rtrt546

Dos veces en un mes y medio

Pese a la eliminación del miércoles por Carabao Cup, Manchester United volvió a ganarle a Manchester City en condición de visitante.

Los dirigidos por Ole Gunnar Solskjaer se encuentran atravesando una temporada algo irregular debido a las crecientes lesiones y al apretado calendario de los últimos tres meses.

Sin embargo, los Red Devils se las arreglaron para hacerse con algunos resultados interesantes, entre los que se encuentran el empate por 1-1 ante Liverpool, la victoria por 2-1 ante Tottenham Hotspur y, obviamente, los triunfos ante Manchester City en el Etihad, tanto por Premier League como por Copa de la Liga.

En diciembre, los goles de Marcus Rashford y Anthony Martial les dieron los tres puntos en el clásico por el campeonato doméstico, mientras que el pasado miércoles, el zurdazo de Nemanja Matić no les alcanzó para dar vuelta la serie por Carabao Cup, pero aun así les sirvió para sumar otra buena conquista al historial.

En la previa de este primer encuentro, Manchester United venía de igualar ante Aston Villa en condición de local, por lo que terminó convirtiéndose en blanco fácil de miles de críticas crueles, que pasaron por alto el trabajo que se estaba tratando de consolidar. Afortunadamente, el 2-1 ante Spurs le dio el empuje justo para llegar al derby con una inyección de confianza que resultaría clave.

Ese sábado, Ole salió a la cancha con Luke Shaw como lateral izquierdo, Fred y Scott McTominay en la mitad y Rashford arriba. Sin dudas, un once prácticamente ideal, sobre todo por la solidez defensiva que había presentado en su última línea.

El plan del DT, que sabía del poderío ofensivo de los locales, no fue refugiarse atrás, sino presionar a Manchester City y forzarlo a cometer infracciones cerca de su propia área. No por nada el 1-0 llegó de penal…

La velocidad de Daniel James desconcertó a los centrales, que pocas veces adivinaron las intenciones del galés. Al mismo tiempo, los movimientos de Martial, autor del 2-0 parcial, también se destacaron en la primera parte, ya que siempre se mantuvo activo al participar de cada jugada en ataque.

El complemento tomó un tinte diferente, ya que los de Pep Guardiola no tuvieron más remedio que salir a la cancha con todo debido al apremio del reloj. Sin embargo, sus constantes subidas no lograron doblegar a los muchachos, que se pusieron firmes en defensa y solo se vieron superados en una oportunidad.

Gracias a esto y al enorme trabajo que lograron desplegar, los de Solskjaer ganaron por 2-1 y le dieron una alegría todavía más grande a su gente.

565467
Fred festejó el triunfo junto a sus compañeros y la hinchada visitante.

En el segundo encuentro, la historia fue totalmente distinta. Manchester United venía de caer por 3-1 en la ida, por lo que tendría que hacer lo “imposible” para meter dos goles y llevar la serie a penales.

Para colmo, a diferencia del equipo que dispuso en diciembre, Ole no contaría con McTominay y Rashford por lesión. De todas formas, el entrenador hizo lo que pudo con un once integrado por Maguire, Shaw y Victor Lindelöf como centrales, Fred y Matić en el mediocampo y Martial y Mason Greenwood arriba.

Durante los minutos iniciales, Manchester City apabulló a los chicos con varias llegadas de peligro, donde David De Gea se vio obligado a demostrar toda su calidad al quedarse con tres goles hechos. Gracias a estas intervenciones, que más tarde coronarían al español como Jugador del Partido, los Red Devils pudieron superar este complicado momento para ponerse en ventaja antes del entretiempo.

No obstante, el resultado de la ida les costó la clasificación, por lo que terminaron quedando eliminados de la Copa de la Liga pese a haberse marchado del Etihad con una nueva victoria.

Compilado extendido: Noche en el EtihadVídeo

Al tratar de construir la remontada que no pudo ser, Solskjaer le encomendó a sus dirigidos una tarea similar a la planteada ante Paris Saint-Germain por Champions League en 2019.

Manchester United hizo lo que pudo para salir jugando desde el fondo y presionar al rival en los puntos más importantes de la cancha. Además, cabe destacar que los futbolistas salieron a encarar la vuelta con una mentalidad enorme, y dejaron todo para hacerle frente a un momento sumamente difícil con un plantel corto y cansado.

Todo el equipo demostró un compromiso gigante. Brandon Williams, Fred y Maguire tuvieron un partido bárbaro y se destacaron en un grupo que recién está empezando a madurar. Por lo tanto, si siguen trabajando de esta manera, puede que lleguen a conseguir grandes cosas.

La ausencia de creadores de juego se solucionará poco a poco con la incorporación de hombres como Bruno Fernandes y el retorno de los viejos conocidos. En base a esto, lo que pasó en el Etihad no debe ser pasado por alto, ya que allí se vivieron los comienzos de un equipo que, si el fútbol lo permite, le dará nuevas alegrías a los hinchas que realmente las merecen.

Las opiniones expresadas en este artículo son de la autora y no necesariamente reflejan el punto de vista de Manchester United.

Recomendado:

Palabras clave relacionadas