Ole Gunnar Solskjaer celebra

Con el corazón en la mano

¿Quién hubiera imaginado que, tras perder 2 a 0 en la ida, el resultado final terminaría favoreciendo a los dirigidos por Solskjaer? Muchos, aunque sea difícil de creer.

Los hinchas reales, aquellos que conocen al pie de la letra la historia del club, aquellos que vivieron (o en algún momento percibieron) lo que es estar en las malas, como en la era post Busby, por ejemplo, fueron los primeros en jugársela por el equipo. Unos armaron sus valijas en tiempo récord para acompañar a los suyos en cuerpo presente; otros, lejos de poder hacerlo, plasmaron su fe en divertidas apuestas, que luego rendirían sus frutos. Pero todos creyeron que la hazaña sería posible.

¿A qué se debe esta esperanza ciega que sobrepasa toda realidad? En parte, se atribuye al presente que está viviendo Manchester United. Desde la llegada de Solskjaer, las tribunas volvieron a alojar sonrisas, los jugadores no tardaron en responder como un conjunto y los resultados reconfortantes aparecieron casi por arte de magia. Esto, sumado al histórico hábito de dar vuelta resultados, fueron el motor de una creencia que se olvidó del campeón del mundo Mbappé y se centró en que la pelota cruzara la línea de gol a tiempo, sea como sea.

Jugadores celebran la victoria

De todas formas, se puede decir que, al menos en esta ocasión, hasta los más conservadores se dejaron llevar por el impulso de la tan ansiada remontada, sobre todo después del primer gol de Lukaku.

El coraje de los “Ole babes” se interpuso por encima de todo pronóstico y convirtió en realidad un sueño pocas veces visto. Jugadores como Dalot, de tan solo 19 años, McTominay y Rashford, no hicieron más que salir a la cancha con el corazón en la mano, olvidándose de las supuestas estrellas que tendrían enfrente, para seguir con vida en una Champions League sin candidatos firmes y lista para recibir más sorpresas.

Gracias a Ole, a su cuerpo técnico, a sus jugadores y a los hinchas, hoy se puede decir que la casa está en orden.

Las opiniones expresadas en este artículo son del autor y no reflejan necesariamente las posiciones oficiales del Manchester United Football Club.

Recomendado:

Palabras clave relacionadas