OGS

Una transición segura, pero cautelosa

Esta temporada, el equipo entró en un verdadero proceso de metamorfosis de la mano de Ole Gunnar Solskjaer.

Manchester United perdió el rumbo tras la salida de Sir Alex Ferguson, un entrenador que tomó el mando en 1986 y supo navegar por los caminos correctos hasta hallar la gloria eterna, incluso en 2013.

La ausencia de su figura dejó prácticamente desamparado a un plantel que no solo se había acostumbrado al éxito, sino que estaba a un paso de vivir un recambio drástico por una cuestión generacional obvia, especialmente en defensa.

Sin Rio Ferdinand, Nemanja Vidić y Patrice Evra, el equipo tuvo que subsistir en base a proyectos poco sólidos, que rara vez entusiasmaron a los hinchas pese a las incorporaciones fugaces que tuvieron lugar en los últimos años.

56566
Manchester United salió campeón de la Premier League por última vez en 2013.

Afortunadamente, la vuelta de Solskjaer, ahora en su faceta como DT, no tardó en generar un impacto directo sobre el club, teniendo en cuenta la racha que cosechó entre fines de diciembre y mediados de febrero de 2019, cuando todavía era interino.

Dejando de lado los altibajos que sufrió sobre el cierre de aquella temporada, su buena predisposición lo impulsó a armar una transición segura, pero cautelosa en el verano, donde incorporó a Daniel James, Aaron Wan-Bissaka y Harry Maguire para arrancar el campeonato con todo y devolverle al equipo la identidad que había perdido tras el retiro de Sir Alex.

En su afán por estar a la altura, Ole no solo mejoró a jugadores como Luke Shaw, Fred, Nemanja Matić, Anthony Martial y Marcus Rashford, sino que les dio una oportunidad de oro a juveniles como Brandon Williams y Mason Greenwood, siguiendo al pie de la letra las tradiciones de la institución.

¿Cómo no enamorarse de un entrenador que verdaderamente valora cada una de estas cuestiones? Porque son las mismas que implementó Sir Matt Busby en los 50.

Como si fuera poco, el noruego, que sabía de la necesidad de reclutar un mediocampista pícaro y talentoso, no dio el brazo a torcer y fichó a Bruno Fernandes sobre el cierre del mercado de pases de invierno. Asimismo, trajo a préstamo a Odion Ighalo para cubrir la baja de Rashford y darle descanso al resto de sus delanteros. Indudablemente, dos movidas magistrales, que rindieron sus frutos tras el break.

8990
Luke Shaw: "Ole se convirtió en uno de los responsables de las mejoras que se produjeron recientemente".

Aunque estas parezcan las palabras de una simple, pero fiel devota, Solskjaer también recibió elogios por parte de sus propios dirigidos, que nunca cuestionaron sus intenciones y lo respaldaron en todo momento.

En una publicación muy personal, Shaw escribió: “Hace tiempo que siento que este conjunto de jugadores es muy especial. He vivido muchos cambios desde que llegué al club, y debo decir que Ole se convirtió en uno de los responsables de las mejoras que se produjeron recientemente”.

“Cuando asumió como DT, sabía lo que necesitábamos y qué tenía que cambiar para que la historia tomara un rumbo diferente. Incorporó futbolistas que no solo son buenos en su labor, sino que también son grandes personas. Se integraron al plantel muy rápido y le brindaron un toque extra de energía al grupo”, agregó.

Por fortuna, los aplausos terminaron resonando más que las críticas, y el entrenador llegó a mediados de marzo con una imagen positiva en aumento, un invicto de 11 partidos y varios resultados clave en el bolsillo, incluyendo nada más ni nada menos que tres triunfos ante Manchester City.

El proyecto de aquel recordado número 20 recién está comenzando, pero el futuro pinta más que bien a su lado.

Las opiniones expresadas en este artículo son de la autora y no necesariamente reflejan el punto de vista de Manchester United.

Recomendado:

Palabras clave relacionadas