click to go to homepage
Romelu Lukaku.

¿Cómo le ha ido al United en sus visitas a Rusia?

Mientras la Copa Mundial 2018 sigue a paso acelerado en Europa Oriental, volvemos la vista atrás para recordar los siete partidos que el United ha jugado en suelo ruso.

Los Rojos lo visitaron por primera vez en 1992, y todavía no han perdido un partido en 90 minutos en el seno del país más extenso del mundo (por área). Sin embargo, no podemos decir que haya sido fácil. Si bien es cierto que la Copa Mundial se está desarrollando en nuevos y lujosos estadios, creados específicamente para cumplir con los requisitos de la FIFA para el torneo de fútbol más importante del planeta, los viajes al este durante la década de los 90, era un viaje hacia lo desconocido.

Torpedo Moscú, 19/09/1992 (empate 0-0, derrota 4-3 en penaltis)

Después de empatar a cero en la ida y en la vuelta contra el Torpedo, uno de los cinco clubs más importantes que juegan en la capital rusa, el United salió eliminado de la Copa de la UEFA 1992-93 en tanda de penaltis en la vuelta en Moscú. Gary Neville había debutado con el primer equipo en el partido de ida en el Old Trafford, y la vuelta se jugó en el Estadio Torpedo, hoy en día llamado estadio Eduard Streltsov, al sur de Moscú. La contienda fue reñida, memorable ante todo por la expulsión de Mark Hughes y por la posterior definición por penales, donde Steve Bruce, Brian McClair y Gary Pallister fallaron sus lanzamientos. El resumen del partido en el periódico The Independent mencionó que los jugadores del Torpedo ganaban escasas 4 libras esterlinas a la semana.

Recuerdos de 1992
Gary Neville afirma

«Mi debut fue un saque de banda contra el Torpedo Moscú. Eso fue todo. No toqué la pelota con los pies».

Rotor Volgograd, 12/09/1995 (empate a 0-0)

Una cosa era viajar a Moscú y otra, a Volgogrado, a solo 1000 km de la capital. Pocos aficionados del United habían siquiera oído hablar del Rotor, y un número incluso menor hizo el viaje a miles de kilómetros al este. Aquellos que lo hicieron, calcularon que estuvieron presentes cerca de 140 aficionados del United, y las noticias que llegaron hablaban del asombro de los rusos por los artículos personales relativamente modestos que los aficionados y el cuerpo técnico llevaban con ellos. El colapso de la Unión Soviética había ocurrido apenas cuatro años antes y Rusia era una nación muy distinta a la que se ve hoy en la Copa Mundial.

El partido se llevó a cabo en el ahora demolido estadio Central, que se encontraba en el mismo sitio que el Volgograd Arena, donde Inglaterra venció 2-1 a Túnez el lunes por la noche. El United, neutralizado, se llevó un empate a cero de su visita, mientras los fans en casa intentaban seguir la acción interpretando las granuladas imágenes emitidas por televisión. La eliminatoria fue más memorable por el partido de vuelta disputado en el Old Trafford, donde el invicto en casa del United en competiciones europeas, que había durado 39 años, se vio en peligro. Después de ir perdiendo 2-0 en el minuto 25, les dimos pelea y remontamos por conducto de Paul Scholes y, de forma increíble, de Peter Schmeichel, cuyo remate de cabeza tardío permitió que el United conservara el récord. Sin embargo, no fue suficiente para evitar la salida de los Rojos de la Copa de la UEFA, por la regla de los goles marcados fuera de casa.

Peter Schmeichel.
Peter Schmeichel remata de cabeza el córner de Ryan Giggs para igualar el marcador contra el Rotor.

Chelsea, 21/05/2008 (1-1, victoria 6-5 en penaltis)

Esta vez, en lugar de un contrincante ruso, el United debió enfrentarse a un conocido rival inglés en el encuentro de clubs más importante de todos: la final de la Champions League. Cuando los fans del United piensan en Rusia, lo primero que se les viene a la mente es dicho partido ¿a quién podría sorprenderle? Un trepidante empate a uno, un divino gol creado por dos jugadores formados en the Cliff –Paul Scholes y Wes Brown– y convertido por Cristiano Ronaldo, y luego una tanda de penaltis de infarto, en la que Edwin van der Sar aseguró la victoria de los Rojos, al salvar el disparo de Nicolas Anelka. Veintiún mil fieles aficionados, soportando estoicamente la lluvia en el estadio Luzhniki de Moscú, compartieron con los Rojos una de las noches más grandes de la historia del club.

CSKA Moscú, 21/10/2009 (victoria 1-0)

El primer enfrentamiento contra el CSKA Moscú, nuestro más rival ruso más frecuente, y un pronto retorno al Luzhniki. El gol tardío de Antonio Valencia bastó para asegurar la primera auténtica victoria de los Rojos en Rusia. 

CSKA Moscú, 21/10/2015 (empate 1-1)

Exactamente seis años después, el CSKA les dio a los de Louis van Gaal un buen susto en la Champions League. David de Gea salvó un penalti, pero no pudo evitar que el delantero marfileño Seydou Doumbia convirtiera en el rebote. El United respondió en la segunda parte y un testarazo de Anthony Martial rescató un punto. Este duelo se disputó en el Arena Khimki, a unos 30 km al noroeste de Moscú, ya que el CSKA esperaba la construcción de su nuevo estadio.

Anthony Martial.
Anthony Martial celebra después de empatar en el Arena Khimki.

FC Rostov, 09/03/2017 (empate 1-1)

Solo 238 fans viajaron a Rostov-on-Don, en el sur de Rusia, para presenciar la ida de este partido de octavos de final de la Europa League. El United llegaría hasta la final en Estocolmo, pero no antes de jugar en una de las peores canchas que hemos visto en los últimos años. Aunque Henrikh Mkhitaryan parecía haber asegurado la ventaja en la primera parte, el Rostov devolvió el golpe en la segunda mitad y mantuvo vivas las esperanzas de su equipo para la vuelta en el Old Trafford.

CSKA Moscú, 27/09/2017 (victoria 4-1)

La exitosa campaña de la Europa League aseguró el regreso del club a la Champions League y otro enfrentamiento contra el CSKA, en su nuevo estadio, el VEB Arena, cuya construcción ya había terminado. Como se construyeron tantas sedes nuevas en Rusia para albergar la Copa Mundial, estadios como el VEB ni siquiera estuvieron incluidos en la postulación de Rusia, a pesar de que el CSKA es uno de los clubs más importantes y célebres del país. En su primera visita, el United registró su marcador más abultado hasta la fecha en ese país: un triunfo 4-1, cortesía de Romelu Lukaku y Anthony Martial.

Este resultado parece haberles dado cierta confianza a las estrellas mundialistas del United, ya que ninguno de los Rojos que actualmente están jugando en Rusia, han visto perder a sus países.

 

Palabras clave relacionadas