click to go to homepage
United celebra el gol de Rashford

Manchester United 4 Fulham 1

Un despiadado Manchester United destrozó al Fulham en el Old Trafford y, en su vuelta a la senda del triunfo, registró su victoria más abultada de la temporada.

Los goles de Ashley Young, Juan Mata y Romelu Lukaku pusieron de relieve una primera parte de gran calidad, en la que el United se impuso al colero de la Premier League.

El Fulham acortó distancias desde el punto penal, pero un sensacional gol de Marcus Rashford puso el 4-1 en los últimos compases del encuentro, en el que el United ofreció un gran espectáculo goleador. Hacía 21 años que un equipo de la Premier League no concedía tantos goles como el Fulham en los 15 primeros partidos de una campaña de la Premier League. Desde el Barnsley en 1997, ningún otro equipo ha recibido tantas anotaciones como los 36 que ha encajado el actual club, en el fondo de la tabla.

Los Cottagers habían disputado 19 partidos sin mantener la portería a cero y el United, por su parte, solo había marcado un gol en los primeros 15 minutos de los partidos de toda la temporada. Así que el arranque de los anfitriones contra el asediado club de la capital fue exactamente como se necesitaba: decisivo y despiadado.

Es posible que el Stretford End no estuviera muy contento de que el Fulham obligara a los Rojos a atacar la famosa tribuna en la primera parte, en lugar de hacerlo en la parte complementaria como es ya tradición, pero no hubo ninguna queja al respecto cuando el Manchester United se impuso por 2-0 antes de que transcurriera la media hora de juego.

En la primera jugada de peligro del partido, el capitán Young abrió el marcador. Se enfrentó a su marcador Denis Odoi y, con una mezcla de juego de pies y fuerza, se abrió camino antes de lanzar un tiro de derecha a la esquina superior. Fue su primer gol de la temporada y sirvió para marcar la pauta en los primeros 45 minutos.

Ashley Young.
El capitán Ashley Young abrió el marcador contra el Fulham.

La vuelta del Fulham a la Premier League ha sido difícil y, en un intento por corregir el rumbo, trajeron a Ranieri hace cuatro jornadas, pero el United hizo el 2-0 en el minuto 28, con el cuarto gol de Mata de la temporada. Lukaku entregó el balón a Rashford. El joven de Mánchester levantó la vista para identificar al desmarcado Mata, quien sorprendió con un tiro raso.

Después, Rashford forzó una gran parada de Sergio Rico con un potente tiro libre, mientras la marea roja seguía presionando la portería rival.

El United era el protagonista del encuentro y, justo antes del descanso, llegó el 3-0. Una vez más, fue una contundente serie de pases que perforó la defensa del Fulham. Jesse Lingard deslizó un balón hacia la llegada de Mata por la izquierda, y la bota izquierda de Lukaku encontró el centro del español para dirigir el balón a bocajarro al fondo de la red.

Ranieri, cuyo apodo en el Chelsea era «The Tinker Man» (por su tendencia a rotar y variar de esquema más de la cuenta), en esta ocasión no tuvo otra opción que hacer ajustes durante el descanso en un intento de recuperar algo.

En el frente, cambió a Mitrovic por Kamara y metió a otro artillero, Vietto, en lugar del mediocampista Cairney. No fue tanto el cambio de personal del Fulham como la propia lucha del United por recuperar su imperioso estado de forma de la primera parte lo que provocó una gran apertura tras el descanso.

Mourinho se vio obligado a realizar su primer cambio en el minuto 58, cuando Smalling, lesionado, se dirigió al vestuario y fue sustituido por Marcos Rojo. Luego de que un venenoso disparo de Schurrle alentara a los visitantes, el United recuperó algo de su gallardía, y Ander Herrera estuvo a punto de retratarse en el marcador aprovechando un mal despeje del guardameta Rico.

Sin embargo, el United había perdido la efervescencia inicial, y pagó el precio de su tibio comienzo de la segunda parte, permitiéndole al Fulham volver a meterse de lleno en el partido.

A continuación, en una jugada polémica, se determinó que Herrera había derribado al suplente Kamara en el área. Pese a que el español se declaró inocente, el árbitro Lee Probert señaló penalti. En el cobro, Kamara fue más astuto que David de Gea, y, en el minuto 67, puso en el marcador el 3-1.

Las esperazas del Fulham de ejecutar una épica remontada se desvanecieron. Los visitantes sufrieron otro durísimo golpe cuando Andre-Frank Zambo Anguissa fue expulsado por una salvaje embestida sobre Rashford apenas un minuto después del penal.

Lukaku.
Romelu Lukaku hizo el tercero a favor del conjunto local.

Llevó tiempo, pero el United finalmente recuperó su garra y fuerza ofensiva. Lo demostró en una jugada sensacional, liderada por Rashford, quien primero les rompió la cintura a varios rivales, llegó hasta el área y disparó, pero el portero atajó el disparo; a continuación, con total aplomo, deslizó un pase para Lukaku, quien también probó suerte, pero de nuevo intervino exitosamente el guardameta Rico.

Tras habérsele denegado la oportunidad de anotar a corta distancia, Rashford decidió intentarlo con un disparo de largo alcance y ¡realmente valió la pena! Desde el borde del área disparó un venenoso disparo con comba al primer poste, que batió a Rico en el minuto 82, agrandando la distancia en el marcador a 4-1.

Fue un final de alarido, que, sin duda alguna, mandó a los hinchas del Old Trafford a casa con una sonrisa en la boca tras el último partido antes de la Navidad.

LAS ALINEACIONES

United: De Gea; Dalot, Jones, Smalling (Rojo 58), Young (c); Herrera, Matic; Mata, Lingard (Fred 72), Rashford (McTominay 83); Lukaku.

Suplentes: Romero, A. Pereira, Fellaini, Pogba.

Goles: Young 13, Mata 28, Lukaku 42, Rashford 82

Tarjeta amarilla: Dalot

Fulham: Rico, Sessegnon, Odoi, Mitrovic (Kamara 46), Cairney (Vietto 46), Ream, Schurrle (Cisse 73), Bryan, Seri, Mawson, Anguissa

Suplentes: Bettinelli, Kebano, Johansen, Christie

Gol: Kamara 67 (pen)

Tarjetas amarillas: Anguissa, Seri

Tarjeta roja: Anguissa

Asistencia 74,523

Palabras clave relacionadas