54678

Duro golpe en Old Trafford

Manchester United cayó 3-1 ante Manchester City en el partido de ida por las semifinales de la Carabao Cup.

Tras el empate del pasado sábado ante Wolverhampton Wanderers por FA Cup, los dirigidos por Ole Gunnar Solskjaer contaban con tan solo tres días para prepararse para el derby de la ciudad con varios jugadores lesionados y el peso de un fixture apretadísimo sobre los hombros.

De todas formas, los chicos sabían que tenían que salir a la cancha y tratar de hacer lo posible para sacar un buen resultado de cara a la vuelta en el Etihad. Desafortunadamente, la balanza se inclinó a favor de Manchester City, que desplegó todo su fútbol y se hizo grande en el Teatro de los Sueños.

5676989
Fred tuvo un partido difícil en la mitad de la cancha.

En el primer tiempo, los Red Devils salieron a atacar al rival con Daniel James y Marcus Rashford como protagonistas. Sin embargo, el empuje de los locales se apagó demasiado pronto debido al golazo de Bernardo Silva, que cayó cuando solo habían transcurrido 15 minutos del inicio.

Este duro golpe dificultó aún más la tarea de Manchester United, un equipo agotado y carente de fortaleza, que dejó en exposición todas sus debilidades ante un Manchester City sumamente superior.

A la media hora, el portugués volvió a aparecer con una habilitación excepcional a Riyad Mahrez, que metió el 2-0 al superar a De Gea en el mano a mano. Poco que hacer para la defensa, que pese a los esfuerzos, no pudo detener el avance de los de Pep Guardiola.

Como si fuera poco, los visitantes estiraron la ventaja antes del entretiempo para empezar a bajar el telón con el reloj a su favor.

Por su parte, Victor Lindelöf y Phil Jones no tuvieron una de sus noches más brillantes, ya que pocas veces lograron controlar a los siempre movedizos Kevin De Bruyne y Raheem Sterling. Indudablemente, el renovado planteo de Guardiola rindió sus frutos y aplastó el proyecto de los de Solskjaer. Noche negra en Old Trafford.

645677
Victor Lindelöf y un duelo aéreo muy complicado.

El arribo del complemento le dio un poco de aire a Manchester United, sobre todo tras el ingreso de Nemanja Matić. El serbio terminó el partido con más intercepciones que cualquier otro jugador y le cambió la cara a un grupo que parecía abatido por la inevitable goleada.

Ante esta recuperación parcial, los de celeste se vieron obligados a cerrar la persiana para asegurar un resultado más que contundente de cara a la vuelta en el Etihad.

Sin embargo, la valentía de los chicos los llevó a encontrarse con el descuento a falta de 20 minutos para cierre, donde Mason Greenwood le puso una muy linda pelota a Rashford para que el delantero defina con la calidad de siempre. Punto positivo, pese a desenlace final.

56678678
Tras el descuento, Marcus Rashford fue a buscar la pelota para reanudar el juego lo antes posible.

No caben dudas de que este derby dejó en exposición los problemas defensivos de un equipo que, sin Harry Maguire en el once, no tiene demasiadas chances de hacerle frente a un conjunto como el de Guardiola, que te marea con la posesión y te liquida en el momento perfecto.

Por ende, Ole tiene que seguir trabajando en los entrenamientos para darle continuidad a un proyecto que no puede decaer por una mala racha. En diciembre, sus dirigidos tuvieron un mes para aplaudir, con Rashford y Anthony Martial como estandartes. Esto no fue casualidad, ya que demostraron estar a la altura de las circunstancias sumando algunas victorias importantes, como las obtenidas ante Tottenham y Manchester City.

En momentos como estos, el apoyo tiene que ser más fuerte que las críticas desmedidas y carentes de análisis, porque los muchachos necesitan del aliento de su gente para hacerse de confianza, reponerse de la derrota de esta noche y encarar lo que queda de enero con la frente en alto. Por ellos mismos y por el bien del club.

Las opiniones expresadas en este artículo son de la autora y no necesariamente reflejan el punto de vista de Manchester United.

Recomendado:

Palabras clave relacionadas