Harry

Triunfos que empiezan a ganar peso

viernes 01 enero 2021 23:38

Manchester United arrancó el año de la mejor manera y se puso a la par de Liverpool en la tabla de posiciones.

Con goles de Anthony Martial y Bruno Fernandes, los dirigidos por Ole Gunnar Solskjaer se impusieron por 2-1 ante Aston Villa en Old Trafford, donde alcanzaron un invicto de 10 partidos sin perder por Premier League.

Durante los primeros minutos del encuentro, el equipo salió a presionar con una confianza notable, arrinconando al rival dentro de su propia área. Los toques de Paul Pogba y Marcus Rashford le dieron un encanto especial a estos recurrentes ataques, que empezaron a cesar con el transcurso del primer tiempo, pero culminaron con el oportuno 1-0 de Martial.

Anthony Martial recibió una gran asistencia de Aaron Wan-Bissaka en el 1-0 parcial.

En el complemento, los Red Devils no pudieron aguantar los avances del conjunto de Dean Smith y terminaron concediendo un gol ligeramente evitable, teniendo en cuenta la libertad que había encontrado Jack Grealish antes de asistir al autor del empate.

A pesar de esto, Manchester United logró recuperarse rápidamente de este pequeño traspié, que había sembrado algunas dudas de cara al desarrollo de la segunda mitad. Aunque el VAR haya tenido que entrar en acción, el árbitro sancionó un claro penal sobre Pogba, que Bruno cambió por gol, dejando en exposición su tremenda frialdad a la hora de patear desde los 12 pasos.

Los minutos finales se hicieron cuesta arriba para los chicos de Solskjaer, que tuvieron que dar batalla para quedarse con los tres puntos. Por fortuna, David De Gea y Eric Bailly defendieron el resultado con uñas y dientes, demostrando un compromiso gigante pese al cansancio.

Una vez más, el grupo entero supo hacerse grande dentro de la cancha para alcanzar un triunfo pesado y ponerse a la par del líder Liverpool, que visitará a Southampton el próximo lunes.

Aunque este sea prácticamente el comienzo y aún suene apresurado hablar de “candidatura al título”, el trabajo de Ole y compañía está rindiendo sus frutos, ya que existe una clara mejora con respecto al rendimiento de hace algunos meses atrás.

Hoy en día, el equipo aprendió a mostrarse cada vez más consistente y seguro, especialmente a nivel local. Por lo tanto, 2021 puede ser el año que tanto venimos ansiando. Solo hay que confiar en el proceso y apoyar a estos soldados, que mueren por salir campeones tanto como nosotros.

Las opiniones expresadas en este artículo son de la autora y no necesariamente reflejan el punto de vista de Manchester United.

Recomendado:

Palabras clave relacionadas