Bruno

Empate con sabor a poco

sábado 26 diciembre 2020 16:02

Manchester United no estuvo fino en defensa y dejó pasar una linda chance de cara al cierre del año.

Los dirigidos por Ole Gunnar Solskjaer, que vienen de clasificar a semis de la Copa de la Liga, no tardaron en armarse por Premier League.

Pese a haber perdido un partido insólito ante Arsenal en noviembre, la magia de Bruno Fernandes y las fugaces apariciones de Edinson Cavani les dieron una solidez notable en ataque, que los llevaría a ganar seis de los últimos siete encuentros, mejorando su lugar en la tabla de posiciones del campeonato local.

Por eso, si esta mañana se imponían ante Leicester City en el King Power Stadium, podían quedar segundos en soledad, pisándole los tobillos al líder en un momento sumamente interesante de la temporada.

Lamentablemente, las cosas no se dieron según lo planeado, sobre todo en defensa, y los hombres de Brendan Rodgers terminaron rescatando un inesperado empate cuando solo restaban cinco minutos para el pitazo final.

Sin dudas, Harry Maguire y compañía cometieron errores evitables, que facilitaron el trabajo de los atacantes rivales, pero Harvey Barnes y Jamie Vardy complicaron a los de atrás en varias oportunidades.

Con Aaron Wan-Bissaka al margen por lesión, Victor Lindelöf tuvo que improvisar por derecha, cediéndole su lugar al marfileño Eric Bailly, que pasó a integrar la zaga central junto al capitán. Para colmo, el sueco no pudo completar los 90 minutos y debió ser reemplazado por Axel Tuanzebe, autor del 2-2 en contra.

Evidentemente, la falta de equilibrio entre defensa y ataque le jugó una mala pasada a Manchester United, que perdió la ventaja en dos ocasiones diferentes y terminó cediendo puntos clave.

A pesar de todo, Marcus Rashford, Fernandes y Cavani volvieron a manejar los hilos en ofensiva, dejando en claro que este equipo puede convertirse en una amenaza para cualquiera, siempre y cuando se lo proponga.

Pese a haber ingresado desde el banco, Edinson Cavani fue clave en el empate de hoy.

Con poco tiempo para reflexionar sobre lo ocurrido esta mañana, los muchachos deben dar vuelta la página lo más pronto posible para enfocarse en el partido del próximo martes ante Wolverhampton Wanderers en Old Trafford, que le pondrá un cierre a un 2020 futbolísticamente extraño, pero interesante.

Las opiniones expresadas en este artículo son de la autora y no necesariamente reflejan el punto de vista de Manchester United.

Recomendado:

Palabras clave relacionadas