Sir Alex Ferguson y Wayne Rooney.

El gran arrepentimiento de Rooney

miércoles 25 noviembre 2020 16:20

Wayne Rooney ha recordado la polémica situación que vivió en Manchester United en 2010 que casi terminó con su salida del club.

Durante su reciente participación en el UTD Podcast, el legendario ex capitán inglés reconoció que se equivocó al pensar en dejar el club bajo esas circunstancias, aunque aseguró que fue el resultado por su frustración por las ventas de compañeros como Cristiano Ronaldo y Carlos Tévez.

Y si bien terminó firmando un nuevo contrato, tras llegar a un acuerdo con el director David Gill, Rooney también confesó que el culebrón afectó su relación con Sir Alex Ferguson y los hinchas del equipo.

Vídeo
Wayne Rooney recordó su debut con el club en el UTD Podcast.

"Mi relación con Sir Alex sufrió un poco porque yo estaba pensando en toda la organización", reconoció Rooney. "Obviamente, como él me dijo, no era asunto mío.

"Creo que es buena [su relación con los hinchas]. También sufrió un poco en 2010 cuando traté de dejar el club, lo que entiendo. Entiendo la frustración de los hinchas. Pero, repito, creo que estaban pasando otras cosas y yo también estaba frustrado con la dirección que estaba tomando el club.

"Vendimos a Tévez y Ronaldo, y cuando el United me ofreció un contrato de cinco años, iba a ser mi último contrato en realidad en términos de un gran contrato donde estaba en la cima de mi carrera.

"Yo realmente quería garantías, ya que estaban vendiendo a estos jugadores. ¿A quiénes íbamos a fichar? Si vamos a construir pensando en los próximos tres años, entonces básicamente había que fichar a jugadores consagrados. 

"Ese era mi pensamiento pero creo que, con razón, el entrenador me dijo que no era asunto mío", recordó Rooney. "Yo dije que estaba bien, que respetaba su decisión. Él era el entrenador, pero si no me podía dar esas garantías, era mejor que yo dejara el club.

"Pasó tan rápido y ahora me arrepiento de eso. Obviamente, fui a hablar con David Gill después y obviamente todo fue más calmado con él comparado con Sir Alex. Creo que firmé el contrato dos o tres días después, todo pasó muy rápido.

"Cuando hubo protestas fuera de mi casa, ya había acordado firmar un nuevo contrato". 

Cómodo triunfo en Old Trafford article

Los chicos de Ole se ubicaron a un paso de la clasificación tras desplegar toda su jerarquía ante Estambul Başakşehir.

Eso sí, según Rooney, su relación con Sir Alex nunca volvió a ser lo mismo. "Siempre tuve una gran relación con el entrenador pero creo que, después de eso, hubo momentos en la mayoría de los partidos, durante los entretiempos, en que me ponía discutir con el entrenador", confesó.

"Creo que eso le encantaba al entrenador. Él sabía que al hacerme eso, estaba mandando un mensaje a los demás jugadores. También lo hacía con Giggsy [Ryan Giggs]. Así que Giggsy, yo y el entrenador siempre discutíamos... después del partido, el entrenador a veces se me acercaba en el bus y me daba una palmada en la cabeza. Era su forma de decirme que se acabó la pelea.

"Hasta el día de hoy le tengo un gran respeto al entrenador. Sólo faltaron esos momentos pequeños en el vestuario... Es lo que es. Creo que lo más importante es que dimos vuelta a la página y volvimos a ganar la liga al año siguiente".

Novedades sobre Lindelöf y Wan-Bissaka article

Ole Gunnar Solskjaer habló sobre el estado físico de ambos defensores de cara al partido de este fin de semana.

Aunque Rooney marcó el sensacional golazo de chilena ante Manchester City esa misma temporada - discutiblemente el mejor gol de la historia del club en la Premier League - el jugador aseguró que tuvo que volver a ganarse el cariño del público de Old Trafford.

"No creo que lo olvidaron inmediatamente", dijo. "Sentí tensión durante los primeros partidos y algunos hinchas, hasta el día de hoy, probablemente no lo han superado. Lo entiendo. Como hincha, es tu club y puedo entender la situación.

"Desde mi punto de vista, yo tenía la cabeza agachada y estaba trabajando duro, tratando de rendir y marcar goles. Sé que en ese momento yo sabía lo que quería, pero no era aceptable que un jugador joven entrara a la oficina de Sir Alex y dijera esas cosa. Lo entiendo".

Recomendado: