Nemanja

La importancia de valorar las raíces

Nemanja Matić cree que los jugadores profesionales deben ser solidarios con los barrios que los vieron nacer como futbolistas.

Pese a haber crecido en un ambiente complicado, el mediocampista de 32 años está inmensamente orgulloso de su país y siempre habla sobre Šabac con una calidez notable. Sin embargo, sabe que aún queda mucho por hacer para seguir ayudando a los niños de esta comunidad.

En el episodio más reciente de UTD Podcast, Matić dio detalles sobre su vida en Serbia, haciendo hincapié en las instalaciones de su escuela, que no contaba con baños disponibles para los alumnos.

Asimismo, recordó cómo solía jugar a la pelota al lado de un cementerio para que las nuevas generaciones no tengan que atravesar las dificultades que vivió en su infancia.

“No me gusta hablar sobre las obras de caridad que hago en mi país, especialmente las que tienen que ver con los niños”, dijo.

“Cuando era chico, no contaba con un lugar para entrenar. Habíamos armado una especie de canchita al lado del cementerio, pero era horrible. Por este motivo, siempre quise dejarles un buen campo de juego a los niños para que puedan practicar y mejorar cada día. Ahora, las condiciones están dadas para jugar al fútbol allí”, agregó.

Con respecto a la vida escolar, comentó: “Por supuesto, también quería ayudar a la escuela, porque es un pilar clave. Cuando era chico, ni siquiera teníamos baño. Si querías hacer tus necesidades… ¡tenías que salir al bosque! Entonces, sentí que era mi obligación darle una mano a esta institución, porque los niños merecen todo. Deben contar con un patio de juegos y un campo de entrenamiento”.

“Trato de ayudarlos porque tengo la posibilidad de hacerlo. Debemos ser honestos. En Manchester United, Chelsea o Arsenal, por ejemplo, los jugadores ganan mucho dinero. Entonces, creo que parte de ese dinero tiene que ser invertido en el futuro, ya que muchos de estos chicos pueden llegar a ser estrellas más adelante”, añadió.

Por otra parte, Matić reveló la popularidad de los Red Devils en Serbia, donde solo dos equipos cuentan con más hinchas, según su propia opinión.

“Honestamente, Manchester United es muy popular en mi país. Después de Estrella Roja y Partizán de Belgrado, probablemente sea el club con más fanáticos de todos”, manifestó.

“Siempre me gustó este equipo, sobre todo cuando Nemanja Vidić jugaba allí. Él también es serbio y vive cerca de mi casa, entonces siempre lo apoyábamos”, confesó.

Al mismo tiempo, no dudó en subrayar su admiración por la institución: “Cuando tuve la oportunidad de viajar a Inglaterra, solo quería jugar en Manchester United, ya que es uno de los mejores clubes del mundo”.

“Fue fácil tomar la decisión. De todas formas, no me malinterpreten, ya que la pasé muy bien en Chelsea. Pero, cuando tuve la oportunidad de mudarme a Old Trafford, no pude desaprovecharla”, concluyó.

Descarga la App Oficial de Manchester United y descubre contenido exclusivo.

Recomendado: