click to go to homepage
Marcus Rashford.

Manchester United 2 Brighton 1

El Manchester United alargó la histórica racha goleadora de Ole Gunnar Solskjaer con una victoria 2-1 sobre el Brighton en el Old Trafford.

El conjunto local produjo su mejor fútbol ofensivo en la primera mitad, en la que cayeron sendos goles de Paul Pogba y Marcus Rashford. El juego de este último fue el plato fuerte de los primeros 45 minutos. Sin embargo, el United aflojó en la segunda parte, y el Brighton redujo la brecha por conducto de Pascal Gross, y en el partido, que hasta entonces había sido un paseo en el parque, comenzó a reinar el nerviosismo.

El fin de semana en que el United conmemora los 25 años de la muerte de Sir Matt Busby, Solskjaer estaba a punto de superar al legendario técnico de la posguerra, que comenzó su mandato con cinco victorias consecutivas en 1946.

Antes de la patada inicial, hubo un cálido y maravilloso aplauso y ovación para conmemorar el aniversario de la muerte del escocés ocurrida en 1994. Una sexta victoria en la liga eludió a Busby hace 73 años, cuando los Rojos empataron en casa contra el Chelsea (1-1), pero, bajo la batuta del Solskjaer, el United ha conseguido seis victorias de seis en todas las competiciones.

El noruego tenía planeado convocar al mismo once titular que había conseguido tres puntos en la visita al Tottenham, pero el lateral izquierdo, Luke Shaw, cayó enfermo antes del juego y tuvo que ser reemplazado por Diogo Dalot en la alineación.

La energía y el renovado espíritu de lucha se hicieron evidentes desde el primer minuto, cuando el United se lanzó al Brighton sin piedad, disputando cada balón como si fuera el último y recuperando cada balón a la deriva. Los visitantes se dedicaron a defender y les fue prácticamente imposible obtener la posesión de la pelota. El dominio del United provocó un tiro libre de Pogba, que se estrelló en la barrera, y después, el francés se abrió el espacio pero su disparo se perdió por encima del arco.

Paul Pogba.
Paul Pogba puso al United al frente desde le punto penal.

El conjunto de Chris Hughton retomó fuerzas y comenzó a emerger como un desafiante rival que consiguió crear un par de oportunidades. Pero los Rojos no iban a permitirlo y la inspirada magia de Rashford y Pogba acabó por desgastar a los Seagulls. Ambos probaron suerte con tiros bloqueados y Pogba intentó una chilena que se perdió por un costado.

La presión era intensa y, cuando Pogba se metió en el área penal a los 25 minutos, el lateral Gaetan Bong lo derribó y el árbitro señaló el punto penal. Pogba tomó el balón y el Old Trafford lo alentó mientras hacía su célebre carrera, antes de cobrar vida y convertir con potencia la pena máxima para vencer a David Button.

El segundo gol del United en el minuto 42, fue una definición excepcional de Rashford. El lateral izquierdo Dalot le sirvió la pelota en charola de plata al originario de Mánchester, quien de manera experta se la había pasado al defensa. El portugués se sacudió a su marca, detuvo su carrera y le mandó un pase filtrado a Rashford. El asombroso juego de pies del enrachado delantero en el reducido espacio del área fascinó a propios y extraños y, finalmente, con enorme maestría, lanzó la pelota al fondo de las redes. Con este suma ya cinco tantos en siete partidos bajo la batuta de Solskjaer.

El descanso no hizo más que aumentar la confianza y audacia de Rashford y este volvió al terreno de juego decidido a seguir atormentando al Brighton. Realmente estaba vivo. A cuatro minutos del descanso, lanzó un tiro libre y, a continuación, mandó un poderoso centro lleno de veneno al segundo poste, con el que Jesse Lingard, por más que se apresuró, no pudo hacer contacto.

El United echaba chispas, y Anthony Martial y Pogba hicieron gala de sus habilidades técnicas para generar ocasiones personales que estuvieron cerca de ampliar la ventaja de los Rojos. De pronto, el ritmo del United se ralentizó, y Solskjaer se preparó para inyectar nueva vida al conjunto mandando a Romelo Lukaku y a Juan Mata a la refriega. Pero antes de que el belga y el español pudieran entrar en acción el Brighton sorprendió a los Rojos con un gol en el minuto 72.

Fue una jugada sin grandes complicaciones: Davy Propper centró para Gross, quien controló con el pecho y la empujó al fondo de la cabaña de De Gea. Lukaku volvió a enfundarse su abrigo, mientras Solskjaer y compañía evaluaban la nueva situación. Mata finalmente entró por Lingard; el Brighton parecía haber rejuvenecido y se dedicó a meter, una y otra vez, al United en apuros.

Ole Gunnar Solskjaer
Siete victorias en siete partidos para Solskjaer.

De repente, el partido había tomado una vertiente completamente distinta, ya que los Seagulls se habían dado cuenta de que podían dar la sorpresa.

Las cosas se complicaron para los Rojos, que estaban bajo una enorme presión. Fue un final muy tenso, en el que el United no hizo más que buscar recobrar el brillo. Fue una agónica guerra de nervios, en la que el Brighton se dedicó a atacar buscando la igualada y los Rojos a defenderse con uñas y dientes. Afortunadamente, a fin de cuentas, supieron sacar la garra que los caracteriza y sumaron una victoria más para Solskjaer.
Mike Phelan y Michael Carrick
Mike Phelan y Michael Carrick observan el intenso final.

United: De Gea, Young (C), Lindelöf, Jones, Dalot, Matic, Herrera, Lingard (Mata 74), Pogba, Rashford (Darmian 93), Martial (Lukaku 82).

Suplentes: Romero, Bailly, A. Pereira, Alexis.

Goles: Pogba (27 pen), Rashford (42)

Tarjetas amarillas: Rashford

Brighton: Button, Montoya, Duffy, Dunk, Bong, March (Knockaert,60), Gross (Kayal 81) Stephens, Propper, Locadia, Murray (Andone 60).

Suplentes: Saltor, Balogun, Steele, Gyokeres.

Gol: Gross (72)

Palabras clave relacionadas