Axel Tuanzebe

UTD UNSCRIPTED: Listo para el desafío

Cuando era chico y me dijeron que Manchester United estaba interesado en incorporarme, me pregunté a mi mismo: “¿Esto está pasando?”.

En ese instante, no pude hacer más que quedarme trabado, tratando de procesar lo que acababan de decirme. Encima ni siquiera había jugado bien ese partido, pero ellos me vieron y mostraron interés en mí.

Entonces, después de un segundo, pude devolver una respuesta:

Ok, claro, estoy listo para este desafío.

¡Vamos!

Tras mi confirmación, mi entrenador se puso de acuerdo con el reclutador y todo empezó a suceder de forma oficial. Y, desde aquel momento, fijé la mira en llegar al primer equipo.

Creo que es lo que todo juvenil desea, marcar su camino y unirse al plantel mayor para jugar semana tras semana. Uno tiene que creer que realmente puede hacerlo, de lo contrario, ¿para qué lo está intentando? ¿Cuál es el punto si creés que no estás apto para lograrlo?

Pero de niño, está más que claro que uno no sabe todo, por lo que se tiene que aprender en el trayecto. Desde que llegué a Manchester United que vengo aprendiendo todo el tiempo.

Axel Tuanzebe afirma

"En el pasado dije que quería ser capitán de Manchester United algún día, y todavía lo sostengo".

Los debutantes solemos admirar a los jugadores más grandes, esos que estuvieron allí antes que nosotros. Creo que todos los que forman parte deberían familiarizarse con la historia del club, especialmente los más jóvenes, porque es un relato que puede generarte más esperanza y convicción para llegar al primer equipo. Cuando ves a la Clase del ’92, por ejemplo, ¿quién habría pensado que ocho o nueve futbolistas de un mismo grupo ascenderían juntos a la mayor? Es increíble. Muchos de esos muchachos fueron mis ídolos de chico. Después llegó Ronaldo. Pero para mi posición, Ferdinand y Vidić fueron dos modelos excelentes. Creo que eran excepcionales como pareja de centrales, ya que siempre se respaldaban el uno con el otro, trabajando en conjunto de forma brillante. Sin dudas, dos grandes líderes a seguir.

El liderazgo es algo que realmente admiro en los jugadores. En el pasado, he dicho que me gustaría capitanear al equipo algún día, y me mantengo firme con eso. No diría que necesito implorar liderazgo, sino que se trata sobre quién soy yo. Me gusta cerciorarme de que todos estén bien, especialmente mi familia. Siempre cuido de ella.

Cuando era chico, algunos de mis compañeros acudían a mí por consejos. Siempre mantenía en secreto lo que me contaban y trataba de darles mi mejor recomendación para cada caso. Creo que heredé eso de mi papá. Él siempre se aseguraba de que todos estuvieran bien. Me parece que eso es algo que surge naturalmente, porque uno no puede andar por la vida tratando de hacerse el líder.

Recibí buenos consejos por parte de un montón de gente en el club. Michael Carrick, por ejemplo, me ayudó bastante. Es un jugador de primer nivel. Estuvo ahí y lo logró, por lo que puedo seguir sus pasos. Lo respeto mucho.

También jugué bajo la tutela de Nicky Butt, otro gran futbolista que ganó todo. Es bueno escuchar sus consejos, ya que puede añadirle cosas a tu juego y, al mismo tiempo, explicarte cómo ver la vida siendo un jugador de fútbol.

Axel Tuanzebe afirma

"No te tiene que importar contra quién te toque enfrentarte, ni siquiera en los entrenamientos. Nadie está acá para ser tu amigo, sino para tratar de tomar tu puesto".

Tuve entrenadores que realmente causaron un enorme impacto en mí, y aún lo siguen generando hoy en día. Todavía recuerdo las sesiones de entrenamiento de cuando tenía 11 años. Hay momentos donde uno se da cuenta que está mejorando de manera sustancial, y eso lo empecé a vislumbrar en la reserva. La forma en la cual jugaba había cambiado por completo. Me sentía con mucha más confianza, conduciendo la pelota y avanzando en el campo.

