Marcus

Noche de héroes en Old Trafford

Manchester United goleó al líder de la Bundesliga y sumó su primera victoria como local en lo que va de la temporada.

Tras dejar en el camino a Paris Saint-Germain, los dirigidos por Ole Gunnar Solskjaer le ganaron 5-0 al RB Leipzig de Julian Nagelsmann, sellando una actuación magnífica bajo las luces del mítico Teatro de los Sueños.

Con goles de Mason Greenwood, Marcus Rashford (3) y Anthony Martial, los Red Devils demostraron una cohesión absoluta, que pocos esperaban ver en la previa de un partido tan picante.

Desde David De Gea y Harry Maguire, hasta Fred y Bruno Fernandes —que ingresó en el segundo tiempo y solo jugó 20 minutos—. Todos tuvieron una jornada sobresaliente; todos. Por más que algunos se hayan destacado más que otros, el equipo funcionó como lo que verdaderamente es: un equipo.

Video: United 5 RB Leipzig 0Vídeo

Mientras un sector de la prensa hacía eco de los comentarios infundados de algunos incoherentes, que creen tener la capacidad de dirigir un plantel profesional de fútbol desde la comodidad de sus redes sociales, Ole y compañía estaban dejando todo para tratar de revertir lo ocurrido ante Tottenham Hotspur.

¿El plan? Trabajar duro y mantener la unidad a toda costa, transpirando la camiseta en cada pelota. ¿El resultado? Tres triunfos y un empate de cuatro partidos jugados por todas las competiciones. El que sabe, sabe.

Porque la conducción de un equipo como Manchester United no pasa solo por lo “obvio” —léase planificación técnica, táctica y demás—, sino por conocer a los jugadores, ofrecerles el respaldo que necesitan y alentarlos hasta el final.

Por eso, Solskjaer mantuvo en cancha a Martial para que haga un gol y se saque la mufa.

Créase o no, los buenos entrenadores también deben tener estos gestos, porque todo contribuye a esa bendita unidad. Esa unidad que gana en la cancha y despierta la sonrisa de los que siempre están, generando un clima positivo en todos los frentes.

“¿No es momento de que se vaya el técnico?”, murmuraron algunos tras la última derrota del equipo. Ole no es perfecto, porque nadie lo es, pero tiene lo que hace falta para seguir escribiendo esta hermosa obra.

Hoy, Rashford se convirtió en el segundo jugador de la historia en ingresar como suplente y marcar un hat-trick con la camiseta del club. El primero fue el mismo hombre que tomó la decisión de mandarlo a la cancha esta noche.

Manchester United en su máxima expresión.

Por si quedaba alguna duda, este es el camino.

Las opiniones expresadas en este artículo son de la autora y no necesariamente reflejan el punto de vista de Manchester United.

Recomendado:

Palabras clave relacionadas