46678

Dejaron todo, pero no alcanzó

Manchester United le ganó 1-0 a Manchester City, pero no logró revertir el resultado de la ida y se quedó afuera de la Carabao Cup.

Los dirigidos por Ole Gunnar Solskjaer sabían que tenían que encarar el clásico con la frente en alto pese al 3-1 en Old Trafford, ya que todavía contaban con chances de sorprender al rival y clasificar a la final en Wembley. Sin embargo, los locales no les facilitarían la tarea en absoluto…
546788
Jesse Lingard en acción ante Manchester City.

En el arranque, Manchester United hizo lo posible para dominar la pelota, pero sin arriesgar demasiado tanto en mitad de cancha como atrás. Por lo tanto, los chicos optaron por mantenerse ordenados en defensa y salir de contraataque o por abajo para encontrar a los delanteros mejor ubicados.

Manchester City, en cambio, no tardó en complicar a David De Gea con dos o tres llegadas muy peligrosas, que podrían haberlo puesto en ventaja antes del primer cuarto de hora.

A pesar de esto, el empuje del conjunto visitante rindió sus frutos a los 35 minutos, cuando Nemanja Matić pescó un balón complicado sobre el sector derecho del área rival y se la mandó a guardar a Claudio Bravo con un remate bárbaro de zurda. Sin dudas, un gol que desató la locura de todos los hinchas presentes.

Pese a que los Red Devils no hayan hecho demasiado mérito para llegar al 1-0, el equipo sabía que tenía que aprovechar cada oportunidad y lo hizo. Se paró para la contra y se expuso a cometer errores en el fondo con el afán de salir jugando y complicar al adversario. Desde luego, una tarea titánica

En el complemento, los de Pep Guardiola intentaron desplegar toda su artillería de la mano de Raheem Sterling y Sergio Agüero, pero la firmeza del capitán Harry Maguire y Victor Lindelöf rara vez les permitió molestar al arquero.

El paso de los minutos puso impaciente al público local, que empezó a dibujar murmullos debido a lo que estaba ocurriendo en el campo de juego. Sin embargo, en la otra esquina se estaba viviendo una historia completamente diferente…

Los hinchas no dudaron en hacerse escuchar durante todo el partido, donde cantaron varios temas clásicos de su repertorio en señal de apoyo al equipo y al director técnico. Indudablemente, una demostración de amor puro, que dejó en claro que no hay actualidad o mal momento que impida que una persona exprese su afecto por el club que tantas alegrías le dio.

Desafortunadamente, las cosas se complicaron para Manchester United a falta de 15 minutos para el final, cuando Matić fue expulsado por doble amarilla. Esta situación, que dejó con un hombre menos a los de Solskjaer, complicó la tarea aún más, por lo que resultó casi imposible que algún jugador generara una chance de peligro por sí solo.

5677888
Nemanja Matić tuvo un gran partido pese a la expulsión.

Tras el pitazo final, los chicos terminaron agotados y frustrados por no haber podido llegar al objetivo. De todas formas, una vez que pasen por la locura del post-partido se van a dar cuenta que lograron un buen triunfo, teniendo en cuentas las circunstancias del día a día.

La ausencia de futbolistas clave como Scott McTominay, Paul Pogba y Marcus Rashford le quitó a este grupo una posibilidad más concreta de volver a meter dos goles en el Etihad, tal y como sucedió a principios de diciembre. A pesar de todo, los muchachos tuvieron una gran presentación, ya que se marcharon con el arco en cero y demostraron una firmeza defensiva bastante interesante de cara al futuro.

Está bien, se quedaron afuera. Pero dejaron cuerpo y alma en la cancha como todo jugador de Manchester United debería hacer. Ciertamente, una actuación que tendría que enorgullecer a muchos.

Las opiniones expresadas en este artículo son de la autora y no necesariamente reflejan el punto de vista de Manchester United.

Recomendado:

Palabras clave relacionadas