Newcastle vs. United

Golpe duro pero reversible

Manchester United amplío su racha negativa en condición de visitante tras perder por la mínima ante Newcastle en St James’ Park.

Bajo un cielo nublado pero ciertamente iluminado por los cánticos de los hinchas visitantes, que una vez más se hicieron escuchar en un estadio adverso, Newcastle y Manchester United salieron a la cancha con un único objetivo: la victoria. Pero el presente de ambos jugaría un papel clave en la búsqueda de esta meta, ya que la presión de hacerse con la misma los llevaría a desplegar un fútbol intermitente y poco efectivo.
Rashford
Marcus Rashford luchando por imponerse en ataque ante Newcastle en St James's Park.

En el primer tiempo, los locales arrancaron con todo, exponiendo un ataque sumamente vertical y peligroso. De todas formas, la falta de consistencia los obligó a retirarse del campo rival de forma indirecta para empezar a compartir terreno en el mediocampo.

Por su parte, los de Ole Gunnar Solskjaer se hicieron dueños de la posesión pero no del partido, ya que solo completaron dos tiros al arco durante este segmento del encuentro.

Sin dudas, la más clara fue de Matthew Longstaff, que se las ingenió para sacar un fortísimo remate desde afuera del área que terminó estrellándose en el travesaño del arco defendido por David De Gea. Un aviso que más tarde se convertiría en algo más.

El complemento agilizó la marcha para ambos equipos, que se vieron obligados a interferir con más herramientas pero, sobre todo, con más precisión.

Sin embargo, el nerviosismo lógico de los Red Devils los condujo por un camino equívoco, donde la incertidumbre del momento se adueñó de su capacidad de jugar a la pelota. Los mediocampistas no lograron armarse de ideas para alimentar a un Marcus Rashford solitario, que no pudo completar ni siquiera una ocasión de peligro, mientras que los delanteros no tuvieron más remedio que empezar a bajar para recibir el balón.

Newcastle, en cambio, se dedicó a molestar al rival tras percibir su notable preocupación, por lo que se paró para salir de contraataque con Miguel Almirón, uno de los jugadores más rápidos de la cancha.

Su marcado estilo influyó directamente en el partido cuando tan solo restaban 20 minutos para el final, donde Longstaff, que ya había puesto en alerta a los defensores de Manchester United, conectó una pelota rasante que dejó a De Gea prácticamente sin chances de responder, marcando así el 1-0 a favor de su equipo. Indudablemente, un golpe que dejó nocaut a los visitantes, que a pesar de contar con tiempo suficiente para revertir la situación, no pudieron hacer más que presenciar su propia derrota.

Ole
Ole Gunnar Solskjaer agradeció el apoyo de los hinchas tras el pitazo final.

Los de Solskjaer sumaron su tercera caída en lo que va de la temporada, sembrando una sensación de inseguridad entre muchos que ya empezaron a pedir la cabeza del hombre a cargo, una supuesta solución que no haría más que acrecentar los problemas que el plantel tiene hoy en día.

De todas formas, el DT volvió a dejar en claro su postura para el futuro: “Si uno solo se dedica a caminar en días soleados, nunca va a llegar a destino. Estamos trabajando para llegar hacia donde realmente queremos estar”.

Vídeo
Man Utd
Reviví lo mejor de Newcastle 1-0 Manchester United.

Manchester United necesita más apoyo que nunca, tal y como el que recibió cuando tuvo que pelearla desde abajo tras la partida de Sir Matt Busby, una época que se asemeja a la que el club empezó a transitar luego de la salida de Sir Alex Ferguson. Porque lo importante es estar por el amor, no por la gloria.

Las opiniones expresadas en este artículo son de la autora y no necesariamente reflejan el punto de vista de Manchester United.

Recomendado:

Palabras clave relacionadas