5677

Con el último aliento

En un nuevo aniversario del triunfo en el Camp Nou, nada mejor que recordarlo con palabras desde el corazón.

Para muchos, como yo, la temporada del triplete puede resultar un poco lejana por una cuestión puramente generacional. Al haber nacido a mediados de los 90, se me hace imposible recordarla en tiempo presente, ya que ni siquiera debo haberla visto en vivo.

En mi país, el fútbol inglés no era muy popular y creo que tampoco se transmitía por televisión. Por ende, estoy segura de que no la viví.

Por fortuna, la tecnología me regaló la posibilidad de disfrutarla en mi adolescencia, donde aprendí a valorar los esfuerzos de un equipo que, con el paso del tiempo, se consolidó como uno de los mejores de la historia de este deporte.

Paul Scholes, David Beckham, Gary Neville. Todos estaban cuando recibí mi primera consola de videojuegos. Por lo tanto, siempre fueron héroes para mí, aunque sea en la “pantalla chica”. Pero, como dije antes, recién comencé a apreciarlos años más tarde.

¿Mi favorito? El autor del 2-1 ante Bayern Munich en Barcelona, el mismo que desató la locura cuando solo restaban segundos para el final: Ole Gunnar Solskjaer.

La inocencia de mi infancia me llevó a recordarlo como “el delantero del apellido difícil”. De todas formas, sus conquistas con Manchester United le ganaron a todas mis malas pronunciaciones y lo pusieron en un pedestal.

Cada vez que ponía un pie en el verde césped dejaba todo por la camiseta, la transpiraba a más no poder y rompía con todo tipo de prejuicios solo para darle la victoria al equipo. Lo hacía como jugador y ahora lo hace como entrenador, vistiendo un saco negro, pero siempre manteniendo ese espíritu que lo transformó en uno de los más queridos de los últimos años.

En el Camp Nou, no solo ganó un córner decisivo, sino que metió el pie en el momento indicado para hacerse un hueco en la historia grande del club. Muchos dirán que fue suerte, pero el noruego siempre entraba a la cancha con una premisa muy certera: “Tú estás fresco, ellos están cansados”. Y así fue como lo hizo. Con mucha confianza y determinación.

Gol del día: Solskjaer ante Bayern MunichVídeo

Pese a tener un favorito, cada uno de los miembros de aquel famoso plantel cumplió su rol en este hermoso relato. Desde Peter Schmeichel hasta Dwight Yorke. Todos tuvieron un papel clave a la hora de escribir los párrafos del triplete.

Por eso, en un nuevo aniversario de la agónica victoria ante Bayern Munich, lo justo sería elogiar a todo Manchester United. Jugadores, entrenador, cuerpo técnico, Sir Bobby Charlton, que vivió la final desde la tribuna tras haber levantado la copa en 1968 y Sir Matt Busby, que comandó a los primeros campeones y acompañó a los segundos en alma y espíritu a 90 años de su nacimiento.

547
En 1968, Sir Matt Busby le dio al club su primera Copa de Europa.

El 26 de mayo de 1999, los Red Devils finalmente alcanzaron la tierra prometida, sembrando sonrisas a lo largo y a lo ancho del mundo. Mi versión de cuatro años nunca se percató de lo ocurrido, pero la actual siempre hará alusión a este suceso como uno de los más maravillosos del fútbol internacional.

Las opiniones expresadas en este artículo son de la autora y no necesariamente reflejan el punto de vista de Manchester United.

Recomendado:

Palabras clave relacionadas