Supporters

Comunidades: “Manchester United Argentina”

El equipo de Manchester United en español entrevistó a los integrantes más fuertes de este movimiento para conocer un poco más sobre su origen y qué los llevó a convertirse en hinchas del club.

Existen cientos de grupos de fanáticos a lo largo de Latinoamérica y el mundo que deciden unirse dentro de un mismo sitio para compartir sus gustos por el equipo o simplemente debatir acerca de la actualidad del mismo, por ejemplo. Pero pocos cuentan con un sentido de pertenencia tan fuerte como “Manchester United Argentina”, una comunidad de hinchas locales que tiene muy en claro el lugar que el club ocupa en sus vidas.

Agustín Galarza, fundador de la página de Facebook que lleva el nombre de la agrupación, y Ezequiel Ventre, miembro honorario de la misma, son las mentes detrás de la red de fanáticos más destacada de Argentina. Ambos comparten un respeto sin igual por el club, el cual los une a la hora de difundir contenido y mantener su proyecto en pie. Pero pese a sus coincidencias, cuentan con una serie de diferencias muy marcadas al momento de hablar de jugadores favoritos o historias de vida.

Por eso, el equipo de Manchester United en español entrevistó a cada uno por separado para conocer un poco más sobre qué los llevó a convertirse en hinchas del club, entre otras cuestiones.

Supporters at Old Trafford
Los hinchas juegan un rol muy importante en los partidos de Manchester United, tanto de local como de visitante.

Agustín, que actualmente reside en Buenos Aires, se cruzó con Manchester United por primera vez gracias a una causa muy particular.

— Teniendo en cuenta que vivís en un país como Argentina, donde el fútbol local suele cautivar a un gran número de personas debido a su historia y tradición, ¿cómo hiciste para llegar a Manchester United y qué te motivó a convertirte en hincha del club?

— Pese a la tradición que existe en nuestra cultura, no crecí futbolero. Empecé a ver partidos de Boca Juniors recién a los 20 años, por lo que Manchester United llegó después.

El club se metió en mi vida por una circunstancia ajena al deporte, si se quiere. Esta eventualidad involucra una película que me recomendó un amigo, “24 Hour Party People”, la cual trata sobre Manchester y los movimientos musicales que tuvieron lugar entre las décadas de 1970 y 1990, y cómo la ciudad inició su renacimiento cultural. La forma en la que Tony Wilson (interpretado por Steve Coogan, fanático de los Red Devils) habla sobre su localidad natal, me atrajo al instante, por lo que empecé a interesarme tanto por la cultura como por la sociedad “mancunian”.

Pero el club terminó de cautivarme en 2007, cuando decidí hacerme hincha tras el encuentro ante Milan por Champions League. Fue una ocasión aislada, pero me abrió las puertas a algo nuevo. El paso del tiempo me llevó a organizar mis días para no perderme ningún partido, sobre todo después de la llegada de Carlos Tevez, que hizo las veces de incentivo y excusa para sentarme delante de la pantalla.

Ezequiel, en cambio, siempre se consideró un admirador del fútbol en general, por lo que no demoró demasiado en toparse con aquel famoso equipo de Sir Alex Ferguson.

— Es interesante viajar atrás y recordar cómo me hice hincha de Manchester United, ya que en mi país siempre existió cierto prejuicio de la sociedad hacia las personas que decidían convertirse en fanáticas de clubes ingleses. Un prejuicio fundado sobre una rivalidad totalmente sin sentido, a mi entender, basado en argumentos poco lógicos e irrazonables.

Si mal no recuerdo, conocí al club en la temporada 2003/04. En aquel entonces, empecé a mirar la Premier League porque me había llamado la atención la forma de juego que empleaba cada equipo, la cual era totalmente distinta a la que se veía en Argentina. Además, en esta liga encontré un fútbol mucho más cautivador y entretenido a comparación del que se ofrecía en otros torneos de Europa. Y justamente Manchester United captó mi interés debido a esto, ya que el juego que proponía Sir Alex Ferguson era sumamente inteligente y prometedor.

Pese a que me gustaban mucho Ruud van Nistelrooy y Rio Ferdinand, ningún futbolista en particular me produjo el sentido de pertenencia que me generó el juego del equipo en sí. Pero una de las cosas que más me motivaron a convertirme en hincha de Manchester United fue la enorme tradición que sostiene al club y, sobre todo, el respeto por la misma.

Ezequiel
Los tesoros de Ezequiel, una fiel demostración de su fanatismo por el club.

Al igual que su colega, Agustín cayó bajo el encanto de un factor común.

— El club es dueño de una historia sumamente rica tanto futbolística como culturalmente. ¿Qué aspecto de la misma te llamó más la atención durante tus primeros descubrimientos como fanático?

