Giggs

De jugador a entrenador: El ascenso de Giggs

Un día como hoy, pero de 2014, Ryan Giggs asumía el cargo de director técnico interino de Manchester United.

Lo más probable es que todos recordemos al galés como aquel jugador que solía correr a alta velocidad, dejando en el camino a sus rivales y marcando goles hermosos, pero insólitos.

En este momento, no puedo dejar de pensar en los que convirtió ante Liverpool en Anfield (1994) y ante Fulham en Craven Cottage (2007), por ejemplo, pero de más está decir que cuenta con algunos incluso más impresionantes, que no solo le dieron popularidad mundial, sino muchos títulos.

Sin embargo, solo unos pocos hacemos alusión a Giggs como entrenador, y los motivos son obvios, teniendo en cuenta que todavía no llegó a desarrollar esta faceta como para ser señalado por sus logros o implementaciones.

De todas formas, estoy segura de que los hinchas de Manchester United, como yo, lo van a recordar tanto con botines como con finos zapatos de vestir, porque un día como hoy, pero de 2014, no dudó abandonar el campo de juego para pararse por detrás de la línea de cal y convertirse en DT interino del primer equipo.

Ryan Giggs
De punta en blanco: Ryan Giggs, muy elegante en su primer partido como DT interino.

Tras la salida de David Moyes, que ni siquiera llegó a durar un año en el cargo, el mediocampista se vistió de traje para cubrir el lugar que había dejado el escocés en una especie de acto heroico que será recordado por décadas.

¿Su primer partido? Norwich City en Old Trafford.

La silla del entrenador estaba más caliente que nunca, considerando que el último que se había sentado en ella no pudo cubrir el vacío de su antecesor, el director técnico más ganador de la historia del club. No obstante, el galés optó por tomar esta responsabilidad, pero sin dejar de sentir la típica presión que suele aparecer tras conseguir un trabajo nuevo.

En el programa del encuentro, dijo: “Manchester United es la roca sobre la cual he construido mi vida, y prometo hacer todo lo posible para cumplir con mi labor. Estoy decidido a continuar con las tradiciones y la filosofía del club, ya que creo firmemente en ellas”.

Con estas alentadoras palabras, Giggs levantó el espíritu de los hinchas casi en un abrir y cerrar de ojos. Y, en el debut ante Norwich, no solo recibió una ovación digna de su legendaria figura, sino que condujo a los Red Devils a sellar un contundente 4-0 en el Teatro de los Sueños.

Los dobletes de Wayne Rooney y Juan Mata le cambiaron la cara a un conjunto que venía de perder dos partidos consecutivos y rara vez se había sentido tan cómodo en la cancha, sobre todo por la infinidad de comentarios negativos que todavía giraban a su alrededor.

Lógicamente, la mano del nuevo DT interino poco tuvo que ver en este atractivo despliegue, ya que nunca contó con el tiempo suficiente para armar la historia a su gusto. Sin embargo, su simple presencia le alcanzó al equipo para dar vuelta la página sobre el cierre de una temporada para el olvido.

United
Manchester United se reencontró con el triunfo en el primer partido de Ryan Giggs como DT interino.

“No dormí la noche anterior. Dejar en el banco a jugadores como Juan Mata fue una decisión difícil, ya que nunca estuve en esta posición. Fue realmente duro. Ahora soy técnico interino, pero también sigo siendo uno de sus compañeros”, declaró con una humildad enorme.

Porque Giggs fue, es y seguirá siendo eso, un hombre modesto, pero muy talentoso, que siempre llevará el escudo del club tatuado en la piel.

En sus cuatro partidos como entrenador del plantel mayor, el galés cosechó dos triunfos, un empate y una derrota, pero hizo mucho más que rescatar algunos puntos. Aceptó sentarse en la silla más caliente de Inglaterra, se convirtió en entrenador/jugador ante Hull City, cuando se sacó el traje para volver a calzarse los botines, y volvió a dejar todo por los colores que tantos momentos de gloria le regalaron en sus 40 años de vida.

Hoy, a los 46, Ryan es el DT de la Selección de Gales, donde habitualmente dirige a jugadores como Daniel James y Dylan Levitt. Sin dudas, una historia hermosa.

Vídeo
Giggs y James
Ryan Giggs se convirtió en toda una inspiración para el joven Daniel James.
Las opiniones expresadas en este artículo son de la autora y no necesariamente reflejan el punto de vista de Manchester United.

Recomendado:

Palabras clave relacionadas