click to go to homepage
Romelu Lukaku

La crónica: Manchester United 2 Chelsea 1

Share With

La facilidad que tiene Jesse Lingard para marcar la diferencia en las grandes ocasiones, hizo que la balanza se inclinara hacia el Manchester United en el duelo contra los campeones defensores del Chelsea y, además, les permitió a los Rojos recuperar el segundo lugar de la clasificación de la Premier League.

En el minuto 75, el núm. 14 de los Rojos anotó de cabeza el gol decisivo en el Old Trafford, a centro de Romelu Lukaku, quien antes había igualado el primer tanto del Chelsea, obra de Willian, y había puesto el 1-1 en el marcador antes del descanso. Fue un enorme acierto de José Mourinho introducir a Lingard, autor de los goles finales del United en la FA Cup y la EFL Cup, y el día de hoy, el suplente volvió a saborear la gloria doce minutos después de haber entrado de cambio.

El United corría el riesgo de que el equipo de Antonio Conte los empatara en la tabla y complicara la lucha por uno de los codiciados cuatro primeros lugares de la clasificación. Pero, en lugar de eso, los Rojos lucharon a capa y espada después de haber concedido un gol y, a fin de cuentas, se restableció la situación que durante tanto tiempo había reinado en la liga.

La actividad de la Champions League reanudó para ambos clubs a media semana tras el receso de invierno: el United se enfrentó al Sevilla veinticuatro horas después de que el Chelsea empatara con el poderoso Barcelona en Stamford Bridge. En los primeros minutos del partido, fue evidente que los de Conte habían tenido más tiempo para prepararse y que le habían dedicado menos tiempo a los viajes, ya que dominaron en la posesión y los Rojos tuvieron problemas para meterse en el partido.

En el minuto 4 se registró la primera llegada de peligro y el primer susto, cuando Álvaro Morata golpeó el travesaño de David de Gea con un remate de volea a centro de Alonso. De Gea, quien fue el héroe la noche del miércoles en el empate a cero del United en el Estadio Ramón Sánchez-Pizjuán, tuvo que intervenir en el rebote para desviar por arriba del larguero el disparo de Eden Hazard.

Los Rojos continuaron luchando arduamente y, cuando finalmente lograron recuperar algo del control, los campeones de la Premier League golpearon sin piedad al United en un contraataque. En el minuto 31, tras una llegada de los anfitriones, Willian recuperó la pelota en los linderos de su propia área y condujo el esférico a gran velocidad.

El brasileño rápidamente cedió el balón a Hazard y, en la devolución, venció a De Gea con un disparo raso con la diestra.

Al United se le estaba dificultando llegar al área penal y disparar a puerta, pero no cesó en el intento y finalmente recibió su recompensa. Lukaku vio llegar una clara oportunidad y la aprovechó en el minuto 39.

El delantero belga se combinó hábilmente con Nemanja Matic, quien le pasó la pelota a Alexis. El trazo del chileno encontró a Anthony Martial. El francés centró para Lukaku, quien solamente tuvo que empujar el esférico con toda calma al fondo de la red.

Con este suman ya 100 goles en el Old Trafford bajo la batuta de José Mourinho, y fue el cuarto tanto de Lukaku en febrero. La diana no pudo haber sido más oportuna para animar a la afición después de los difíciles primeros 45 minutos.
A pesar del aliciente del gol del empate, la segunda mitad fue casi una réplica de la primera. El Chelsea llegaba con más peligro. Los Rojos hacían esfuerzos por contener a Hazard y a Willian. Este último se lanzó en una vertiginosa carrera en el minuto 49, que terminó con el bloqueo de un venenoso disparo de Morata. 

Hubo un momento en que todos contuvieron el aliento. De Gea soltó un disparo de larga distancia de Danny Drinkwater y la pelota quedó a la deriva, pero el United despejó de inmediato apagando el peligro. En el minuto 63, Mourinho hizo su primer cambio. No había sido una tarde productiva para Martial, y Lingard sustituyó al francés.

Los Rojos comenzaron a brillar más, y el anotador Lukaku estuvo a una nada de adelantar al United en el minuto 67 con una jugada espectacular. De manera acrobática intentó una media tijera de zurda con dirección al Stretford End que obligó a Thibaut Courtois a mandar el balón con la punta de los dedos por encima del travesaño.

El cambio que había hecho Mourinho rindió dividendos. Sin embargo, en el minuto 75, Lukaku volvió a jugar un papel protagónico en la creación del segundo y decisivo gol. Centró por arriba del defensa Andreas Christensen para Lingard, quien irrumpió en el área para incrustar, con la testa, la pelota en el fondo de la red.

Fue una soberbia remontada de los Rojos que seguramente será un gran aliciente para seguir adelante a toda máquina en este «increíble» mes que Mourinho predijo.
LAS ALINEACIONES

United:
De Gea; Valencia (c), Lindelöf, Smalling, Young; McTominay, Matic, Pogba; Alexis (Bailly 81), Lukaku, Martial (Lingard 64).
Suplentes: J Pereira, Shaw, Carrick, Mata, Rashford.
Tarjetas amarillas: Valencia, Matic.

Chelsea: Courtois; Azpilicueta (c), Christensen, Rudiger; Moses (Giroud 78), Drinkwater (Fábregas 81), Kante, Alonso; Willian, Morata, Hazard (Pedro 73).
Suplentes: Caballero, Cahill, Zappacosta, Emerson.
Tarjetas amarillas: Kante, Morata.
TEMAS DE DEBATE

McTominay demostró su valía
A Scott McTominay le tocó desempeñar el rol de Ander Herrera, que consiste en mantener a raya al impredecible creativo del Chelsea, Eden Hazard. Tarea harto difícil incluso para un jugador de amplia experiencia. El belga no se estuvo quieto ni un momento, pero McTominay, de 21 años, devolvió la fe que Mourinho depositó en él y nunca le permitió a Hazard salirse con la suya. El hecho de que Conte sacara a su núm.10 de la cancha en el minuto 73 lo dijo todo.

Lukaku es un consumado delantero
Romelu –por quien el United pagó 75 millones de libras esterlinas– anota los goles, pero además desempeña a perfección la función de desequilibrador frente al arco. El imponente belga hace lo que quiere con los defensas y aguanta la pelota de manera soberbia. Asimismo, el que haya firmado el gol del empate demostró que no es un simple proveedor de pelotas. Recordemos que fue su asistencia la que le permitió a Lingard marcar el gol del triunfo. En cambio, el sonado fichaje de verano del Chelsea, Álvaro Morata, no convenció y les quedó a deber a los seguidores que los acompañaron al Teatro de los Sueños.

El United frena la carrera del Chelsea por uno de los primeros cuatro lugares

Tras las victorias de los Spurs y del Liverpool el fin de semana pasado, la batalla por los puestos de Champions League se había vuelto mucho más intensa. Si el Chelsea hubiera ganado en el Old Trafford, habría empatado al United a 56 puntos y la lucha habría continuado. Sin embargo, el triunfo les permitió a los Rojos recuperar el segundo lugar de la tabla a costa del Liverpool y colocarse a seis puntos de los Azules.