436667

Un empate con sabor a poco

Manchester United empató 1-1 ante Everton por Premier League en un partido opacado por la polémica.

En una jornada muy especial, donde Manchester United cumplía 4000° encuentros con por lo menos un jugador de la casa en el once y en el banco, los dirigidos por Ole Gunnar Solskjaer tenían la chance de volver a sumar de a tres en condición de local para ponerse en una muy buena posición tras la derrota de Chelsea.
455778
El famoso túnel de Old Trafford volvió a conducir a los jugadores hacia el campo de juego.

En el primer tiempo, los Red Devils salieron a presionar a los visitantes para hacer valer la localía por medio de la buena conducción de Daniel James, que marcó el ritmo del ataque desde el sector derecho.

A segundos del arranque, Jesse Lingard tuvo una oportunidad muy clara de abrir el marcador. Y más tarde, Marcus Rashford casi aprovecha una pelota parada para meterla de tiro libre. Sin embargo, la falta de una mayor generación de situaciones concretas llevó a Everton a empezar a animarse a más. Con alguna que otra aproximación, anticipó lo que ocurriría antes del entretiempo.

En un córner, Dominic Calvert-Lewin cometió una infracción no advertida ni por el árbitro ni por el VAR. A causa de esto, David De Gea no llegó a despejar el centro con los puños, por lo que la pelota terminó rebotando contra la humanidad de Victor Lindelöf, que no pudo evitar poner el 1-0 en contra. Sin dudas, una serie de situaciones desafortunadas que complicaron el desarrollo del encuentro en Old Trafford.

En el complemento, Manchester United empezó a manejar el partido mediante la posesión de la pelota. De todas formas, el cerrojo defensivo de los visitantes le impidió entrar con facilidad. James dejó de intervenir, Rashford rara vez encontró su lugar y Anthony Martial nunca halló huecos para dificultar la tarea de la defensa.

Pese a estas complicaciones, el ingreso de Mason Greenwood marcó la diferencia al menos por un instante. El juvenil tomó el balón, lo acomodó para su zurda y sacó un remate potente al palo izquierdo de Jodan Pickford, que ni siquiera llegó a rozar el balón. Indudablemente, un gol casi calcado al que le metió a AZ Alkmaar el pasado jueves.

La llegada del empate condujo a los de Solskjaer a empujar a Everton contra su propia área, pero aún sin demasiada claridad. Sin embargo, sus esfuerzos se hicieron notar a lo largo de todo el segundo tiempo, por lo que el resultado final puede parecer un tanto injusto.

34677
Mason Greenwood, otra vez clave en el Teatro de los Sueños.

Los de Duncan Ferguson sumaron un punto de oro, mientras que Manchester United desperdició una gran oportunidad de volver a ganar como local.

A pesar de esto, el equipo se mantiene invicto en lo que va de diciembre, un mes cargado de desafíos de todo tipo, donde todavía hay mucho en juego. Ahora, solo le queda ponerse a pensar en Colchester United, próximo rival por Copa de la Liga.

Las opiniones expresadas en este artículo son de la autora y no necesariamente reflejan el punto de vista de Manchester United.

Recomendado:

Palabras clave relacionadas