click to go to homepage
Scott McTominay

McTominay expresa sus pensamientos

Scott McTominay ha explicado el motivo por el que es importante que un jugador joven salga de su caparazón y exprese sus pensamientos al ingresar en un vestuario lleno de experimentados internacionales.

El centrocampista irrumpió en el nivel más alto en el Manchester United y ha sido un hombre de confianza en algunos de los más recientes partidos destacados, en los que se ha granjeado la admiración del director técnico, José Mourinho. Scott se incorporó al club a los nueve años y considera que su educación en la Academia le ayudó a prepararse para dar el gran salto al primer equipo.

El respaldo del técnico ha sido fundamental para el futbolista de 21 años, quien fue llamado a la selección de Escocia por primera vez esta semana.

«Obviamente, una serie de distintos factores contribuyeron a mi desarrollo, pero el factor principal es José Mourinho», dijo.

«Ha depositado su fe en mí en partidos importantes y ha confiado en mí en las grandes citas. Debo darle todo el crédito. Si no fuera por él, no habría tenido la oportunidad de jugar y demostrarle a la gente que puedo convertirme en un jugador futuro del Manchester United. Espero poder devolverle el favor».
Luke Shaw y Scott McTominay en acción
Luke Shaw habló con gran entusiasmo sobre su joven colega.
Si bien es cierto que como joven no es fácil dejar una impronta en el grupo, el jugador de 21 años describió por qué ha sido capaz de asentarse en el equipo con tanto éxito.

Luke Shaw reveló recientemente que McTominay ha estado demostrando cualidades de liderazgo a pesar de su corta edad, y esto es claramente un atributo importante para cualquier jugador que opera en el centro del campo.

«Como mediocampista, en el corazón de la cancha, eso es lo que quieres ser», agregó McTominay. «Quieres ser el jugador que ayuda a los demás miembros del equipo y que, con suerte, ayuda a que el equipo progrese.

«No debes avergonzarte de decirle a un jugador más veterano qué hacer. Si crees que eso es lo que debería estar haciendo, díselo. Y, si no lo hace, entonces habla con él al término del partido, de forma que exista un respeto mutuo que permanezca aun fuera de la cancha; cuando estás dentro, lo das todo por el equipo.

«Los jugadores jóvenes no son tímidos y no les preocupa decir lo que piensan. Es en beneficio del equipo».