Durante mi primer año, Warren Joyce me enseñó a ser feroz. No te tiene que importar contra quién estás compitiendo, ni siquiera en los entrenamientos. Nadie está ahí para ser tu amigo, están para tratar de sacarte tu puesto, tu lugar. Nadie te va a ayudar, sino que van a intentar hacerte un gol, entonces, ¿por qué ser bueno con ellos?

Esa forma de pensar le otorga una especie de “suciedad” a tu juego. No de forma negativa, como para tratar de lastimar a un rival o algo por el estilo, sino para asegurarte de que tu equipo gane, porque esa es la meta a alcanzar.

Siempre tenés que estar absorto en construirte a vos mismo como futbolista. Tenés que concentrarte en ser el mejor cada día y no preocuparte por tus compañeros u otros jugadores, porque muchas personas simplemente van y vienen. Si no se deja eso a un lado, las consecuencias pueden llevarte por caminos no deseados y desviarte del objetivo.

Si seguís estos pasos, llegar al primer equipo es posible. Todavía recuerdo mi primer entrenamiento con la mayor. Estaba en la Sub-18 junto a Marcus Rashford y Devonte Redmond, y fuimos todos a ver la práctica. Más tarde, tuvimos que jugar contra ellos. Fue una de las sesiones más difíciles de mi vida.

Axel Tuanzebe afirma

"La vida en el primer equipo es dura. Si tenés altibajos en determinados momentos, podés costarle el partido a tus compañeros".

Fue tan dura, tan rápida. Físicamente, a otro nivel. Ellos no nos tuvieron piedad por ser más chicos, al contrario. Ni siquiera por un segundo.

Obviamente, nosotros entendimos que fue por nuestro propio bien. Ellos quisieron demostrarnos lo que es estar en la mayor, en el mundo real, cuando tenés que salir un sábado por la tarde a Old Trafford y enfrentarte a alguien que desesperadamente quiere derrotarte. Fue una muy buena experiencia de vida.

Ese día, solo probamos un poco de esa realidad. Pero queríamos más y más.

Personalmente, sentí lo mismo cuando recibí mi primera convocatoria. Empatamos 0-0 ante Crystal Palace y desafortunadamente tuve que quedarme sentado en el banco, pero fue una experiencia invaluable. Absolutamente todo sobre ella. Desde los momentos previos hasta ver cómo el primer equipo hacía las cosas tan diferente. Son muy profesionales. Todos hacen lo que tienen que hacer y se ayudan entre ellos para sacar un buen resultado. Creo que realmente me abrió los ojos y me demostró cómo debía prepararme para convertirme en un buen jugador.

Cuando empecé a jugar con más regularidad en la mayor, más o menos en la segunda mitad de la temporada 2016/17, fue un gran paso para mí. Si tenés altibajos en algunas áreas, podés costarle el partido a tu equipo, por lo que tenés que estar concentrado y con la mirada fija en la pelota.

La exigencia siempre está ahí, pero yo estoy bien con eso. Llegar al primer equipo fue un logro enorme tanto para mí como para mi familia. Había conseguido lo que me había propuesto, por lo que eso cambió nuestra forma de ver las cosas.

Fue como: “Esta es la vida real ahora”.

Ahí es donde el trabajo duro realmente comienza.

Axel Tuanzebe afirma

"Quiero tener más chances de demostrar lo que puedo hacer con esta camiseta. Me gustaría jugar con más regularidad, y creo que lograrlo es muy posible".