— Creo que una de las cosas que más me llamaron la atención sobre la cultura del club durante mi primera temporada como hincha fue la historia de los Busby Babes. Sin dudas, me conmovió mucho e indirectamente me hizo saber que mi fanatismo por el equipo había empezado a crecer. Gracias a esta historia, empecé a experimentar un sentido de pertenencia sin igual.

Otro aspecto que me atrajo, y que todavía considero como uno de los que más me enorgullecen de Manchester United, es la fidelidad a una tradición de club formador de talentos y fundador de equipos a partir del trabajo con jóvenes. La decisión de apostar por chicos formados en las inferiores en vez de constituir un plantel basado puramente en estrellas del afuera, tal y como lo hacen muchos clubes europeos hoy en día, me hace sentir especialmente orgulloso de ser hincha de este club.

Greenwood
Agustín gusta del juego de los juveniles, uno de los pilares más fuertes de Manchester United.

Ezequiel tuvo que hacer un gran esfuerzo para responder una de las preguntas que más le interesaron, pero sin dudas lo llevó a recordar muy buenos momentos.

— Bobby Charlton, Eric Cantona, David Beckham. Manchester United tuvo el privilegio de contar con decenas de jugadores excepcionales que dejaron una marca imborrable tras su paso por el club. ¿Cuál es tu favorito y por qué?

— Es una pregunta muy difícil de responder, porque tuve muchos jugadores favoritos a lo largo de este tiempo y ahora no se me viene a la cabeza ninguno que sobresalga por encima de los demás.

En el arco, pienso en David (De Gea) porque es un arquero bárbaro. En la defensa, la dupla Vidić-Ferdinand siempre me gustó, pero si tengo que elegir solo a uno, me quedo con Rio. Me encantaba tanto su forma de jugar como su actitud. En el medio, creo que Giggs, por el peso que tenía en el equipo. Y adelante, van Nistelrooy, porque fue el primero, pero Cristiano (Ronaldo) y Rooney también.

Son tantos futbolistas que no podría destacar solo a uno, es difícil. De todas formas, si me la tuviera que jugar, elegiría a Wayne (Rooney), por lo que significó como delantero y por todo lo que le dio al club. Hizo muchos sacrificios a lo largo de su carrera y creo que debería ser valorado por todos.

Por su parte, Agustín compartió un punto de vista diferente pero similar a la vez.

— Dado que mi fanatismo hacia Manchester United es relativamente reciente, no me atrevo a elegir entre los que son catalogados como “futbolistas legendarios”, ya que no los vi jugar en su momento por una cuestión temporal lógica. Y pese a que en la actualidad uno pueda encontrar material de todo tipo, como videos o imágenes de partidos viejos, considero que no es lo mismo que haberlos disfrutado en su plenitud. Es innegable el lugar que se ganaron jugadores como Sir Bobby Charlton, George Best, Bryan Robson o Eric Cantona, por mencionar a algunos, pero prefiero optar por elegir a quienes vi desarrollarse en el “presente”, como Paul Scholes o Ryan Giggs.

En resumen, me quedo con dos futbolistas en particular. El primero, Wayne Rooney, ya que no solamente cuenta con una enorme visión y fortaleza para marcar goles, sino que también es muy inteligente. Y el segundo, Nemanja Vidić, porque era duro pero al mismo tiempo habilidoso. Era de esos jugadores que te armaban la llegada al gol desde abajo. No se achicaba ante nadie ni ante ninguna situación. Además, siempre me llamó la atención su forma de ser fuera de la cancha, donde usualmente se mostraba tranquilo y amigable. Es decir, todo lo contrario a lo que era en el campo. Lo admiro mucho.

Además, se explayó en función al inicio de una de las comunidades de fanáticos más destacadas del país.

— Con respecto a la página de Facebook “Manchester United Argentina”, ¿bajo qué contexto fue creada y por qué?

— Armé la página con el simple motivo de compartir noticias y material sobre el club, ya que en su momento no existía nadie que lo hiciera de manera extraoficial. Antes de crearla, ya me dedicaba a publicar contenido sobre Manchester United en mi perfil personal, por lo que tomé la decisión de armar mi propio sitio y así dejar de abrumar a mis contactos. Originalmente, la idea fue volcar mi fanatismo en ese espacio. No sabía si iba a tener repercusión o no, pero no me detuve a pensar en eso. Sin embargo, el tiempo fue pasando y me fui dando cuenta que tenía cada vez más seguidores, por lo que decidí tomarme el asunto más en serio.

Asimismo, Ezequiel no dudó en hacer su aporte a la causa.

