46788

Dos partidos, una semana

Tras la goleada por 6-0 ante Tranmere Rovers, Manchester United deberá hacerle frente a un nuevo período cargado de acción antes del próximo break de invierno.

Los dirigidos por Ole Gunnar Solskjaer tuvieron un arranque de año complicado, donde perdieron cuatro de los últimos ocho partidos que disputaron por todas las competiciones debido a las consecuencias de un agotamiento lógico y a las bajas de peso que fueron sufriendo con el transcurso de los días.

A pesar de esto, el equipo dejó todo en cada encuentro y, gracias al excelente desempeño del pasado domingo, se hizo con el empuje justo para afrontar a esta última tanda de rivales con la energía suficiente de cara al descanso de febrero.

En primer lugar, los Red Devils realizarán los trabajos habituales para reponerse del desgaste producido por el triunfo de ayer. Luego, el cuerpo técnico comenzará a prepararse para el clásico de este miércoles, donde buscará revertir lo ocurrido hace tres semanas en Old Trafford.

En el partido de ida, Manchester City desplegó su mejor fútbol en lo que fue un primer tiempo para el olvido, ya que David De Gea tuvo que ir a buscar la pelota al fondo de la red en tres oportunidades diferentes. De todas formas, Marcus Rashford, que lamentablemente se perderá la vuelta por lesión, se las ingenió para convertir el descuento y darle algo de vida al equipo con el afán de hacer lo “imposible” en el Etihad.

Indudablemente, un cruce importantísimo que no solo definirá un ganador, sino que pondrá a uno en la final de la Carabao Cup en Wembley.

Más adelante, Manchester United recibirá nuevamente a Wolverhampton Wanderers en el Teatro de los Sueños, esta vez por Premier League.

Cabe recordar que los muchachos enfrentaron al conjunto de Nuno Espírito Santo por lo menos tres veces desde que empezó la temporada, con dos encuentros en condición de visitante y uno de local. Sin embargo, la última vez que se vieron las caras en Old Trafford, Juan Mata puso el único gol de la noche y le dio la victoria a su equipo bajo el marco de la FA Cup.

Este sábado, los de Solskjaer harán lo posible para volver a sumar de a tres por el campeonato doméstico y no perder su lugar en la lucha por meterse entre los primeros cuatro de cara al cierre de la actual campaña.

Tomando la goleada del domingo ante Tranmere, los chicos tienen un muy buen resultado para encarar este dúo de partidos con la motivación justa. Porque pese al desgaste que vienen acumulando desde noviembre, siempre queda un poquito de energía extra para completar un período como este.

Las opiniones expresadas en este artículo son de la autora y no necesariamente reflejan el punto de vista de Manchester United.

Recomendado:

Palabras clave relacionadas