567788

Flojo arranque en la capital

Manchester United perdió 2-0 ante Arsenal en el primer partido del año y abrió varios interrogantes de cara a lo que se viene.

Los dirigidos por Ole Gunnar Solskjaer, que habían cerrado el 2019 con dos victorias consecutivas por Premier League, tenían la ilusión de sumar su tercera al hilo para ubicarse a dos puntos de los puestos de Champions League, una meta que rara vez había estado tan cerca, sobre todo tras los resultados que se produjeron durante esta jornada.

A pesar del entusiasmo que esta situación había generado en la previa, los Red Devils sufrieron los efectos del desgaste y no lograron doblegar al renovado Arsenal de Mikel Arteta. Sin dudas, una noche muy decepcionante para los chicos, que nuevamente tendrán que hacerle frente a las críticas de siempre.

566778
Anthony Martial tuvo una noche difícil en el Emirates.

En el primer tiempo, Manchester United salió a la cancha con una actitud bastante ofensiva que se pudo notar a simple vista, especialmente por el ritmo y las conexiones que se habían producido entre los delanteros. Sin embargo, los locales aprovecharon la primera aproximación que tuvieron y la cambiaron por gol en cuestión de minutos. El flojo retroceso de la defensa le jugó una mala pasada al arquero, que nada pudo hacer ante el remate de Nicolas Pépé.

La llegada del 1-0 cambió el partido por completo. Arsenal se agrandó y salió a buscar el segundo, pero pese a no encontrarlo tan rápido como esperaba, no tardó en tomar el control del encuentro. Su empuje constante desorientó a los visitantes, que se vieron tomados por sorpresa en un ambiente hostil, donde nunca lograron desenvolverse como deseaban.

La derrota parcial desacomodó a Manchester United, un equipo que pasó de la tranquilidad a la desesperación en tiempo récord.

Los de arriba no se generaron espacios prácticamente en ningún momento, Fred y Nemanja Matić rara vez se sintieron cómodos para asistir a sus compañeros y los defensores volvieron a tener errores puntuales, por lo que la situación solo generó frustración sobre los chicos de Solskjaer, que se encontraron con un panorama inesperado en Londres.

Como si fuera poco, Sokratis Papastathopoulos puso el 2-0 antes del entretiempo y complicó aún más a los de Old Trafford, que iban a tener que encarar el complemento con una soltura notable para dar vuelta este resultado tan adverso.

4546776
Ole Gunnar Solskjaer aplaudió a los hinchas que viajaron a alentar al equipo en Año Nuevo.

En el segundo tiempo, los Red Devils hicieron lo posible para aprovechar el repliegue de Arsenal, pero ni siquiera los ingresos de Andreas Pereira y Mason Greenwood lograron revertir lo acontecido en el Emirates, donde los interrogantes de siempre comenzaron a resurgir en un momento clave de la actual temporada.

Manchester United no solo desaprovechó una oportunidad ideal para acortar la brecha con respecto a los de arriba, sino que volvió a abrirle la puerta a las críticas de siempre debido a su flojo arranque en la capital. Sin embargo, esta derrota no tiene que derribar el espíritu del equipo, sobre todo con los partidos que se vienen por FA Cup y Carabao Cup, donde deberá hacerle frente a Wolverhampton Wanderers y Manchester City con una diferencia de tres días entre cada duelo.

Por lo tanto, se espera que estas pocas horas sirvan como recuperación y empuje de cara a este fin de semana. Los jugadores tendrán que mantener la cabeza en alto para aprender del mal resultado ante Arsenal y darle continuidad al proyecto en el que tanto estuvieron trabajando desde que inició la campaña allá por agosto de 2019.

Las opiniones expresadas en este artículo son de la autora y no necesariamente reflejan el punto de vista de Manchester United.

Recomendado:

Palabras clave relacionadas