6567578

Póker de goles en Old Trafford

Los dirigidos por Ole Gunnar Solskjaer vapulearon 4-1 a Newcastle United con dos goles de Anthony Martial, uno de Mason Greenwood y uno de Marcus Rashford.

En este Boxing Day, Manchester United, que venía de perder ante Watford en condición de visitante, tenía la obligación de reencontrarse con el triunfo para no quedar relegado en la tabla de posiciones del campeonato local. Sin embargo, sabía que vencer a Newcastle no sería nada fácil, ya que le había ganado por la mínima a principios de octubre en St James’s Park e iba a tratar de repetir esta hazaña para mantener su racha actual.
564767
Así salían los jugadores a la cancha. Sin dudas, un momento único.

En el primer tiempo, los de Steve Bruce salieron a la cancha con una actitud bastante ofensiva para tratar de aprovechar al máximo el desconcierto inicial del rival, que parecía incómodo y algo molesto a la hora de marcar. Su breve insistencia fue recompensada a los 15 minutos, cuando Matthew Longstaff puso el 1-0, tal y como lo había hecho hace unos meses atrás. Indudablemente, un gol que llegó como producto del mal retroceso de la defensa, que no pudo reorganizarse rápidamente y terminó convirtiéndose en la víctima perfecta de los contraataques de Miguel Almirón y compañía.

Sin embargo, esta situación no desesperó a los locales. El apoyo de su gente y la habilidad de sus delanteros los condujeron a avivar todo su potencial, dejando en claro que son sumamente capaces de hacerle frente a la adversidad, pese a las críticas que sufrieron tras haber perdido su primer partido del mes en Vicarage Road.

Por lo tanto, el empate no tardó en caer. Andreas Pereira, que recibió la pelota en el sector izquierdo del área grande, se la cedió a Martial con un toque sutil para que el francés liquide al arquero y ponga el 1-1 antes de la primera media hora de juego. Como consecuencia, Old Trafford revivió tras un arranque dudoso y comenzó a alentar a los chicos más que nunca.

El arribo de la igualdad no solo desmoronó a Newcastle, sino que terminó de sacarle la vergüenza a Manchester United, un equipo que solía tener inconvenientes a la hora de doblegar a conjuntos de la talla de los de Bruce debido a su falta de creatividad en ataque.
5647677
Tras el 1-1, Martial no dudó en saltearse el festejo para reanudar el partido lo antes posible.

Diez minutos más tarde, Greenwood aprovechó un regalo de la defensa para romperle el arco a Martin Dúbravka y marcar el 2-1. La alegría de haberle dado la victoria parcial al club que lo vio nacer como futbolista lo llevó a festejar debidamente junto a sus compañeros, algo que eligió no hacer en otras oportunidades, sobre todo por Premier League, donde los resultados lo obligaron a tomar una actitud más calma y sigilosa.

Y, como si fuera poco, el goleador del grupo no dudó en hacer su aparición antes del entretiempo para estirar aún más la ventaja de cara al desenlace del encuentro. Tras un gran centro de Aaron Wan-Bissaka, cuestionado por muchos debido a su falta de colaboración por la banda derecha, Rashford conectó un cabezazo perfecto para poner el 3-1 y comenzar a liquidar la historia en este Boxing Day.

En el complemento, los Red Devils se hicieron con el dominio total de la pelota. El ingreso de Paul Pogba le otorgó algo de vida extra al mediocampo que, pese al cómodo triunfo, continuó asediando al rival de turno para tratar de alcanzar el póker de goles.

Sus esfuerzos por lograrlo les trajeron una recompensa prácticamente instantánea, por lo que Martial celebró el 4-1 tras completar una linda jugada individual que obligó a sus compañeros a bajar el telón antes de tiempo.

564667
Un abrazo fraternal para celebrar un triunfo clave.

Sin dudas, una muy buena presentación de los de Solskjaer, que no solo demostraron ser capaces de revertir un 1-0 en contra, sino que se sacaron la mufa de la irregularidad para empezar a construir una nueva racha de cara al inicio del año que viene, donde deberán hacerle frente a todo tipo de desafíos, entre los que se encuentran las semifinales ante Manchester City por la Carabao Cup.

En tiempos de fiestas, no es fácil jugar cada dos días, pero Manchester United sabe que es su obligación hacerlo, siempre dando lo mejor de sí para continuar escalando puestos en la tabla de posiciones del torneo local y reducir la brecha con respecto a los de arriba.

Se vienen semanas difíciles, pero con un poco de aliento, confianza y buena suerte, no hay nada que no se pueda lograr.

Las opiniones expresadas en este artículo son de la autora y no necesariamente reflejan el punto de vista de Manchester United.

Recomendado:

Palabras clave relacionadas