click to go to homepage
ルーニー

Biografía

Wayne Rooney es el máximo goleador de la historia del Manchester United y el único jugador que ha marcado 250 goles para los Rojos, un hito que alcanzó cuando en enero de 2017 batió el récord de larga data de Sir Bobby Charlton.

También aseguró un lugar entre los íconos del Old Trafford al ser nombrado capitán del club, un honor que se le concedió la víspera del arranque de la temporada 2014/15. El veterano del United alzó su primer trofeo como capitán a finales de la segunda campaña que portó el brazalete, cuando ganó con el equipo la FA Cup en mayo de 2016, luego de un electrizante triunfo en tiempos extras sobre el Crystal Palace en el estadio de Wembley. Ese era el único galardón que le faltaba a su impresionante colección personal de trofeos que ha reunido a lo largo de su ilustre carrera con los Rojos. Por supuesto, no podemos olvidar que fue un Rooney adolescente quien hizo su debut en la cancha del Old Trafford en septiembre de 2004, cuando anotó un maravilloso hat-trick en un partido de la Champions League ante el Fenerbahce. En realidad, su excelente desempeño no causó sorpresa, dada la excelente reputación que había construido desde que fuera descubierto, algunos años atrás, por Paul McGuiness, exdirector de la Academia. El estratega recuerda a Rooney en un encuentro de la categoría sub-9 entre el United y el Everton: "Rooney anotó la chilena perfecta, que, para un niño de ocho o nueve años, fue algo verdaderamente especial". Esa hazaña fue solamente un atisbo de lo que vendría más adelante; y, naturalmente, fue una jugada de fantasía que reprodujo más adelante en los grandes escenarios futbolísticos, en el marco del clásico de Mánchester. Para finales de la campaña 2004/05, su primera vistiendo la camiseta roja tras firmar con el United proveniente del club Everton, Rooney ya había acumulado diecisiete goles en cuarenta y tres apariciones, lo que le valió, con justa razón, el Premio PFA al jugador joven del año. En su segunda temporada en el Old Trafford, Rooney progresó enormemente. Terminó el año con diecinueve dianas en cuarenta y ocho encuentros y se hizo acreedor al Premio Sir Matt Busby al mejor jugador del año que eligen los fans y al Premio al mejor jugador joven del año (nuevamente), que otorgan los miembros de la Asociación de futbolistas profesionales. A pesar de haber tenido una complicada Copa Mundial con la selección inglesa en 2006, Rooney metió el esférico hasta el fondo de la red veintitrés veces con el United en la temporada en la que los Rojos alzaron la Copa Carling y ganaron el primer título de la liga inglesa en tres años. Cristiano Ronaldo acaparó todos los titulares en 2007/08, pero Rooney aportó otros dieciocho goles, una cuenta que incluía tres dobletes en partidos de liga y cuatro goles en Europa. La fascinante dupla ofensiva que formó con Carlos Tévez, (diecinueve goles), fue uno de los factores clave para obtener el doble triunfo de los Rojos en la Liga Premier y en la Liga de Campeones y consolidar su condición de cono en el Old Trafford. Sin embargo, no son únicamente los goles de Wayne los que lo han convertido en un favorito de los fans del United. Trabajador incansable, Rooney siempre se entrega al cien por cien y no soporta perder. Estos son los rasgos de personalidad que, a veces, lo han metido en aprietos en el pasado, pero todos sus fans reconocen su inmensa pasión y su voluntad de triunfo. Muchas veces se pasa por alto su gran capacidad de adaptación. Aunque se siente más cómodo irigiendo el ataque o justo detrás del primer punta, Rooney ha dado brillantes exhibiciones desde los costados en numerosas ocasiones. Con una velocidad endiablada y excelente visión para los pases largos, Rooney es igual de efectivo creando oportunidades de gol como anotándolos. Dicho esto, los goles son el pan de cada día de Rooney, y ni siquiera la llegada de Dimitar Berbatov al Old Trafford en septiembre de 2008 pudo desestabilizarlo. De hecho, la pareja forjó de inmediato una poderosa mancuerna en el ataque, y en enero de 2009, Wayne se embarcó en una prolífica racha que lo vio marcar en cinco partidos de liga seguidos. Un mes antes, había acaparado la atención en Japón con el gol ganador en la final y el doblete como suplente en la semifinal. Continuaron los éxitos en la temporada 2008/09, cuando el atacante inglés ganó su tercer título de liga con los Rojos en el mes de mayo. Desafortunadamente, Rooney y el United no pudieron sumar otro título europeo, ya que el Barcelona se adjudicó la victoria en la final de la Champions League disputada en Roma. El delantero comenzó la campaña 2009/10 con el pie derecho, anotando en los dos primeros partidos de los Rojos contra el Chelsea, en la Community Shield, y contra el Birmingham City, en la liga. Rooney tuvo otra brillante actuación en el triunfo 5-0 sobre el Wigan en el DW Stadium el 22 de agosto, partido en el que marcó sus goles número 100 y 101 con los Rojos. Para mayo, su cuenta de goleo personal sumaba 131; Rooney disfrutaba de su mejor temporada frente al arco