5677

Una batalla brutal en Wembley

Tras varios años de pelea, el primer título de la era Ferguson llegó ante Crystal Palace en la final de la FA Cup de 1990.

Aquel 17 de mayo terminó siendo un día memorable, pero muy sufrido para todos los hinchas de Manchester United.

Los dirigidos por Sir Alex Ferguson, que venían de empatar 3-3 en la capital para forzar un replay inesperado en Wembley, sabían que no podían tomarse esta segunda oportunidad a la ligera, si realmente querían alcanzar la gloria bajo el mando del escocés.

En ese entonces, nadie dudaba de la capacidad de batalla de este equipo, pero muchos se vieron sorprendidos por la forma en la cual el rival salió a comerse la cancha, motivado por testear al arquero Les Sealey.

Vídeo
6778
Mira los mejores momentos del triunfo ante Crystal Palace en la final de la FA Cup de 1990.

Bryan Robson, reconocido por haber ganado este torneo anteriormente, no era ajeno a este escenario, teniendo en cuenta que lo había visitado varias veces junto a la Selección de Inglaterra. Sin embargo, su experiencia no lo ayudó demasiado en esta final, la cual recuerda como una de las más feroces que tuvo que disputar en su carrera como futbolista.

“Cuando uno se pone a reflexionar sobre este encuentro años más tarde, creo que finalmente puede entender por qué fue tan duro para nosotros. Ellos tenían muy buenos jugadores, y Steve Coppell era un gran entrenador en aquel momento”, comentó.

“Para mí, el replay fue probablemente el partido más físico y brutal que jugué en Wembley. Recuerdo haberle dicho a Incey [Paul Ince] y al resto de los muchachos que debíamos ponernos las pilas y devolver el golpe si verdaderamente queríamos ganar. Para ser honesto, los chicos dieron un paso al frente y enfrentaron la situación con mucho orgullo, pero fue una final muy física”, agregó.

Robson continúo recordando este inolvidable triunfo: “Incey era un jugador muy fuerte y agresivo. Por ende, sabía que contaba con la persona indicada en el mediocampo”.

“No obstante, ellos intentaron todo. Hubo muchos choques, y no solo cuando la pelota se encontraba en juego. Este tipo de cosas no deberían ocurrir en finales de copa”, añadió.

Por su parte, Gary Pallister ofreció una versión similar de los hechos.

“Creo que Palace se concentró tanto en desestabilizar a nuestro arquero, que por momentos se olvidó que estaba jugando contra el resto del equipo de Manchester United. Ese día, Les demostró qué clase de competidor era. Tuvo un gran partido”, confesó.

547
Tras una dura batalla en la capital, Bryan Robson levantó la copa con mucho orgullo.

Coppell, que todavía es muy querido por los hinchas del club, no dudó en dar su veredicto: “Nos acusaron de ser un equipo sucio, pero la cantidad de infracciones que se cometieron en ese replay no superaron la media en absoluto. Además, todos sabían que jugadores como Mark Hughes, Gary Pallister y Steve Bruce no eran nenes de pecho”.

“Creo que fuimos erróneamente etiquetados por todos. Sin embargo, Manchester United tuvo más la posesión y jugó mejor que nosotros a nivel individual. Pero, a nivel colectivo, le dimos un buen susto”, agregó.

5477
¿La pelota? ¡Siempre a las manos de Les Sealey!

Por supuesto, Lee Martin terminó convirtiéndose en el héroe de la jornada al meter su segundo gol con la camiseta de los Red Devils, pero Neil Webb también se robó los aplausos del público al conectar la habilitación que desencadenó el 1-0 definitivo.

“En ese instante, pensé que Snoz no se recuperaría de esa corrida, porque se había quedado prácticamente sin aire. Además, la ansiedad del momento no lo ayudó en absoluto”, explicó Robbo.

“Creo que, en general, merecimos ganar ese partido, pero fue sumamente brutal”, añadió.

5477
Gary Pallister y Steve Bruce, una dupla inquebrantable.

Pallister, que cubría la línea de fondo junto al autor del gol, tampoco dudó en resaltar su extraordinaria contribución: “Nadie esperaba que el 1-0 llegara por ese lado, pero el pase de Webby fue genial”.

“Nos costó calmar a Martin, porque se emocionó mucho después de ese momento. Estaba tan exaltado, que hasta perdió los estribos por unos minutos. No obstante, fue algo totalmente fantástico para él, ya que le dio una victoria clave al equipo”, concluyó.

Tal y como marca la historia, la obtención de este título le dio inicio a una era de gloria para el Manchester United de Ferguson.

Descarga la App Oficial de Manchester United y descubre contenido exclusivo.

Recomendado: