercer triunfo consecutivo por el campeonato local.

Video: United 5 Bournemouth 2Vídeo

Esta temporada, el rendimiento del plantel fue de menos a más, considerando los baches que tuvo que atravesar en algunos momentos de la campaña. De todas formas, tras varios meses de esfuerzo y trabajo, tanto el cuerpo técnico como los jugadores consiguieron que la máquina empiece a andar con liviandad, sumando resultados clave por todas las competiciones, y dándole a la gente una razón fuerte para volver a creer en un futuro mejor.

Aunque a muchos les cueste admitir que un entrenador “poco experimentado” como el noruego haya podido darle forma a este Manchester United, manteniendo las tradiciones del club y apreciando el potencial de los juveniles, la realidad siempre será una sola. Y, por fortuna, hoy está reflejando los frutos de la valentía de un DT, que nunca dudó en dejar todo por el escudo.

Nadie sabe qué sucederá en el futuro, así como todos desconocen qué ocurrirá con la pandemia y las visitas regulares a los pubs en Inglaterra, pero una cosa es segura: Ole y compañía le devolvieron la fe a muchos hinchas, marcando un antes y un después desde el retiro de Sir Alex.

Los títulos todavía no llegaron, pero puede que empiecen a hacerlo en muy poco tiempo.

Las opiniones expresadas en este artículo son de la autora y no necesariamente reflejan el punto de vista de Manchester United.

Recomendado:

Palabras clave relacionadas