5676

United Review y un recuerdo histórico

Manchester United jugó por última vez hace ocho semanas, y parece que hubiera sido hace todavía más. Pero, ¿puedes imaginar esperar siete años para que la pelota vuelva a rodar?

Bajo el marco del 75º aniversario del Día de la Victoria en Europa, una fecha en la que se conmemora el fin de la Segunda Guerra Mundial, recordamos cómo el programa del partido reaccionó ante la vuelta del fútbol.

Tres meses después del triunfo en el continente, los conflictos con Japón habían llegado a su fin, pero la gente tuvo que esperar 12 meses más para el retorno del deporte competitivo en Inglaterra.

767
Para esta edición, United Review utilizó por primera vez la icónica imagen del apretón de manos entre jugador e hincha.

En los últimos siete años, muchas cosas habían cambiado, especialmente nuestro “hogar”. En marzo de 1941, Old Trafford recibió un ataque aéreo por parte de la Luftwaffe, que había sido dirigido hacia los muelles de Trafford Park y Salford. Esa noche, una bomba destruyó una de las tribunas principales y quemó el campo de juego, dejando el estadio prácticamente inutilizable.

Como consecuencia, Maine Road se convirtió en la casa de paso del equipo cuando se reanudó el campeonato en agosto de 1946. Allí, Matt Busby dirigió su primer partido ante Grimsby Town por el torneo local.

Puede que los alrededores hayan tenido el tinte de Manchester City, pero el programa del encuentro fue muy Manchester United.

Para esta histórica ocasión, la revista presentó un look totalmente distinto al incorporar la icónica imagen de jugador e hincha dándose la mano en la portada.

El contenido de esta edición ofrecía una visión fascinante de qué estaban sintiendo todas las personas vinculadas al club en ese momento: emoción, pero bastante tristeza.

James William Gibson, propietario de Manchester United, le dio la bienvenida de vuelta al fútbol y expresó su agradecimiento a los jugadores que mantuvieron a la institución de pie durante la guerra.

“Pese a las numerosas dificultades que se presentaron en este tiempo, ellos lograron mantener vivo nuestro nombre durante los días más oscuros de este conflicto bélico”, manifestó.

Por su parte, Sidney Frederick Wicks, editor del programa del partido, reflexionó sobre nuestra “vieja forma de vida” y recordó con tristeza cómo “un muchacho que solía escribir cosas inteligentes ahora descansa en paz en Italia”.

“Muchos hombres que solían festejar los goles del equipo en Old Trafford nunca volverán. Estos amigos, deportistas, jugaron un deporte más grande que el fútbol, y escucharon el pitazo del árbitro en el cierre de su encuentro final”, escribió.

Alf Clarke y Tom Jackson, dos columnistas de la revista, que lamentablemente perderían sus vidas en el accidente aéreo de Munich, también dieron su opinión al respecto.

Clarke le rindió homenaje a George Curless, uno de los futbolistas que sufrió los efectos de la guerra en primera persona: “El diminuto delantero de Doncaster siempre tenía a los defensores a sus pies. George regresó, pero nunca volverá a jugar a la pelota de nuevo. Los japoneses le cortaron las piernas”.

A modo de contraste, Jackson centró su enfoque en el futuro de Manchester United: “El fútbol, nuestro gran deporte nacional, comienza hoy. El estadio cambió de Old Trafford a Maine Road, pero todo lo demás está aquí: el entusiasmo, los hinchas y el talento de los jugadores”.

Finalmente, Matt Busby no dudó en escribir su primera columna como entrenador, y abrió con una línea muy alegre: “A todos los hinchas de Manchester United, ¿cómo están?”.

Ese día, el equipo ganó 2-1 y terminó el campeonato solo un punto por debajo del líder, Liverpool. Sin dudas, un arranque prometedor para la era Busby, que brindó un destello de los años de gloria que vendrían en el futuro, pero también proporcionó una distracción necesaria, teniendo en cuenta lo acontecido recientemente.

Descarga la App Oficial de Manchester United y descubre contenido exclusivo.

Recomendado:

Palabras clave relacionadas