Daniel James celebra su gol ante el Chelsea

El impacto de las nuevas incorporaciones del United

Tras un cierre de temporada 2018/19 para el olvido en el Manchester United, Ole Gunnar Solskjaer decidió dar un giro necesario para empezar a encaminar los hilos de un futuro prometedor.

La salida de jugadores como Matteo Darmian y Alexis Sánchez, pese a que este último sólo se haya ido a préstamo, confirmó el inicio del famoso recambio que tantos hinchas estaban solicitando. Pero la incorporación de futbolistas jóvenes, en conjunto con el ascenso de juveniles como Mason Greenwood, reafirmó la intención de Solskjaer de formar un plantel con sangre nueva y, sobre todo, ganas de formar parte de un club tan grande como Manchester United.

El primero en llegar fue Daniel James, ex Swansea. Recomendado por el mismísimo Ryan Giggs, el galés no hizo más que demostrar todo su potencial desde el momento en que pisó el verde césped de Old Trafford. Casi sin sentir presión alguna, Dan marcó tres goles en cuatro partidos, dejando en claro su compromiso con la causa. Además, su humildad lo llevó a ganarse la titularidad, al igual que todo el cariño de los hinchas.

En segundo lugar, Aaron Wan-Bissaka. El defensor de 21 años, que a pesar de ser baja en la selección inglesa por una lesión de espalda, fue una de las incorporaciones más anheladas del mercado local. Tal y como era de esperarse, el ex Crystal Palace generó un impacto instantáneo durante la gira de pretemporada, motivo por el cual Solskjaer decidió incluirlo desde el arranque en todos los equipos que paró hasta el momento. Asimismo, sus ganas de aprender lo convirtieron en uno de los jugadores más valiosos del plantel.

Aaron Wan-Bissaka
El juego físico y vertiginoso de Aaron Wan-Bissaka en uno de los nuevos favoritos de la afición.

“Durante los entrenamientos, me toca enfrentar mucho a Martial. Es difícil, pero me quedo con lo positivo, ya que nos ayuda a ambos. Es imposible no aprender al desafiar a alguien tan rápido como él. Todos nuestros atacantes son veloces, así que siempre tengo que estar enfocado para anticipar sus siguientes movimientos”, declaró en una charla con el club.

Aaron cuenta con una frescura que encaja perfectamente en los planes del DT, y se espera que su impacto positivo actúe a modo de contagio sobre el resto de sus compañeros.

El último en incorporarse al equipo fue Maguire, el “fichaje prioridad” del entrenador. Procedente de Leicester, el defensor inglés llegó para reforzar una de las zonas más débiles del equipo, sobre todo tras la lesión de Bailly. Su reputación, al igual que el gran trabajo que demostró en la previa del partido ante Chelsea, lo ubicó en la zaga central junto a Lindelöf cuando solo habían transcurrido unos días de su arribo.

Además, Harry no sólo contó con el apoyo absoluto de Solskjaer, sino que también gozó del aliento de Mike Phelan, que apostó por él desde el minuto cero: “Cuando Mike asumió como DT interino de Hull City en 2016, no dudó en darme una oportunidad. A partir de entonces empecé a jugar con regularidad demostrando que podía formar parte de la Premier League. Le debo mucho”.

Su gran presencia y personalidad lo convirtieron en uno de los hombres más relevantes del equipo en cuestión de segundos, por lo que se puede decir que su adición representa un enorme acierto, pese a lo que depare el futuro.

Harry Maguire
La defensa del United es otra desde la llegada de Harry Maguire

No caben dudas que Solskjaer está tomando las decisiones correctas de cara a lo que se viene al no dejarse llevar por el constante apremio de los impacientes. Porque esa urgencia no conduce a absolutamente nada. Sin ir más lejos, Sir Matt Busby llegó al club en 1945 y ganó su primer título de liga en 1952, y Sir Alex Ferguson tardó la misma cantidad de años en alcanzar aquel objetivo. Ambos fueron livianamente cuestionados, pero ninguno sufrió los golpes que el noruego viene esquivando desde fines de marzo del año pasado. Un empate desafortunado no puede provocar tantos comentarios negativos, sobre todo cuando se está gestando el comienzo de un futuro mejor de la mano de jugadores como James, Wan-Bissaka y Maguire.

El impacto de estos futbolistas es sumamente prometedor, a pesar de los resultados que obtuvo el equipo en estas últimas semanas. Por lo tanto, no debería existir opción más que la de alentarlos en las buenas y en las malas, tal y como siempre debería haber sido, dejando lugar para una que otra crítica constructiva. Porque el Manchester United necesita del total apoyo de su gente para volver a conducir por la senda del éxito.

Las opiniones de este artículo son de la autora y no necesariamente refleja el punto de vista del Manchester United.


Recomendado:

Palabras clave relacionadas