6558

¡Feliz cumpleaños al rey!

Antes de llegar a Old Trafford, Denis Law jugó en tres equipos, Huddersfield Town, Manchester City y Torino, y tuvo otro paso por el clásico rival tras dejar la institución. Sin embargo, siempre será recordado por sus 11 años en Manchester United.

Decir que el genio escocés fue uno de los mejores en practicar este deporte es algo que no generaría ningún tipo de discusión. Como parte del famoso tridente “Best, Law y Charlton” de la década de 1960, no dudó en alcanzar el pico de su carrera como profesional y convertirse en el ídolo de toda una generación de hinchas.

Fueron todos ellos, siempre tan apasionados y estridentes, los que lo distinguieron como el número uno. Por lo tanto, no causó demasiada sorpresa que luego lo nombraran rey de Stretford End.

Con deleite, orgullo y no un poco de nostalgia puedo decir que fui uno de los tantos que lo puso en un pedestal durante aquellos increíbles años, cuando aterrorizaba a los defensores con valentía, reflejos y saltos, que lo vieron ganar más duelos aéreos de los que perdió.

Vídeo
688
Denis Law: El rey de Stretford End.

Manchester United tuvo la fortuna de contar con excelentes jugadores a lo largo de su historia, pero tras más de 60 años desde que asistí a mi primer partido en Old Trafford, nunca vi a alguien tan grande como Denis Law.

Siempre existió algo muy especial y casi único con respecto a su forma de jugar. Charlton era un maravilloso exponente del deporte, ya que contaba con un estilo majestuoso, potentes remates y gran habilidad para habilitar a sus compañeros. George Best era leal a su apellido y sigue siendo reconocido por muchos como uno de los mejores del planeta. En base a esto, creo que era prácticamente imposible situar a uno por encima del otro, pero yo hice mi elección, y me quedé con Law.

En el verano de 1962, Matt Busby incorporó al escocés. Y, tal y como suele decirse, el resto es historia. Metió un gol en su debut ante West Bromwich Albion y generó un impacto instantáneo en todos.

En su primera temporada en Manchester United, Law convirtió uno de los goles que selló la victoria por 3-1 sobre el favorito Leicester City en la final de la FA Cup. Puede que el equipo no haya tenido una gran campaña, ya que estuvo cerca de irse al descenso, pero cerró el año con un título y un nuevo futbolista que era una maravilla.

Tras las complicaciones post Munich, el club volvió a las andadas al ganar dos campeonatos locales y una Copa de Europa. El triunfo por 4-1 sobre Benfica en Wembley lo vio hacerse con este título por primera vez en su historia, luego de un intenso partido que terminó resolviéndose en tiempo extra.

Sin dudas, los logros de esta etapa dorada fueron dedicados a la memoria de los que perdieron la vida en el fatal accidente aéreo, que había acontecido apenas hace 10 años atrás.

Lamentablemente, Law se quedó afuera de aquella recordada final en la capital, ya que venía sufriendo molestias en una de sus rodillas y tuvo que limitarse a ver el encuentro por televisión.

Crerand recordó anécdotas con LawVídeo

Siempre recordaré esa noche, pero hubiese sido mucho mejor ver a Denis compartir ese momento con sus compañeros.

En contraste con mis ideas constitucionales y ateas, no puedo dejar de decir que Denis Law es lo más cercano a un Dios. Muchos dicen que siempre es mejor no conocer a un ídolo para evitar caer en una posible decepción, pero él es una gran persona y es un total privilegio estar en su compañía.

Gracias por todos estos maravillosos años, Denis. ¡Larga vida al rey!

Originalmente, este artículo fue publicado por primera vez en la edición de septiembre de 2019 de Inside United, la revista oficial del club.

Recomendado:

Palabras clave relacionadas