Patrice Evra y Cristiano Ronaldo

Los fuertes lazos entre Manchester United y Real Madrid

Además de ser discutiblemente los dos clubes de fútbol más grandes del fútbol, Manchester United y Real Madrid tienen otra cosa en común: una estrecha amistad de más de 60 años que se consolidó tras la tragedia de Munich.

De hecho, el conjunto español fue determinante en la reconstrucción de los Reds en aquella época, al organizar una serie de amistosos benéficos. Cuando Real Madrid quedó emparejado con United en las semifinales de la Copa de Europa de 1968, el entonces presidente merengue Santiago Bernabéu expresó su admiración por su rival.

“Quiero que Manchester United sea recibido y tratado con respeto como uno de los clubes más grandes del mundo”, dijo en un discurso celebrando un nuevo título de liga. “Han sido amigos nuestros durante años, nada puede salir mal. Si Manchester United nos derrota el miércoles en la Copa de Europa, habremos perdido ante un gran equipo. Nos hemos enfrentado en muchas ocasiones y ya es hora de que se les mejore la suerte”.

El “Padre del Real Madrid” guardaba un especial respeto por un adversario que se topó por primera vez con los blancos por primera vez en 1957, en una vibrante semifinal de Copa europea. Los “Babes” de Sir Matt Busby, con una edad promedia de 21 años, dejaron una gran impresión en el mandamás merengue.

Esta cercanía futbolística se fortaleció aún más el 6 de febrero de 1958, día del Desastre Aéreo de Munich que dejó 23 muertos - incluyendo ocho jugadores y tres miembros del staff del United.

Partido Clásico: United 1 Real Madrid 0Vídeo

Alfredo Di Stéfano, leyenda del Madrid y uno de los mejores futbolistas de todos los tiempos, recordó la tragedia de esta manera: “Mi corazón se llenó de tristeza. Sentí que había perdido a muchos, muchos amigos. Pero yo estaba más triste por el fútbol... es que este equipo de Manchester United era la magnificencia misma. Contaba con algunos de los mejores jugadores del mundo”.

Los sobrevivientes del accidente fueron ofrecidos vacaciones gratis en España, y varios jugadores aceptaron esta generosa oferta con gratitud. Pero, más allá de este gesto amable, Real Madrid ayudó en la reconstrucción del United de la mejor forma posible: ofreciéndose para una serie de partidos amistosos. Busby admiraba al campeón europeo más que cualquier otro equipo, con figuras de la talla de Ferenc Puskas, La Saeta Rubia y Paco Gento, y quería que sus jugadores jóvenes se enfrentaran a los mejores rivales posibles.

El legendario ex DT de los Reds viajó a Madrid en 1959 para convencer al Real a visitar Old Trafford, pero le informaron que costaría £12,000 - una cifra enorme en esos días - organizar el encuentro. Él argumentó que Munich no sólo había devastado al United físicamente, sino también económicamente y pidió una consideración especial. Bernabéu respondió, “Debemos tratar al Manchester United con generosidad”.

En un gran gesto de solidaridad, el Real acordó visitar al United por la mitad del costo que normalmente cobraba. En total, los Reds jugaron cinco amistosos contra Madrid entre 1959 y 1962, durante una etapa crucial en la reconstrucción de Busby. Cada partido cumplió con las altas expectativas futbolísticas, con los jóvenes Reds jugando de tú a tú con su rival de peso.

El primer partido fue transmitido en vivo por la televisión desde Old Trafford el 1 de octubre de 1959, cuando el United atravesaba un muy mal momento en la liga. A primera vista, el 6-1 a favor del Madrid da para pensar que los hombres de Busby fueron humillados, pero el marcador final no cuenta toda la historia. En realidad, fue una noche para el recuerdo, con los dueños de casa realizando el pasillo de honor al cuadro español, que también recibió una ovación del público local. Además, el director deportivo del Real calificó a Bobby Charlton como un futbolista “de clase mundial en cualquier país, en cualquier lugar”.

Ambos equipos volvieron a verse las caras un mes después en la capital española, y esta vez el United dio la gran pelea en una verdadera fiesta de goles que terminó en triunfo 6-5 para los blancos. Según Di Stéfano, los Reds merecieron mejor suerte aquel día: “En muchos, muchos sentidos ellos fueron el mejor equipo. Sin dudas, nos metieron el mayor susto que hemos tenido hace mucho tiempo en casa.

”Los delanteros interiores, Quixall, Viollet, Charlton atacaron nuestra defensa ese día como hombres con sables... (Wilf) McGuinness es otra gran promesa también... con jugadores como este y Matt Busby para inspirarlos, Manchester United volverá a ser fuerte dentro de poco“.

El legendario Alfredo di Stefano
Matt Busby era gran admirador de Alfredo Di Stéfano.

Busby, a su vez, consideraba a Di Stéfano como el mejor delantero central que jamás había visto. Luego de ver al Madrid derrotar al Barcelona en semifinales de la Copa de Europa de 1960, el escocés dijo al News Chronicle: “Di Stéfano lideró a sus hombres como el genio que es. Me hubiera gustado que mis jóvenes estuvieran aquí para ver a estos aristócratas del fútbol jugar en una atmósfera tan eléctrica”.

Pocas semanas después, todos vieron la grandeza del Madrid, que goleó 7-3 al Eintracht Frankfurt en la gran final del torneo. Con Di Stéfano, Puskas y Gento en su mejor momento, los merengues dieron una verdadera cátedra futbolista para el deleite del público del Hampden Park - donde también estaba observando un joven llamado Alex Ferguson.

Cuando United se midió ante el campeón de Europa en un tercer amistoso, el 13 de octubre de 1960, el partido en Old Trafford nuevamente fue televisado, a pesar de que los Reds ocupan la parte baja de la tabla de la liga doméstica, tras sumar apenas dos triunfos en 10 compromisos.

El húngaro Ferenc Puskas
Puskas participó en el amistoso de 1960 entre Real Madrid y Manchester United.

En entrevista con el Daily Herald, Puskas elogió a “los hombres orgullosos del United”, no sin hacer un análisis del United. En particular, el húngaro opinó que tanto Quixall como Charlton tenían la tendencia de correr demasiado con la pelota sin soltarla. Aún así, los Reds estuvieron a la altura de las circunstancias.

Los de Busby cayeron 3-2, pero vendieron muy cara su derrota. De hecho, el Daily Mail aseguró que “United fue derrotado por Real, pero ambos compartieron la gloria”. El público de Old Trafford gozó con una inspirada actuación de los dueños de casa - incluyendo Jimmy Nicholson, jugador de apenas 17 años que clavó un riflazo desde 30 yardas para el segundo gol local. El legendario Nobby Stiles, también de 17 años, vio acción en lo que fue sólo su segundo partido con el primer equipo, mientras que Mark “Pancho” Person, el héroe del primer partido después de Munich a pesar de sus 19 años, fue otro destacado del encuentro - al igual que Tony Dunne, quien con sus 18 años comenzó su distinguida carrera de lateral en reemplazo del lesionado Shay Brennan.

Sin embargo, cuando United volvió a enfrentar al Madrid - el 13 de diciembre de 1961 - los hombres de Busby atravesaban un nuevo bache doméstico: eran penúltimos en la liga con apenas 1 triunfo en 11 partidos.

Contra todos los pronósticos, los Reds vencieron 3-1 al gigante español frente a 43.000 hinchas en Old Trafford. Phil Chisnall, de 19 años, abrió la cuenta en apenas su tercer partido con el primer equipo del United, mientras que el recientemente fichado David Herd redondeó el marcador con doblete de gran factura.

El escocés David Herd
David Herd le marcó doblete al Madrid en el triunfo 3-1 del United en 1961.

Inspirado por el gran triunfo ante Madrid, United escaló puestos en la competencia local y terminó la campaña en la medianía de la tabla. Aún así, pocos hubieran esperado ver a los Reds sumar su primer título de la era post-Munich la temporada siguiente - éxito que impulsó la dinastía de la década de los '60s.

Así quedó confirmado en el quinto y último amistoso entre ambos clubes, el 19 de septiembre de 1962. De la mano de Denis Law, los Reds dieron la sorpresa frente a 80.000 espectadores en el Bernabéu al imponerse por marcador 2-0.

El capitán merengue José Zárraga eligió la ocasión para su partido testimonial, pero la afición local terminó silbando al Madrid tras los goles de Heard y Pearson. Al final, el público que no abandonó el encuentro antes de tiempo terminó aplaudiendo al United, que se convirtió en el primer equipo inglés en ganar en el Bernabéu.

Fue la mejor manera de terminar una serie de amistosos que engrandecieron la leyenda del Real Madrid y permitieron al Manchester United recuperarse de la peor tragedia de su historia

Recomendado:

Palabras clave relacionadas