Nunca me voy a olvidar de cuando José Mourinho nos dio tanto a mí como a Tim Fosu-Mensah la responsabilidad extra de jugar el último partido de la temporada. Enfrentamos a Crystal Palace en Old Trafford junto a varios chicos de la Academia, y el DT me dijo que quería que ayudara a los nuevos a meterse en el encuentro. Yo ya había capitaneado a la Sub-18 ese año, por lo que tomé esta experiencia como una más. Entonces, le hablé a los muchachos y les dije:

“Son solo seres humanos. No son nada extraordinario, nada fuera de este mundo. Solo jueguen al fútbol como lo hacen normalmente y concéntrense en ustedes mismos, no en mí”.

Ganamos 2-0.

Eso fue un verdadero impulso de confianza. Cuando terminás el día y recordás cómo fue el partido, no podés hacer más que sentirse orgulloso e impaciente por volver a salir a la cancha y lograr cosas todavía más grandes.

Mi objetivo en Manchester United siempre fue sumar la mayor cantidad de minutos posibles y tratar de aprovechar cada oportunidad. Trato de mantener la compostura, hacer mi trabajo, demostrar de qué soy capaz y hacerle saber al entrenador que puede confiar en mí lo suficiente como para tenerme en cuenta para partidos futuros.

Obviamente, estuve a préstamo en Aston Villa durante toda la temporada pasada, y eso representó una parte de mi carrera que no voy a olvidar. Viví experiencias increíbles y nunca dejé de aprender. Cerrar la campaña con un título, habiendo ayudado al equipo a volver a la Premier League, me dio un impuso excepcional. Ahora quiero tener más chances de demostrar lo que puedo hacer en Manchester United. Quiero alcanzar la regularidad en el club, y creo que es muy posible.

Pienso que el DT cree que los futbolistas jóvenes pueden devolver al club a sus días más ganadores. Y me parece que la misión es recrear esa “mentalidad triunfante” para que las próximas generaciones la lleven consigo. La edad promedio del equipo es realmente baja, pero hay una frase que ronda por los pasillos del club: “Si sos lo suficientemente bueno, sos lo suficientemente viejo”, y creo que este dicho nos retrata muy bien.

Axel Tuanzebe afirma

"Jugar en Old Trafford, con toda mi familia y amigos mirándome, es todo lo que puedo desear en la vida. Alcanzar la regularidad es mi siguiente objetivo. Entrené años para esto, por lo que estoy listo para empezar un nuevo desafío".

Hay muchísima competencia, y siempre es saludable porque mantiene a cada uno alerta. Todos aportan algo distinto a la mesa, por lo que necesitamos mantenernos fuertes esta temporada. Queremos volver a pelear para estar entre los primeros cuatro, luchar por conseguir títulos, y creo que tenemos la mentalidad correcta para conseguirlo. Hay muchos partidos por venir y estoy seguro de que todos tendrán su oportunidad. El plantel está lleno de buenos chicos que siempre están dispuestos a ayudar; no hay energía negativa, ya que todos queremos trabajar duro y darnos una mano entre nosotros para alcanzar los objetivos deseados.

En lo que a mí respecta, me reuní con el entrenador y el cuerpo técnico antes de iniciar la actual campaña y decidimos que lo mejor para mí sería quedarme en el club y seguir desarrollando mi carrera acá, en lugar de volver a irme a préstamo. Siempre quise jugar para Manchester United, y creo que, teniendo en cuenta el momento que está pasando el equipo, lo mejor era quedarme y pelear, ya que el club está atravesando una etapa de cambio y reestructuración. El DT quiere introducir una nueva energía en el plantel, confía mucho en los jugadores más jóvenes y ha demostrado que tiene una enorme confianza en mí, por lo que creo que esta es una gran oportunidad para hacerme notar. Es confortante saber que cuento con un rol en este equipo, y sé que va a depender de mí estar a la altura para probarle a todos de qué estoy hecho.

Manchester es mi casa. Jugar en Old Trafford, con toda mi familia y amigos mirándome, es todo lo que puedo desear en la vida. Alcanzar la regularidad es mi siguiente objetivo. Entrené años para esto, por lo que estoy listo para empezar un nuevo desafío.

Entonces, sí. ¡Vamos!

Recomendado: