click to go to homepage
Paul Pogba

Manchester United 0 Liverpool 0

El tan esperado encuentro entre el Manchester United y el Liverpool en el Old Trafford terminó en un atropellado y frustrante empate a cero, un resultado que dista mucho de reforzar las aspiraciones de ambos clubs en la Premier League.

El United seguirá compitiendo con fuerza por un puesto entre los cuatro primeros, pero aunque los aficionados visitantes señalaron que su equipo ha vuelto a la cima de la liga, saben muy bien que los hombres de Jürgen Klopp perdieron la oportunidad de ampliar la brecha con el Manchester City.

Este es el primer partido sin goles del reinado de Solskjaer como técnico interino y, salvo en un par de ocasiones, fue una tensa contienda sin mucha acción en las áreas. Es más, podría decirse que el partido fue más intrigante que emocionante.

No fue el comienzo ideal para el United, cuando, a los 27 segundos de juego, David de Gea cometió mano en el área para controlar un pase retrasado de Ashley Young.

Afortunadamente para los pupilos de Solskjaer, el tiro libre estaba tan cerca que tuvo que ser un potente remate, sin tiempo de darle la correcta colocación, y la zaga se encargó de despejar el disparo de James Milner.

El comienzo fue vertiginoso, y el United tuvo una peligrosa llegada tempranera, pero Alisson controló fácilmente el disparo de Marcus Rashford.

Parte de los planes de Solskjaer y de su cuerpo técnico se fueron por la borda en los primeros 20 minutos, cuando las lesiones comenzaron a hacer de las suyas. Primero, Ander Herrera se vio obligado a abandonar el campo a los 20 minutos de juego. Cinco minutos después, su compatriota Juan Mata también cayó al césped lesionado, y se dirigió con rapidez y tristeza al vestuario.

La precipitada reorganización obligó la introducción de Andreas Pereira y Jesse Lingard. Vale la pena hacer notar que las lesiones no fueron exclusivas del once del United, ya que a la media hora de juego, Klopp también tuvo que hacer ajustes en su equipo dado que Firmino tuvo que marcharse y Daniel Sturridge entró en escena.

United.
Jesse Lingard fue el tercer jugador del United en salir del campo lesionado en la primera mitad.

Es cierto, hubo drama, intensidad y algo de violencia, pero también algunos momentos de calma, en tanto los rivales luchaban por la supremacía.

Ambos equipos buscaban el pase letal que abriera el marcador y, a los 40 minutos, Romelu Lukaku parecía haber dado con la clave que desbloquearía la defensa del Liverpool.

Los anfitriones habían iniciado una contra y el Old Trafford se puso de pie cuando el belga se detuvo y tocó un balón filtrado ante la llegada de Lingard. Sin embargo, el portero brasileño del Liverpool, Alisson, leyó bien la jugada y salió rápidamente para arrebatarle la pelota de los pies al delantero inglés.

Lingard, quien había regresado al banco de suplentes luego de haberse perdido el triunfo en Chelsea por la Emirates FA Cup por una lesión, se lesionó en dicho incidente y el United se vio obligado a realizar su tercer y último cambio poco antes del descanso.

Los pupilos de Solskjaer no permitieron que las lesiones los desanimaran, continuaron mostrando decisión, actitud ofensiva y hambre. Alexis, suplente de Lingard, lo demostró claramente con un preciso centro para Lukaku, quien, lamentablemente, disparó directamente a las manos de Alisson.

Al United se le presentó la gloriosa ocasión de inaugurar el marcador en los primeros minutos del segundo tiempo, cuando, tras un tiro libre que habían ganado los Rojos, Paul Pogba encontró un hueco, irrumpió en el área y saltó para ganar el duelo aéreo, sin embargo, su testarazo, enfrente del Stretford End, fue muy flojo y Alisson lo atajó con facilidad.

El ambiente crecía en el Old Trafford y una intensa avalancha de ruido bajó de las gradas hasta el terreno de juego. Era tan ensordecedor el griterío que Solskjaer tuvo que hacer un gran esfuerzo para hacer llegar sus mensajes a los jugadores.

Las oportunidades brillaban por su ausencia en ambos extremos de la cancha, pero el Liverpool comenzó a controlar el juego, que se hizo más movido. Solskjaer, quien había tenido que hacer tres cambios en media hora en la primera mitad, ya no tenía ninguna carta que jugar. Klopp, por su parte, hizo uno de los dos que le quedaban: Xherdan Shaquiri entró por Jordan Henderson.

La sólida defensa del United se mantuvo impenetrable y frustró todos los intentos del Liverpool. Justo cuando la pizarra digital señaló dos minutos de tiempo añadido, Lukaku mandó un sensacional centro que, sin embargo, evadió apenas tanto a Alexis como a Smalling que estaban, expectantes, en el umbral del arco, buscando el gol que le diera el triunfo a su equipo.

LA INFORMACIÓN DEL PARTIDO

United: De Gea, Young (C), Smalling, Lindelöf, Shaw, Herrera (Pereira 20), McTominay, Pogba, Mata (Lingard 25 (Alexis 42)), Lukaku, Rashford.

Suplentes: Romero, Bailly, Fred, Dalot.

Tarjeta amarilla: Young.

Liverpool: Alisson, Matip, Van Dijk, Robertson, Milner, Wijnaldum, Henderson (Shaqiri 71), Fabinho, Mane, Salah (Origi 79), Firmino (Sturridge 30).

Suplentes: Mignolet, Alexander-Arnold, Keita, Lallana.

Tarjetas amarillas: Milner, Shaqiri, Wijnaldum.

Asistencia: 74,519.

Palabras clave relacionadas