Peter Schmeichel, Ole Gunnar Solskjaer y Ronny Johnsen.

Ole, motivadísimo tras el Partido Conmemorativo del Triplete

Ole Gunnar Solskjaer reconoció que tiene más ganas que nunca de crear momentos especiales como técnico del Manchester United tras volver a vestir de corto en el Partido Conmemorativo del Triplete ante el Bayern Munich.

El DT de los Reds reemplazó a Andy Cole dentro del primer minuto del amistoso y, tal como lo hizo hace 20 años en el Camp Nou, encontró el fondo del arco con un remate a bocajarro - esta vez abriendo la cuenta a pase de Jesper Blomqvist. El conjunto de Sir Alex Ferguson terminó goleando 5-0 en el evento organizado para generar fondos para la Fundación Manchester United.

Si bien el resultado era secundario, tanto los jugadores como los 61.175 aficionados presentes en Old Trafford querían disfrutar de un gran espectáculo futbolístico.

“Fue muy divertido”, dijo Solskjaer en declaraciones a MUTV. “El solo hecho de ver a los antiguos compañeros en el vestuario, antes y después [del partido]… fue fantástico”.

“Creo que todos lo disfrutaron, más encima porque ganamos. Fue un partido competitivo, había que ganar y hubo algunas entradas fuertes. Creo que todos quedaron felices… ver a todos pasándole bien - de eso se trata este club: jugar al fútbol frente a una afición increíble y maravillosa”.

“Nuevamente debo agradecer a los aficionados por apoyarnos. El dinero será bien gastado. Creo que todos saben lo que significa jugar para el Manchester United y este partido, para todos, era mucho más importante que solo venir y participar. Fue una parte tan importante de nuestras vidas”.

“Tenemos un gran trabajo por delante para volver a tener este tipo de momentos. Queremos tener momentos para celebrar, y eso es lo que estamos tratando de hacer”.

Recomendado: