click to go to homepage
Marcus Rashford.

El papel de Rashford en la historia de la Copa Mundial

El martes por la noche, Marcus Rashford ayudó a Inglaterra a hacer historia: la selección de los Tres Leones ganó, por primera vez, un partido de Copa Mundial en tanda de penaltis.

Aunque el artillero del Manchester United solamente jugó los últimos siete minutos del tiempo extra, a la hora de cobrar el segundo penalti de su equipo, reveló auténtica maestría. A fin de cuentas, Inglaterra venció 4-3 a Colombia, luego de un tenso empate 1-1 después de 120 minutos.

Los sudamericanos habían empatado en el tiempo agregado al final del tiempo reglamentario de la mano del imponente Yerry Mina, quien con un testarazo canceló el penalti de Harry Kane en el minuto 57.

Marcus Rashford.

Cuando llegó la hora de los penaltis, Colombia parecía tener la situación controlada. Habían concretado tres intentos, entre ellos el primero, del exdelantero del United, Radamel Falcao, y parado el tercero de Inglaterra: el arquero del Arsenal, David Ospina, atajó de manera brillante el lanzamiento del capitán del Liverpool, Jordan Henderson.

Sin embargo, a continuación, el tiro de Mateus Uribe chocó contra la parte baja del travesaño, Kieran Trippier empató el marcador 3-3 y el guardameta de Inglaterra, Jordan Pickford, realizó una soberbia atajada a disparo de Carlos Bacca.

Esa secuencia de acontecimientos hizo que al centrocampista del Tottenham Hotspur Eric Dier le tocara marcar el penal decisivo, que catapultó al extasiado combinado inglés al partido de cuartos de final del próximo sábado por la tarde en el Samara Arena, donde Suecia lo estará esperando.

Ese mismo día por la mañana, los suecos derrotaron 1-0 a Suiza. Victor Lindelöf del United jugó los 90 minutos del duelo disputado en el estadio de San Petersburgo.

Jesse Lingard y Marcus Rashford.

El fichaje del verano pasado, procedente del Benfica, deberá medirse a Rashford y a sus otros compañeros del United, Jesse Lingard y Ashley Young, que, a propósito, fueron titulares ante Colombia, y a Phil Jones, quien se quedó en el banquillo.