click to go to homepage
Jugadores del Manchester United

Los ambientes que siempre recordaremos

El tema del 'U-N-I-T-E-D' –que captura la esencia de lo que significa apoyar al club más grande del mundo– continúa aquí con recuerdos personales de multitudes que todavía ponen la piel de gallina a los entonces asistentes, muchos años después de los partidos en cuestión.

Cuatro reporteros de ManUtd.com, que se han parado en las terrazas y sentado en las tribunas a lo largo de muchos años, evocan sus ambientes favoritos, pero vamos a comenzar con el recuerdo de una exleyenda del club, con el hombre que fue capitán de los Rojos en una noche que pasó a formar parte de la historia del Old Trafford...

BRYAN ROBSON – BARCELONA, LOCAL, 21 DE MARZO DE 1984

Nuestro triunfo 3-0 frente al Barcelona en la Copa de Europa de Campeones de Copa me dio la mejor noche de mi carrera, sin lugar a dudas. El ambiente era tan bueno que en cierto modo podías sentir temblar la cancha. Todos nos habían descartado luego del partido de ida, pero los goles no pudieron haber llegado en momento más oportuno, y los hinchas se portaron de manera increíble a lo largo de todo el encuentro. ¡Qué noche!
Vídeo
Manchester United

STEVE BARTRAM – LIVERPOOL, LOCAL, 16 DE MARZO DE 2014
Es cierto, esta derrota en casa a manos del Liverpool quizás sea el punto culminante de la desgraciada temporada 2013/14 y pertenezca al rincón más recóndito y oscuro de nuestros recuerdos, sin embargo, lo que no puede ser relegado al olvido es el apoyo incondicional de los hinchas del Old Trafford, que esa noche fue algo sin precedentes. El Liverpool goleaba al United y las esperanzas de finalizar siquiera en el sexto puesto se desvanecían... Aparentemente, los Merseysiders serían nuestros probables sucesores como campeones de la liga; sin embargo, el estadio entero, de pie durante todo el segundo tiempo, no cesaba de cantar «20 veces, 20 veces, Man United». Ante la más sombría de las perspectivas, el sentimiento de unidad emergía, inalterable, de las tribunas.

JOE GANLEY – BLACKBURN, VISITA, 14 DE MAYO DE 2011
El empate a uno en Blackburn en 2011 selló nuestro 19° campeonato de liga, superando el récord de 18 títulos del Liverpool. Pero ese sábado en Ewood Park se trató de mucho más que solo los Scousers [habitantes de Liverpool]. A lo largo de su larga historia, el United ha sabido sobrevivir en tiempos oscuros, recuperarse y volver a la senda del triunfo. La tragedia de Múnich es el ejemplo más claro. Y el círculo se cerró en Blackburn. Tras el partido, vi a hombres maduros, que nunca habían contemplado la posibilidad de ni siquiera acercarse a la marca de títulos del Liverpool, descorchando burbujeantes botellas de champaña en Fernhurst Street. En el interior del estadio, un niño de ocho o nueve años, hincha de los Rojos, me dijo que se volvería loco y que probablemente saltaría a mi espalda si Rooney convertía el penalti crucial. Durante todo el partido, la tribuna para hinchas visitantes había vociferado, orgullosa y emocional. MUFC tiene que ver con los buenos y los malos tiempos, con el pasado y el presente, todo a la vez. Y todo se conjugó de manera eufórica ese glorioso día.

Fans celebran el título 19
Los hinchas del United estaban eufóricos en Ewood Park en 2011, cuando los Rojos alcanzaron la cifra récord de 19 títulos.

PAUL DAVIES – MIDDLESBROUGH, LOCAL, 11 DE MARZO DE 1992
¡Cómo olvidar ese encuentro!, el gran ambiente que reinaba en la semifinal de la League Cup, frente al Middlesbrough en el Old Trafford en 1992. Esa noche, el marcador global estaba trabado en 1-1. Los tiempos extras pronto comenzarían y el Stretford End, en su última temporada como terraza, comenzó a aumentar los decibeles. Las voces del ejército rojo y blanco de Ferguson se volvían cada vez más fuertes. El estruendo duró al menos media hora y solo fue interrumpido por la algarabía que despertó el gol del triunfo de Ryan Giggs, en el primer minuto de la segunda mitad del tiempo extra. A lo largo de los años, el Stretford End ha sido testigo de muchísimos goles, pero esta fue una noche que nunca olvidaré.

United Review.
Parte de la portada del programa de la jornada, de una noche inolvidable en el Old Trafford.
CLIFF BUTLER – MILÁN, LOCAL, 15 DE MAYO DE 1969
Nunca en mi vida había visto algo parecido a la vuelta de la semifinal de la Copa de Europa de 1969, ante el Milán. El ambiente era increíble; es lo más cercano que he visto a la histeria de masas. El estruendo era increíble, y la parte posterior de mi cuello se erizó. De tanto gritar no podía mover la cabeza, y a todo el mundo le pasaba igual. La gente, que normalmente permanecía tranquila en sus asientos, pequeñas viejecitas, se paraban en ellos, gritando, era algo absolutamente asombroso. La mitad de ese partido sentimos que no estábamos en control de nosotros mismos.
George Best.
George Best consiguió la cita con el Milán al anotar un doblete en la ronda previa ante el Rapid Vienna.

LOS AMBIENTES FAVORITOS DE LOS HINCHAS

También seguidores de Twitter nos narraron historias de multitudes que en un momento dado alzaron sus voces con un sentimiento compartido de pasión y solidaridad...

Palabras clave relacionadas