click to go to homepage
El accidente aéreo de Múnich

El día más sombrío en la historia del United

Toda persona vinculada al Manchester United recordará por siempre esta fatídica fecha: 6 de febrero de 1958.

El 6 de febrero de 1958, el día más sombrío de la historia del United, veintitrés personas –incluyendo ocho jugadores y tres miembros del personal del club– perdieron la vida en el accidente aéreo de Múnich. 

El equipo volvía a casa después de haber disputado un encuentro de la Copa Europea contra el Red Star de Belgrado. El avión aterrizó en Alemania para cargar combustible. Los primeros dos intentos de despegue del aeropuerto de Munich fallaron, al tercero, la aeronave se estrelló.

Veintiún pasajeros a bordo murieron instantáneamente. El capitán del avión, Kenneth Rayment, murió unas semanas después debido a las heridas sufridas, y Duncan Edwards, una de las ocho víctimas del equipo, falleció 15 días después del accidente. La tragedia quedó grabada de manera indeleble en la historia del United. Afortunadamente, Sir Matt Busby se recuperó de sus heridas y construyó otro gran equipo, que ganaría la Copa Europea 10 años después.

Roger Byrne (28), Eddie Colman (21), Mark Jones (24), David Pegg (22), Tommy Taylor (26), Geoff Bent (25), Liam Whelan (22) y Duncan Edwards (21) fallecieron, además del secretario del club, Walter Crickmer, y los entrenadores Tom Curry y Bert Whalley. 

Asimismo, ocho periodistas perdieron la vida: Alf Clarke, Tom Jackson, Don Davies, George Fellows, Archie Ledbrook, Eric Thompson, Henry Rose y Frank Swift; este último había sido jugador del equipo del Manchester City. El capitán del avión, Ken Rayment, pereció en el accidente, al igual que Willie Satinoff, amigo de Sir Matt. Otras víctimas fueron el agente de viajes Bela Miklos y el tripulante Tom Cable.

A pesar del paso de los años, nunca los olvidaremos.

Palabras clave relacionadas