456477

Primera derrota del mes en Vicarage Road

Manchester United perdió 2-0 ante Watford por Premier League y sumó su primera caída en lo que va del mes de diciembre.

Los triunfos de Sheffield United y Wolverhampton Wanderers, dos de los competidores más cercanos en la lucha por meterse entre los primeros cuatro o cinco del campeonato local, obligaban a los dirigidos por Ole Gunnar Solskjaer a volver a sumar de a tres como visitante para seguir achicando la brecha con respecto a los de arriba. Pero Watford, pese a encontrarse en lo más bajo de la tabla de posiciones, no les iba a facilitar la tarea en absoluto.
54647
Los hinchas visitantes viajaron hasta Vicarage Road para apoyar a su equipo.

En el primer tiempo, ningún equipo logró hacerse con el dominio de la pelota de forma continua, por lo que el desarrollo del encuentro se tornó incómodo para ambas parcialidades. Manchester United, con Anthony Martial y Marcus Rashford en cancha, no pudo concretar jugadas de peligro, con excepción de la única que tuvo Jesse Lingard, que desperdició un mano a mano con el arquero al pinchar el balón por arriba del travesaño. Sin dudas, un duelo bastante reñido, donde ninguno pudo marcar la diferencia.

Esta situación recordó lo que los Red Devils tuvieron que atravesar ante AZ Alkmaar y Colchester United, donde ambos conjuntos se metieron atrás, impidiendo el avance de mediocampistas y delanteros. De todas formas, en las oportunidades mencionadas, los locales se hicieron con el control en el segundo tiempo convirtiendo cuatro y tres goles respectivamente para ganar con contundencia y comodidad. Pero como todos los encuentros son distintos, el avance de esta historia determinaría una situación totalmente distinta para los hoy visitantes.

La llegada del complemento le otorgó dos chances de oro a Watford, que sabía que no podía darse el lujo de desperdiciarlas ante un rival con las características de los de Solskjaer. Por lo tanto, el dueño de casa no dudó en sacarle provecho a ambas para ponerse al frente en un lapso de cinco minutos que terminarían definiendo el encuentro.

El 1-0 cayó tras un insólito blooper de David De Gea, mientras que el 2-0 surgió como producto de un error de Aaron Wan-Bissaka, que provocó un penal evitable en el peor momento del equipo. Increíble pero real.

El segundo tiempo no hizo más que seguir hundiendo a Manchester United. Los ingresos de Mason Greenwood y Paul Pogba no lograron modificar el mal momento de los Red Devils, por lo que el encuentro terminó con una derrota durísima de cara al cierre del último mes del año.

547577
Paul Pogba volvió a jugar tras varias semanas de inactividad.

Tal y como dijo el DT, uno no puede controlar los resultados, pero sí puede hacer lo posible para revertirlos. Sus dirigidos lo hicieron, pero aun así no les alcanzó. La mala suerte volvió a jugarles en contra cuando menos se lo esperaban y acabaron cayendo ante el último de la tabla. Indudablemente, una situación que preocupa pero ocupa, ya que el 2020 recién está por comenzar.

Las opiniones expresadas en este artículo son de la autora y no necesariamente reflejan el punto de vista de Manchester United.

Recomendado:

Palabras clave relacionadas