Partidazo de Alexis en la Copa América.

Alexis Sánchez y Chile debutan a lo grande en la Copa América

Alexis Sánchez tuvo un debut soñado el lunes en la Copa América 2019, marcando un gol y una asistencia en el 4-0 que Chile le propinó a Japón y siendo elegido la figura del encuentro.

Erick Pulgar y Eduardo Vargas, por partida doble, completaron la goleada de la Roja bicampeona que inició con el pie derecho la defensa de su título. en el Estadio Morumbi de Sao Paulo

A pesar de llegar al torneo con dudas por culpa de una lesión de tobillo sufrida en la recta final de la temporada 2018/19 del Manchester United, Alexis tuvo un excelente cometido y se afianzó como el goleador histórico de Chile, con 42 dianas.

De hecho, el atacante de los Reds pudo haber aumentado aún más su cuenta personal a nivel de selección, pero desperdició un par de buenas ocasiones para abrir la cuenta en el primer tiempo.

Al final, Pulgar se encargó de dar la ventaja a Chile a los 41’ con un certero cabezazo, a saque de córner de Charles Aránguiz.

Ya en la segunda fracción, al minuto 54, Vargas estiró las diferencias en el marcador al culminar una gran jugada colectiva con un zapatazo desde fuera del área que se desvió en un rival para luego descansar en las mallas.

Los de Reinaldo Rueda se relajaron un poco, casi al punto de desconcentrarse, pero Japón acusó su inocencia y perdonó varias chances claras para acortar distancias.

Ante esta situación, Alexis - destacado por la Conmebol como el MVP del encuentro - liquidó las acciones a ocho minutos del final, cabeceando de gran forma un centro al segundo poste de Aránguiz.

Apenas un minutos después, el Niño Maravilla mostró sus dotes de habilitador al dejar en gran posición a Vargas para que definiera de vaselina ante la salida del arquero Osako.

Sánchez abandonó la cancha al minuto 87, cediendo su lugar a Junior Fernandes y despidiéndose entre los fuertes aplausos de la hinchada chilena que viajó a Sao Paulo para acompañar a la Roja, que nuevamente da para soñar en una Copa América.

“Jugamos contra un gran rival, no hay que relajarse. Ganamos un partido muy complicado y hay que pensar en el próximo”, dijo una de las grandes figuras de la noche una vez finalizado el encuentro, no sin olvidarse de los malos ratos que pasó en la reciente campaña.

“Tuve un mes y medio con cosas que nunca me habían pasado. Mi familia, como siempre, estuvo ahí. En la selección me cuidaron mucho”, expresó Alexis.

“Me costó el primer tiempo porque sentí un ahogo, pero en el segundo tiempo ya estaba más relajado, con más ganas y otro feeling”.

Recomendado:

Palabras clave relacionadas