3466778

Un año de Solskjaer

Un día como hoy pero de 2018, Ole Gunnar Solskjaer asumía como DT interino de Manchester United.

Hace exactamente doce meses atrás, el noruego, famoso por haber formado parte importante del equipo que ganó el Treble en 1999, regresaba al club para convertirse en entrenador momentáneo tras la salida de José Mourinho.
346367
Ole Gunnar Solskjaer durante los festejos en el Etihad Stadium.

Su primer partido, que tuvo lugar apenas tres días después de su asunción, le devolvió la alegría a muchos hinchas, no solo por su vuelta sino por el resultado que trajo consigo, un 5-1 ante Cardiff City en Gales que rompió con una racha de más de un mes sin triunfos en condición de visitante.

Esta goleada solo fue el inicio de una serie de ocho victorias consecutivas y once encuentros como invicto que se extendió hasta los primeros días de febrero del corriente año. Sin dudas, una especie de resurrección que sacó lo mejor de un grupo de futbolistas que parecía desgastado y un poco abrumado por las críticas del momento.

Tras vencer a Tottenham y Arsenal dentro de este interesante período de ascenso, Ole tuvo que hacerle frente a su primer compromiso por Champions League, donde debía recibir a Paris Saint-Germain en Old Trafford. La derrota por 2-0, que terminó con lo que se daba, puso a Manchester United con un pie y medio afuera del torneo. Sin embargo, el espíritu del club se apoderó tanto de los jugadores como del cuerpo técnico y ayudó a revertir la historia de forma excepcional. El triunfo por 3-1 en Francia le dio la clasificación al equipo y selló una de las noches más recordadas de Solskjaer como DT.

El buen momento de los Red Devils llevó al noruego a convertirse en entrenador permanente del club a fines de marzo, por lo que gran parte de los fanáticos se mostró sumamente conforme con la decisión, ya que todo parecía indicar que Ole era el hombre indicado para el trabajo.

4367375
Así reaccionó Old Trafford tras la confirmación del club.

Sin embargo, los malos resultados comenzaron a aparecer y muchos de estos seguidores empezaron a dar vuelta sus opiniones a semanas del anuncio oficial.

La eliminación por Champions League en manos de Barcelona, la caída ante Wolverhampton Wanderers por FA Cup y la derrota en el derby de la ciudad opacaron los esfuerzos del entrenador en sus primeros meses al mando y dejaron un sabor amargo sobre el cierre de la campaña 2018/19.

De todas formas, el arribo de la temporada actual trajo consigo todo tipo de renovaciones. Solskjaer se hizo cargo de iniciar una verdadera transformación incorporando a tres futbolistas que más tarde se convertirían prácticamente en titulares indiscutidos: Daniel James (Swansea), Aaron Wan-Bissaka (Crystal Palace) y Harry Maguire (Leicester). Asimismo, no dudó en promover a juveniles de gran talento como Mason Greenwood y Brandon Williams, dos pequeños ingleses que no tuvieron demasiados problemas a la hora de abrirse paso en el plantel mayor. Indudablemente, una serie de medidas que encajó con los valores de la institución.

4574575
Ole Gunnar Solskjaer junto a Harry Maguire, su más reciente incorporación.

Pese a las buenas intenciones de Ole, los resultados no lo favorecieron en absoluto y muchos hinchas del triunfo comenzaron a pedir su cabeza sin tener en cuenta el proyecto que se estaba tratando de llevar a cabo.

Con tan solo cuatro victorias conseguidas entre agosto y mediados de octubre, la lluvia de críticas no tardó en resurgir. Sin embargo, el arduo trabajo de Manchester United empezó a rendir frutos tras el break internacional anterior al clásico ante Liverpool, donde el equipo se repuso empatando ante el líder y cosechando tres triunfos consecutivos por todas las competiciones.

Una nueva derrota ante Bournemouth en condición de visitante volvió a llamar la atención del DT. Pero, afortunadamente, la vuelta de Anthony Martial, el buen momento de los juveniles y el despertar de Marcus Rashford lo llevaron a acumular varios triunfos más, que lo afianzaron de cara a fin de año.

Entre esta buena racha se encuentran el 2-1 ante Tottenham por Premier League, el 2-1 ante Manchester City en el derby de la ciudad, el 4-0 ante AZ Alkmaar que le dio la clasificación como cabeza de grupo a los dieciseisavos de final de la Europa League y el reciente 3-0 que lo puso en semifinales de la Carabao Cup.

Sin dudas, un año con muchos altibajos pero un claro objetivo a lograr: formar un plantel digno de Manchester United, que entienda los valores y la tradición del club en vistas a un futuro brillante, tal y como Sir Matt Busby y Sir Alex Ferguson lo hicieron en sus respectivas décadas al mando.

Ole comparte las ideologías de estos dos grandes de la institución y lo viene demostrando prácticamente desde que marcó su regreso, un día como hoy hace doce meses atrás. Por lo tanto, siempre será el hombre indicado para el trabajo.

Las opiniones expresadas en este artículo son de la autora y no necesariamente reflejan el punto de vista de Manchester United.

Recomendado:

Palabras clave relacionadas