click to go to homepage
Sir Alex Ferguson.

Está en nuestros pensamientos, Sir Alex

Share With

Cada uno de nosotros ama a Sir Alex Ferguson.

Así dice la letra de la canción que ha resonado durante muchos años en el Old Trafford y en todos lados a donde Sir Alex llevó a su equipo del Manchester United hasta el último día de su glorioso reinado como director técnico.

Esas palabras nunca han sido más apropiadas que ahora, en la estela de la terrible noticia de que se encuentra en el hospital recuperándose de una cirugía cerebral. Sin duda también son válidas para todos nosotros, los seguidores del United, que hemos visto enriquecidas nuestras vidas por el drama, el éxito y el espectáculo que trajo al club.

Declaración del club sobre Sir Alex Ferguson article

El club emitió hoy el siguiente comunicado acerca del estado de salud de Sir Alex Ferguson.

La abrumadora respuesta del mundo del fútbol en general, incluso la de los clubs y fans rivales, solo viene a ilustrar el profundo respeto y admiración que suscita su enorme contribución al fútbol. Y no solo en este país, sino mucho, mucho más allá de sus fronteras. Incluso logró ganarse elogios en una esfera más amplia, sobre todo en los Estados Unidos, por sus dotes directivas.

Sir Alex sabe que todos atesoran el impacto que tuvo; después de todo, una tribuna y una calle cercana al estadio llevan su nombre y una imponente estatua suya se yergue en la entrada de dicha grada. Prácticamente estuvo omnipresente en el Manchester United durante todo su mandato, me enteré de eso cuando me uní al club. Su influencia alcanzó a cada uno de los elementos de este club; podías incluso sentir cuándo se encontraba en el edificio del Aon Training Complex.
Era el jefe. De eso no cabe duda, como solía decir en sus entrevistas con los medios. Seguramente muchos otros narran historias similares, pero, para mí, el haber hablado con Sir Alex ha sido lo más destacado de mi vida profesional. Discutir todo tipo de asuntos, incluidos los Juegos Olímpicos de 2012 que acababan de llevarse a cabo en Inglaterra, de una manera tan coloquial y privada en su oficina, no era trabajo. Más bien, un verdadero placer.

Pese a que el número de las entrevistas que me concedió se pueden contar con una mano, siempre me reconoció en los partidos, luego de victorias tan importantes como la final de la FA Cup y de tropiezos como la derrota en Wolfsburg por la Champions League. Una simple sonrisa, una inclinación de cabeza, un guiño, pero ese toque personal me hacía sentirme en las nubes. Esa es la capacidad que tiene para hacer que todo el mundo se sienta especial y parte de este maravilloso club. En él, juntos.

Los Rojos se solidarizan con Sir Alex article

Un sinnúmero de jugadores actuales y antiguos han enviado mensajes de apoyo a Sir Alex Ferguson.

Cuando nos enteramos de que iba a anunciar su retiro, nos tomó bastante tiempo superar la sensación de vacío, pero esa era la evolución inevitable. Y de qué manera se había ganado el derecho de alejarse de la atmósfera «olla a presión» y divertirse. El que siga asistiendo a los partidos demuestra que no ha disminuido su pasión por el United, y nunca pude entender a aquellos que lo criticaban por ejercer una mayor presión sobre sus sucesores. El United es parte de su vida, así que, ¿por qué debería alejarse completamente? ¿Cómo podría? Fue lo mismo con Sir Matt Busby.

La última vez que lo vimos fue cuando le entregó un florero a Arsene Wenger antes del arranque del partido en Arsenal, y la calidez hacia su antiguo rival fue genuino y conmovedor. Debe haber tocado la fibra sensible de aquellos que presenciaron cada una de las patadas de esas grandes batallas y reconocieron que el fútbol que se jugaba era del más alto nivel. Apasionado, emotivo y animado por el ardiente deseo de ganar a toda costa. Una oración que podría usarse para describir el carácter de Sir Alex.

Esta descripción no hace más que rasguñar la superficie de las cualidades de este gran hombre, cuya personalidad tiene muchas facetas. Demasiadas para enumerarlas aquí. Uno de sus muchos rasgos es su fuerza, y ese es un atributo que va a necesitar, por encima de todo, en este momento más que en cualquier otro. Si es posible beneficiarse de las oraciones, buenos deseos y energía positiva de millones de personas, entonces Sir Alex va a recibir un gran apoyo.

Nuestros pensamientos están con él y su familia porque, como cantamos y probablemente declaremos para siempre: cada uno de nosotros ama a Alex Ferguson.

Palabras clave relacionadas