546

Los verdaderos dueños de la capital

Con goles de Anthony Martial y Harry Maguire, Manchester United le ganó 2-0 a Chelsea en Stamford Bridge por una nueva jornada de la Premier League.

Tras el primer break de invierno inglés, los chicos tenían que volver a la acción nada más ni nada menos que ante los de Frank Lampard en Londres.

Teniendo en cuenta el peso del rival y la importancia de volver sumar de a tres para achicar la brecha con respecto a los de arriba, los Red Devils sabían que este encuentro sería difícil. De todas formas, su perseverancia fue más grande y les alcanzó para triunfar nuevamente en la capital.

45657
Eric Bailly volvió a la titularidad tras su lesión.

El primer tiempo plasmó lo que muchos habían anticipado en la previa, ya que ambos equipos se mostraron ciertamente cautelosos durante los minutos iniciales. Sin embargo, la lesión de N’Golo Kanté obligó a Frank Lampard a mover sus fichas y modificar ligeramente su planteo.

En el desarrollo, Manchester United no generó demasiadas jugadas de peligro, pero se las ingenió para molestar a los locales con alguna que otra aproximación desde el sector izquierdo. Brandon Williams no pudo pasar mucho al ataque, pero Fred y Bruno Fernandes crearon un par de llegadas interesantes que despertaron el entusiasmo de los hinchas.

Sobre la media hora, Chelsea complicó a la defensa con algunos contraataques veloces que dejaron mal parados a los defensores. De todas formas, las vueltas de Nemanja Matić le dieron una mano enorme a sus compañeros, por lo que David De Gea no tuvo que preocuparse demasiado por proteger la última línea.

Pese a la paridad, los chicos de Ole Gunnar Solskjaer sorprendieron con una combinación letal sobre el cierre de la primera parte.

Aaron Wan-Bissaka, que no se había arrimado tanto al territorio rival, no dudó en sacarse la marca para habilitar a Martial en el área chica. La precisión de su centro solo fue superada por el cabezazo del francés, un delantero que sabe cómo ser letal cuando es necesario.

Gracias a esta exquisita jugada, Manchester United se fue al entretiempo 1-0 en ventaja. Sin dudas, un resultado que lo benefició de cara a los últimos 45 minutos en Stamford Bridge.

4656
Anthony Martial se sacó la bronca al convertir el 1-0 parcial.

En el complemento, el partido se calentó a causa de algunas infracciones fuertes y un fallo clave del árbitro, que anuló el empate de Chelsea por un empujón muy notorio.

El transcurso del reloj picó aún más el encuentro, pero los visitantes se las volvieron a ingeniar para estirar el marcador a su favor. Tras un córner muy bien ejecutado por parte de Fernandes, el capitán Maguire conectó un frentazo perfecto para doblegar a Willy Caballero y colocar el 2-0 final.

El festejo de los jugadores, que se acercaron a la tribuna visitante para compartir la alegría con los hinchas, fue un momento mágico, porque simbolizó el verdadero aliento que los más fieles siempre le brindan a su equipo tanto en las buenas como en las malas.

Asimismo, los presentes aprovecharon la ocasión para cantarle algunos temas clásicos al DT, como “You’re my Solskjaer” y “Who put the ball in the Germans net?”. Como si fuera poco, la euforia del momento los llevó a convertirse en la única voz del estadio al cubrir todo sonido ajeno, incluso el del público local.

54657
Harry Maguire se convirtió en el líder que este equipo estaba necesitando.

Afortunadamente, los muchachos pudieron aguantar el 2-0 con garra de sobra para hacerse con tres puntos importantísimos de cara a la última parte de la temporada. Además, gracias a este triunfo, Manchester United sumó su tercera victoria consecutiva ante los de Lampard para transformarse en el verdadero dueño de la capital.

Con este resultado en el bolsillo, los Red Devils saldrán a encarar una semana clave, que continuará este jueves cuando visiten a Brujas por los dieciseisavos de final de la Europa League.

Las opiniones expresadas en este artículo son de la autora y no necesariamente reflejan el punto de vista de Manchester United.

Recomendado:

Palabras clave relacionadas