hasta ese momento, y, a veces, se tenía la impresión de que él solo guiaba a los Rojos a través de las aguas nacionales y europeas. Sus hazañas fueron recompensadas con varias distinciones individuales, entre ellas los premios al mejor Jugador del Año de la PFA y de los periodistas futbolísticos. Rooney siempre había sido considerado una de las grandes promesas del fútbol inglés: ahora demostraba que el enorme despliegue publicitario que se había desatado en torno suyo estaba más que justificado. Es más, en octubre de 2010 firmó un nuevo contrato de cinco años, que garantizaba su futuro a largo plazo en el United. Y, aunque el artillero alcanzó su mejor forma hasta la segunda mitad de la temporada 2010/11, su contribución para la obtención del decimonoveno título de liga de los Rojos es indiscutible. En los momentos de mayor urgencia, Rooney estaba en el lugar adecuado para catapultar los balones hasta el fondo de la red y conducir al United por la senda de la gloria. Le dio un giro de 180° al partido en el que los hombres de Sir Alex iban abajo en el marcador por 2-0 y anotó un hat trick, para darle la victoria al United por 4-2 en West Ham, y su participación fue crucial en el triunfo ante el Chelsea en el Old Trafford; asimismo, mantuvo la calma en Ewood Park al momento de cobrar el penal con el que finalmente el equipo conquistó el título. El número 10 continuó desempeñando su papel de talismán en la temporada 2011/12, y formó una formidable dupla con Danny Welbeck, quien regresaba de un préstamo. Algunos sostienen que catapultó al United a través de la temporada de una manera similar a como lo hizo en el 2009/10, produciendo goles en los momentos cruciales. Wayne anotó treinta y cuatro de ellos, con lo que superó a la leyenda del United, George Best, en la tabla de los goleadores más prolíficos del United y solo Jack Rowley, Denis Law y Sir Bobby Charlton lo superan. La llegada de Shinji Kagawa en el 2012 tuvo un impacto inmediato en el papel que desempeñaba Rooney, quien en numerosas ocasiones se vio obligado a jugar más retrasado que de costumbre durante la campaña 2012/13; sin embargo, la inevitable merma de goles fue mitigada por los treinta que marcó Robin van Persie. A pesar de todo, Wayne marcó doce tantos en la liga, incluyendo dos en el triunfo del crucial derbi de Mánchester disputado en diciembre. Su racha goleadora continuó en 2013/14, campaña en la que alcanzó la marca de los 200 goles con los Diablos Rojos en un encuentro de la Champions League ante el Bayer Leverkusen. En febrero de 2014, en su décima temporada en el Old Trafford, firmó un nuevo contrato de cinco años y medio. Rooney encontró la red en 19 ocasiones en total y terminó como máximo goleador del club, incluyendo una joya de gol desde los 50 metros en West Ham, que más tarde sería elegido como el Gol del Año del United. Anotó su primer tanto con la selección nacional de Inglaterra en la Copa del Mundo durante la derrota inglesa 2-1 contra Uruguay. La siguiente campaña, un periodo de transición para el club, el veterano Rooney ayudó a guiar a los jugadores más jóvenes. Además, mostró su versatilidad durante toda la temporada y fue un pilar de fiabilidad para el nuevo técnico de los Rojos, quien le tuvo confianza y lo puso a operar en una posición más retrasada, justo detrás del ariete, y a veces incluso en el medio campo. Sin embargo, a pesar de su constante migración, el capitán continuó siendo una fuerza ofensiva con gran peso en la cancha, un verdadero depredador, que añadió 13 goles a su cuenta personal, con lo que aseguró el título de máximo goleador del club en 2014/15. Fue el autor de otras 15 dianas en 2015/16, jugando en dicha posición más atrasada bajo la dirección de van Gaal, es decir, como no.10 detrás de la nueva revelación, Marcus Rashford. La cereza en el pastel fue alzar la FA Cup en el estadio de Wembley. El capitán superó la marca de Sir Bobby de 249 goles con el club, cuando anotó el fenomenal agónico tiro libre que rescató un punto en Stoke City el 21 de enero de 2017. Rooney marcó otros tres tantos antes de que la temporada 2016/17 llegara a su fin y les ayudó a los Rojos a ganar la League Cup y la UEFA Europa League antes de decidir regresar al club de su niñez, el Everton, en el verano, después de 13 exitosísimos años en el United, donde siempre tendrá categoría de leyenda.

Leer menos About Wayne Rooney
  • Posición

    Delantero

  • País

    Inglaterra

  • Fecha de nacimiento

  • Fichado

  • Debut con el United

    vs. Fenerbahce (L) Champions League

  • Salida del United

Lo último

Manchester United

Fred se convirtió en el anotador núm. 500 Article

El nuevo chico del United, el brasileño Fred, entró en el libro de los récords con su primer gol para los Rojos.

Wayne Rooney.

Rooney se va a la MLS. ¿Qué opina José de eso? Article

¿Qué piensa José Mourinho acerca de que el excapitán del United Wayne Rooney se mude a los Estados Unidos?

Wayne Rooney

Rooney se reincorpora al Everton Article

Wayne Rooney vuelve al Everton después de trece años en el Manchester United.