7688

En alza y por buen camino

Manchester United goleó 3-0 a Watford en Old Trafford y sumó tres puntos clave por Premier League.

Tras vencer a Chelsea en Londres, los dirigidos por Ole Gunnar Solskjaer sabían que tenían la obligación de reencontrarse con la victoria en condición de local para no perder su lugar en la lucha por meterse entre los primeros cuatro del campeonato.

Sin embargo, Watford, que ya les había ganado a fines de diciembre en Vicarage Road, no les facilitaría la tarea en absoluto, ya que también tenía objetivos por cumplir.

5467
Emotivo minuto de silencio en honor a Harry Gregg.

En el primer tiempo, los visitantes se pararon para presionar prácticamente en cada salida con la intención de aprovechar las desatenciones defensivas de Manchester United, que había presentado algunos problemas en el inicio debido a un choque involuntario entre Nemanja Matić y Harry Maguire.

A pesar de este difícil arranque, los de Solskjaer no tardaron en hacerse con el control de la pelota para tratar de salir jugando desde el fondo y armarse con cierto orden y cautela de cara al gol. En la zona de gestación, Daniel James se mostró muy participativo por el sector izquierdo, mientras que Aaron Wan-Bissaka hizo lo suyo por derecha, pero sin modificar la estructura del rival.

El transcurso de los minutos mantuvo esta tendencia, con Watford molestando bien arriba y los locales intentando adaptarse a las condiciones de un partido extraño. De todas formas, una acción cambiaría lo que se venía dando…

Cuando restaban menos de cinco minutos para el entretiempo, Bruno Fernandes recibió una infracción en el área por parte de Ben Foster, que no encontró otro recurso para frenar el avance del portugués. Por lo tanto, el recientemente incorporado no dudó en agarrar la pelota y encargarse del penal que le habían cometido segundos atrás. Con mucho carácter y altura, el mediocampista le entró con cara interna para superar al arquero y poner el 1-0 en Old Trafford.

Tras abrir su cuenta personal en el club, Fernandes estuvo a un paso de estirar la ventaja gracias a una muy buena habilitación de Anthony Martial, pero no pudo definir con la comodidad esperada.

677
De penal, Bruno Fernandes metió su primer gol con la camiseta del club.

La llegada del complemento despertó a Watford, que no quería darse por vencido tan rápido, teniendo en cuenta lo que había generado en la primera parte. Por ende, tras conectar un par de pases y llegar al córner, Troy Deeney marcó el empate. Sin embargo, el VAR anuló el gol debido a una mano previa y le dio algo de alivio al público local.

Acto seguido, Manchester United no dudó en aprovechar esta oportunidad para tratar de soltarse y comenzar a jugar con un poco más de comodidad en terreno rival. Afortunadamente, los chicos levantaron la cabeza a tiempo y le cambiaron la cara al encuentro.

Sobre la hora de partido, Martial recibió un hermoso pase de Fernandes en el sector izquierdo y se ubicó para patear. En su primer intento, no pudo superar al arquero; de todas formas, su enorme calidad lo llevó a producir una serie de fantasías maravillosas para librarse de la marca de sus adversarios y definir espectacularmente. Sin dudas, un gol que se ganó los aplausos de todo el Teatro de los Sueños.

El 2-0 parcial terminó de romper con el espíritu de los visitantes, que nunca lograron revertir la historia que se estaba empezando a desarrollar en el verde césped.

4577
Esta semana, Anthony Martial convirtió tres goles en tres partidos.

Para el deleite de los hinchas, el juvenil Mason Greenwood, que se había perdido el viaje a Bélgica por enfermedad, se unió a la lista de goleadores al poner el 3-0 final con un zurdazo de otro planeta. Todo rojo, todo de Manchester United.

La superioridad de los chicos se acrecentó con el paso de los minutos, pero no les alcanzó para abultar aún más el resultado pese a los intentos de Odion Ighalo y Tahith Chong, que habían ingresado sobre el cierre.

Otro que entró sobre el final fue Scott McTominay, que no jugaba desde el Boxing Day ante Newcastle United. Su rápida recuperación y sus ganas de volver a la cancha reflejaron su enorme espíritu y el de todos sus compañeros, que lo abrazaron con un triunfo más que importante en casa.

789
Scott McTominay volvió a jugar tras varias semanas en baja por lesión.

Tras vencer a Chelsea, los muchachos de Ole vienen en alza y por buen camino. Si siguen jugando de esta manera, con la defensa bien firme, Fernandes enchufado y Martial listo para seguir convirtiendo goles, no sería una locura soñar con la clasificación a Champions League y alguna que otra cosita más...

Por lo pronto, la semana cerró con broche de oro. Ahora, a pensar en lo que viene.

Las opiniones expresadas en este artículo son de la autora y no necesariamente reflejan el punto de vista de Manchester United.

Recomendado:

Palabras clave relacionadas