— Agustín es el fundador de la página, pero yo me uní a ella porque me pareció interesante conocer gente que comparta lo que siento por el club dentro de Argentina. Aunque no parezca relevante, la ubicación une y mucho. Además, decidí formar parte de este proyecto para tratar de expandirlo y sumar cada vez más adeptos.

Una de las cosas que más me motiva de formar parte de “Manchester United Argentina” es la misión de difundir la página en sí para que cada vez llegue a más personas. En el futuro, me gustaría que siga creciendo, y así poder juntar la cantidad de socios necesaria para ser reconocidos por el club de manera oficial. Creo que ese debería ser el objetivo a alcanzar.

Rooney
Wayne Rooney, uno de los futbolistas predilectos de Ezequiel.

La última cuestión a discutir hizo foco especialmente en el momento actual que está atravesando el primer equipo y en el efecto que tienen las reacciones de los simpatizantes más fervorosos frente a esta problemática.

— En este último tiempo, una nueva generación de hinchas comenzó a manifestarse fuertemente como consecuencia de los resultados obtenidos en todas las competiciones, cuestionando tanto al DT como a los jugadores sin un argumento lógico más que la desconsideración y la falta de memoria. ¿Cuál es tu opinión al respecto? ¿Es frecuente leer comentarios de esta índole en respuesta a publicaciones de “Manchester United Argentina”?

— Esta situación me enerva mucho. Hoy por hoy, el fútbol se convirtió en un negocio que suele atraer a este tipo de fanáticos que lo único que hace es demandar éxito a corto plazo sin tener conocimiento de las tradiciones y los valores que fueron formando al club a lo largo de su historia.

En la página podés encontrar todo tipo de comentarios, pero debo destacar que existen personas que realmente entienden lo que representa Manchester United y no son exitistas en absoluto.

Creo que la gente tiene que entender que, sea con el DT que tenemos ahora o con otro, el proyecto del equipo debe ser respetado y respaldado hasta que se solidifique como tal. Dudo que el fútbol actual esté preparado para tener a otro Sir Alex (Ferguson), que dure entre 20 y 25 años a cargo de un mismo club, pero estoy seguro que no sirve tener a alguien dos años para después simplemente echarlo por la puerta de atrás.

A modo de cierre, Agustín desarrolló un planteo muy similar al de Ezequiel, pero haciendo hincapié en las claves de un punto de vista contundente.

— Sí, es un momento delicado para el plantel mayor. Y de más está decir que los resultados no están ayudando a calmar los ánimos de los fanáticos en absoluto.

Tengo la impresión de que el consenso general de la hinchada tradicional es respaldar al DT actual, aunque los más enérgicos detractores sean los que más se hagan notar en redes sociales. Generalmente, estos últimos solo están familiarizados con las décadas más recientes de Manchester United, y nunca demostraron interés por entender las bases fundacionales del club.

Pese a que haya pasado sus primeros 50 o 60 años de historia como un “equipo chico”, alternando entre la primera y la segunda división de Inglaterra, fue a partir de la fundación de su política como club formador de jóvenes que empezó a ganarse un lugar entre los grandes nombres de Europa. Y es de los pocos que pueden jactarse de mantener una tradición en torno a esa política, ya que fue la misma que incentivó y terminó de formar tanto a Sir Matt Busby como a Sir Alex Ferguson.

En resumen, a Manchester United siempre le fue mejor cuando apostó por jugadores formados en el club. A Busby le llevó casi una década empezar a cultivar el fruto de esa política. Y a Ferguson más o menos la mitad de tiempo. Solskjaer no lleva ni siquiera un año en el club y algunos ya están pidiendo su cabeza. Creo que es un total sin sentido, ya que, de la mano del noruego, es la primera vez en muchos años que veo una idea, un proyecto. Uno que, obviamente, todavía no rindió sus frutos. Tiene cosas que ajustar. La mitad del plantel se encuentra poblada de jugadores que recién están dando sus primeros pasos en el fútbol grande, por lo que aún se están adaptando a convivir con el grupo mayor. Pero hay talento y, sobre todo, ganas por parte de todos. Lo único que más me preocupa, y no es para menos, son los tiempos del fútbol moderno. El armado de un proyecto a largo plazo cuesta cada vez más en cualquier equipo.

Si bien el club supo ganar todo durante los últimos 20 años, el mundo está esperando que mantenga ese nivel, cuando lo más natural es que esto no pase, al menos no ahora.

Como dije, Solskjaer plantea un proyecto que a mí me entusiasma y mucho, pero temo que no se le dé el tiempo necesario para llevarlo a cabo. Hay que apoyarlo, porque está siguiendo el camino de Busby y Ferguson, que sin dudas es el modo de Manchester United.

Recomendado:

Palabras clave relacionadas